martes, 15 de diciembre de 2015

TORREÓN DEL MONJE, (Mar del Plata).

TORREÓN DEL MONJE.
Hacia comienzos del siglo XX, el pueblo de Mar del Plata estaba definido como el destino favorito de la clase alta de Buenos Aires, que comenzaba a construir allí sus chalets de lujo en donde pasaban las extensas vacaciones de verano, que duraban cuatro meses. Uno de los veraneantes miembros de la burguesía era Ernesto Tornquist, empresario y estanciero, que se dedicó a realizar numerosas obras públicas en Mar del Plata, embelleciendo la ciudad que había elegido para establecer su casa de veraneo.
Así, y quizás buscando dotar al lugar de un edificio que transmitiera encanto e intriga a los visitantes, decidió financiar la construcción de un mirador. Para darle al edificio mayor misterio, encargó al arquitecto Carlos Nordmann que fuera de estilo medieval, recordando a las antiguas fortalezas o castillos europeos. Empleó para ello a la firma constructora del italiano José Fontana.

Pero Tornquist no se contentó con donar el mirador, sino que además quiso dotarlo de una historia que le sumara misticismo a Mar del Plata, pueblo que había sido fundado recién en 1874, por Patricio Peralta Ramos. Así hizo difundir un texto, atribuido al cronista Padre Antonio Santillán y supuestamente escrito en 1695, aunque en realidad estaba inspirado en una obra del chileno Alberto del Solar. Se dijo que había sido hallado en un cofre dentro de una recámara en la piedra, por uno de los obreros que picaban la roca para crear la base lisa donde se construiría el torreón.
Según el relato, en el mismo lugar del futuro mirador había existido una fortaleza construída por el Padre Ernesto Tornero (cuyo nombre se asemejaba al de Tornquist), perteneciente a la Orden de los Calvos, asentada por esos tiempos en la actual Laguna de los Padres, con el objetivo de defender a la reducción de indios que dirigía. La historia era el romance entre el soldado Alvar Rodríguez, que custodiaba desde la fortaleza costera, y la india Mariña, que vivía en la reducción de los padres. El cacique Rucamará constantemente intentaba vencer la fortaleza y tomar el control del asentamiento, hasta que finalmente lo logró y expulsó a los españoles, asentándose durante años y quedándose con Mariña, quien se transformó en su mujer favorita, aunque ella seguía enamorada de Alvar.
Finalmente, otra de las mujeres de la tribu, celosa de la preferencia de Rucamará, adormeció al cacique y a su favorita y pactó con los españoles para que atacasen a la fortaleza. Alvar Rodríguez se enfrentó a caballo con Rucamará, quien tomó a Mariña sobre su corcel y emprendió la huida. Al quedar sin escapatoria, saltó a caballo desde las rocas hacia el mar, llevándose consigo a la muchacha que amaba al soldado.


El 28 de febrero de 1904, se inauguraba el entonces llamado Belvedere a secas. Desde sus comienzos, funcionó allí una confitería, y poseía una pequeña vivienda para sus cuidadores, que años más tarde, debería ser demolida. En esos tiempos, quedaba en uno de los extremos de la pequeña ciudad, llegando por camino de tierra, y no existía el Paseo Jesús de Galíndez, que actualmente recorre la costa bajo la barranca rocosa.
En 1927, comenzó la ampliación del Belvedere, diseñada por los arquitectos Eduardo Lanús y Federico Woodgate, inaugurada en 1929 ya con el nombre de Torre Pueyrredón. Se le agregó un anexo con techos de teja rojiza, que fue ocupado por el Pigeon Club, en donde se practicaba el tiro a la paloma. El emprendimiento duró años, pero las quejas por la aparición constante de las aves muertas en la playa vecina motivó numerosas quejas, y debieron ser reemplazadas con discos voladores. Finalmente, el Pigeon Club cerró cuando un golpe militar rescindió la concesión e instaló en el torreón el Círculo de Oficiales de la Marina marplatense.
Pero años más tarde, volvió a funcionar como confitería.
En 1993, la Municipalidad de General Pueyrredón declaró al Torreón del Monje Bien de Interés Patrimonial, determinando su conservación y protección especial.
En enero de 2003, la concesionaria Torremont S.A. encargó al arquitecto Máximo Boneti la reconstrucción del puente peatonal que cruzaba sobre el Paseo Jesús de Galíndez y que había sido demolido años atrás. La nueva pasarela intenta respetar el estilo de la original, está revestida en piedra y posee una heráldica.
Actualmente,en el Torreón del Monje sus numerosos visitantes pueden disponer de su confitería con vista al mar y con su espacio al aire libre con una hermosa vista panorámica de la ciudad, con el mar bañando sus playas, disfrutando de las ofertas en cafetería , salón de té con exquisitas tortas artesanales y masas finas que son las delicias del lugar; brindando además servicio en el ambientado restaurant para almuerzos y cenas.
Los fines de semana el restaurant ofrece cenas shows con importantes artistas, todo al ritmo de la música, canciones ybaile que hacen vivir momentos agradables a los presentes.
Sugerimos que no se pierdan visitar el subsuelo del Torreón del Monje donde se puede disfrutar de la galería de arte que funciona los fines de semana.

Apostillas del Licenciado JLI.
Fuente: Nota de Jorge Luis Icardi en sus paseos y diversiones por Mar del Plata
15 de diciembre de 2015.

lunes, 14 de diciembre de 2015

PETRICOR.


PETRICOR.


Petricor es el nombre que recibe el olor que produce la lluvia al caer sobre suelos secos. El nombre se deriva de la unión de dos palabras griegas: petros, que significa piedra, e ikhôr, palabra con la que se denominaba al líquido que fluía por las venas de los dioses en la mitología griega.

Se define como "el distintivo aroma que acompaña a la primera lluvia tras un largo período de sequía".

Este término fue creado originalmente en 1964 en inglés por dos geólogos australianos: Isabel Joy Bear y R. G. Thomas.
Apareció por primera vez en la revista Nature (993/2).
En su artículo, los autores lo describieron cómo "el olor que deriva de un aceite exudado por ciertas plantas durante periodos de sequía".
Este aceite queda adsorbido a la superficie de las rocas, principalmente las sedimentarias como las arcillosas, y que al entrar en contacto con la lluvia son liberados en el aire junto con otro compuesto: la geosmina. La geosmina es un producto metabólico de ciertas actinobacterias. La emisión de estos compuestos es lo que produce el distintivo aroma, al que se puede sumar el del ozono si adicionalmente hay actividad eléctrica.

En un trabajo posterior, Bear y Thomas (1965) demostraron que estos aceites aromáticos retardan la germinación de las semillas y el crecimiento de las plantas.
Esto podría indicar que las plantas exudan estos aceites con la finalidad de proteger a las semillas, evitando que germinen en épocas de sequía. Después de periodos de sequía en zonas desérticas, el petricor es mucho más perceptible y penetrante cuando llega el periodo de lluvias. Por su compleja composición (más de 50 sustancias), el petricor no ha podido ser sintetizado.

En 2015, científicos del MIT utilizaron cámaras de alta velocidad para mostrar cómo este olor se introduce en el aire.
Para esto filmaron gotas de lluvia cayendo en 16 superficies diferentes, variando intensidad y altura de la caída. Descubrieron que al golpear una superficie porosa, se crean pequeñas burbujas dentro de la gota. Éstas aumentan de tamaño y flotan hacia arriba. Al alcanzar la superficie, se rompen y liberan una "efervescencia de aerosoles" en el aire, los cuales transportan el aroma.

A fecha de diciembre de 2015, este término no está reconocido por la RAE en su diccionario usual.


Apostillas del Licenciado JLI.
Fuente: wikipedia.es
14 de diciembre de 2015.

LA PATERNAL.

La Paternal
La Paternal
En el pasado pertenecía a zona de chacras y quintas, formó parte de la Chacarita de los Colegiales. En 1904 modificó su nombre por el de Paternal.

Límites:
Avenida Chorroarín, Avenida San Martín, Arregui, Gavilán, Álvarez Jonte, Avenida San Martín, Paysandú, Avenida Warnes, Avenida Garmendia, Avenida Del Campo.

Superficie: 2,2 kilómetros cuadrados.
Densidad: 8663 habitantes por kilómetro cuadrado.
Población Total: 19.058 habitantes.
Mujeres: 10.123.
Varones: 8.935.

Fuente:Datos censales estimados en CABA año 2001..

Aniversario: 12 de julio.

La Historia:

Este barrio se encuentra atravesado por el que en el pasado siglo fuera el "camino a Moreno", hoy avenida Warnes. Zona de chacras y quintas, formó parte de la ya referida Chacarita de los Colegiales. En 1887 el Ferrocarril Buenos Aires al Pacífico (hoy General San Martín) inauguró allí su estación Chacarita, la que en 1904 modificó su nombre por el de Paternal. El cambio de denominación se debió a las gestiones realizadas por la Sociedad de Seguros "La Paternal", que era propietaria de terrenos en las inmediaciones y en los cuales estaba edificando numerosas casas para obreros, proviniendo precisamente de ello el nombre que aún ostenta el barrio.



LEONHARD EULER.


Leonhard Euler.

popularizó el uso de la letra; e; para representar la constante; además fue el descubridor de numerosas propiedades referentes a ella.Las primeras referencias a la constante fueron publicadas en 1618 en la tabla en un apéndice de un trabajo sobre logaritmos de John Napier. No obstante, esta tabla no contenía el valor de la constante, sino que era simplemente una lista de logaritmos naturales calculados a partir de ésta. Se cree que la tabla fue escrita por William Oughtred.

El "descubrimiento" de la constante está acreditado a Jacob Bernoulli, quien estudió un problema particular del llamado interés compuesto. Si se invierte una Unidad Monetaria (que abreviaremos en lo sucesivo como UM) con un interés del 100% anual y se pagan los intereses una vez al año, se obtendrán 2 UM. Si se pagan los intereses 2 veces al año, dividiendo el interés entre 2, la cantidad obtenida es 1 UM multiplicado por 1,5 dos veces, es decir 1 UM × 1,502 = 2,25 UM. Si dividimos el año en 4 períodos (trimestres), al igual que la tasa de interés, se obtienen 1 UM × 1,254 = 2,4414... En caso de pagos mensuales el monto asciende a 1 UM × (1 + 1/12)12 = 2,61303... UM. Por tanto, cada vez que se aumenta la cantidad de períodos de pago en un factor de n (que tiende a crecer sin límite) y se reduce la tasa de interés en el período, en un factor de 1/n, el total de unidades monetarias obtenidas está expresado por la siguiente ecuación:


Bernoulli comprobó que esta expresión se aproxima al valor de 2,7182818... UM. De aquí proviene la definición que se da en finanzas de la letra; e; que expresa que este número es el límite de una inversión de 1 UM con una tasa de interés al 100% anual compuesto en forma continua. En forma más general, una inversión que se inicia con un capital C y una tasa de interés anual R, proporcionará CeR UM con interés compuesto.

El primer uso conocido de la constante, representado por la letra; b; fue en una carta de Gottfried Leibniz a Christiaan Huygens en 1690 .
Leonhard Euler comenzó a utilizar la letra; e; para identificar la constante en 1727, y el primer uso de la letra; e; en una publicación fue en Mechanica, de Euler, publicado en 1736. Mientras que en los años subsiguientes algunos investigadores usaron la letra; c; la letra; e; fue la más común, y finalmente se convirtió en la terminología usual.


Apostillas del Licenciado JLI.
Fuente: wikipedia.es
14 de diciembre de 2015.