lunes, 26 de marzo de 2012

El ARTE NO VISUAL de Viviana Fernández Pringles

Me contacté con la Artista Plástica Viviana Fernández Pringles a través de la Web, interesado en sus aportes en un Grupo de Facebook llamado “Logremos la ley nacional de perros guía en Argentina”, norma que nos incumbe (o debería hacerlo) a todos.
Gentil y desinteresadamente me facilitó un Audio libro que ya se encuentra integrando la lista de obras que estamos almacenando para lanzar en unos meses, el Espacio de lectura en línea del Taller de informática de la Escuela 34 San Martín.
Cuando llegué a su Página personal en Blogger, descubrí a una persona con una altísima sensibilidad, comprometida con la inclusión, no de la boca para afuera, sino con hechos ciertos y palmarios.
Aquí se las presento.

Arturo

Nota de Viviana Fernández Pringles:

Mi estimado Arturo: tal como lo has pedido voy a contarte como empezó toda esta historia.
Por un lado, quiero que saludes a tus alumnos y a la Comunidad Educativa donde trabajas de parte mía y les trasmitas que con mucha humildad voy aprendiendo esto de conocer un poquito su mundo, y que en cada obra que presento, busco, investigo y escucho, para acercar estos dos mundos que son la luz y la oscuridad.

Bueno, ¿cómo empezó esto? Empezó cuando yo era muy pequeña, mi abuela se quedó ciega, tenía 4 o 5 años cuando a ella le pasó... Me daba miedo esto, me daba miedo mirarla, sin embargo cuando ella me hablaba yo podía conectarme sin inconvenientes.
El miedo se instaló en mi familia, ya que todos temían quedarse ciegos, y de hecho a dos tíos más les pasó.
Mi tía Chela a quien realmente agradezco tantas cosas recibidas, como sus inolvidables cuentos orales, que me abrían la imaginación.
Mi tío Carlos con quien no nos llevábamos tantos años; éramos entonces como hermanos y a quien también la vida le puso este obstáculo.
Mientras tanto, seguía creciendo e indudablemente se iba instalando en mí la necesidad de expresión. Primero con mucho miedo, ya que como tú sabes, dedicarse al arte, en nuestra sociedad no está muy bien visto... (somos bohemios, locos, drogadictos, etc.) entonces de alguna manera también sentía un poco esto de ser EXCLUIDA DE LA SOCIEDAD... sin embargo mi SER pudo más y me dediqué a estudiar primero; me recibí de Profesora en Bellas Artes, cosa que no ejercí formalmente (estuve en un colegio por muy poquito tiempo) me gustaba más dar clases en mi taller y realmente ser artista.
Pasaron los años, y en un momento muy difícil de mi vida, pues la expresión salió pero no desde la plástica, sino desde las letras, y desde luego no estoy preparada para esto, pero una vocecita interior me dijo: “QUE IMPORTA, ESCRIBÍ LO MISMO, YA QUE LO QUE IMPORTA ES QUE PUEDAS HACERLO”...
Y allá fui... y me largué a escribir mi primer libro: "LA LUZ Y LA OSCURIDAD", este libro que por supuesto no tiene nada de literario, sino más de un querer dejar salir algo... me abrió la primera puerta...
El proceso para que pasara esto de la palabra escrita a la plástica fue de 5 años. Tenía mi idea en la cabeza pero no la podía llevar a la plástica, hasta que un gran día, esta vocecita interna me dijo: “TAPATE LOS OJOS y recorré tu casa con los ojos tapados”...... y allí comenzó esta aventura.. por que después de esta experiencia, quise salir a la calle para saber que sentía, y que me pasaba en este estado, y así lo hice, y me empecé a dar cuenta que cuando uno está sin la vista, suceden otras cosas. Se percibe al mundo desde una sensación diferente y ahí, también me di cuenta que quería unir esto, que quería incluir, que quería hacer una muestra para todos, para los que podíamos ver y no nos dábamos cuenta que sucedía con nuestro tacto, nuestro olfato y la escucha, y también una muestra para ciegos, disfrutando todos de un mismo objeto...
Ahí estaba el desafío. ¿Cómo hacer para que esto fuera interesante para estos dos mundos y que fuera también un puente para encontrarnos?
Comencé una investigación sobre el tacto; me di cuenta que el tacto nos unía a todos... el tacto es universal... ciegos, sordos o con cualquier discapacidad, tacto tenemos todos, entonces dije: BUENO VIVIANA HAY QUE HACER UNA MUESTRA QUE SEA TÁCTIL... también que tenga sonido y que luego se aplique el olfato.
Recién en mi segunda muestra me animé a que hubiera cosas con olfato.
También me planteé: Bueno, el desafío es hacer objetos ABSTRACTOS, para que no traten de descubrir que es... sino que estos objetos los hagan sentir cosas, y que cada uno los interprete como quiera... los haga acordar de algo, los haga volver a otras situaciones, o simplemente les deje la pregunta.
La primera muestra se llamó: " MAS ALLÁ DE LA VISTA, EXISTE UN MUNDO". Esta muestra estaba dedicada a los cambios, es decir esencialmente a la adolescencia, donde hay muchos cambios, claro que estoy hablando de una temática, pero la realidad es que cuando llegás a la muestra te encontrás que todo esto está representado en forma abstracta.
La segunda muestra se llamó: "LA AVENTURA DE CRECER: DE LA RAZÓN AL CORAZÓN" y aquí hice un giro, de la adolescencia me volví a la niñez, por que me di cuenta con la muestra anterior, que a todos nos gusta jugar para descubrir cosas, y que jugando aprendemos mas, nos despojamos de la seriedad, y nos olvidamos de que TENEMOS QUE DAR RESPUESTAS...
A todo esto, la primera muestra cambió dos veces de música, la primera música me la hizo una cantante de Córdoba que se llama JENNY NAGER, y por supuesto las dos estábamos investigando algo totalmente nuevo, entonces lo único que nos quedaba era probar, experimentar, y no con nosotras, sino con la gente... y la música era maravillosa, pero la gente hizo que forjara un giro, y tuve que cambiar la música.
La segunda música la concibió un compositor también cordobés, Juan Zur, y a él se le ocurrió que solo tendría que haber voces humanas... y así lo hizo. Este músico trabaja la música intuitiva, y también hubo que rectificar... por que los niños, cuando escuchaban un poco se asustaban.
LA AVENTURA DE CRECER comenzó ya con un caminito andado, entonces dije: necesito un músico que pueda interpretar esto de jugar, de crecer jugando, y ohhh!! sorpresa! la vida me pone alguien muy muy especial en mi camino, que hasta ese momento no lo había visto como co-equiper....
MARCOS PORRAS es un compositor y bajista mendocino, y también es clown... y él me dijo: YO LO HAGO MAMÁ!
Ja! es mi hijo! y no habíamos trabajado nunca juntos. Primero le conté lo que había hecho y luego se puso a trabajar... cuando yo terminé la muestra le dije: PONETE LAS ANTEOJERAS Y TOCALA... cuando terminó de tocarla me dijo:
MAMÁ, TENGO QUE EMPEZAR DE NUEVO LA MÚSICA, YA LA TENÍA TERMINADA PERO LAMENTABLEMENTE HAY QUE EMPEZAR DE NUEVO... y así fue. La aventura de crecer tiene música que se inspira en la niñez, en lo circense... y todos los que pasaron por la muestra, me dijeron: GENIAL COMO ACOMPAÑA LA MÚSICA!
Bien... encontré cerquita a mi co-equiper, y realmente fue un impacto muy grande, porque no lo elegí por ser mi hijo, sino por que él quiso hacerlo y pudo acercarse a la niñez...
Hoy estoy por presentar mi tercera muestra: "LA OTRA REALIDAD" y también trabajo con Marcos, y la otra realidad, es mostrar como el arte se mueve entre distintas disciplinas, es decir lo plástico con lo musical y también como con un solo recurso, podemos tener infinitas posibilidades.
Toda la muestra está basada en un solo elemento que es un tubo, que se va transformando y se convierte en distintos elementos musicales.
La música va a invitar a los participantes a que se animen con esto a hacer su propia música con cada elemento. Entonces imaginen.... cada grupo que entre va a crear una música diferente!!! y la muestra se convierte en absolutamente participativa y dinámica. Ya no es mía, sino que es DE TODOS!
Espero realmente poder compartir esto en vuestra institución, poder llevarles la muestra. Estoy capacitándome en este momento para saber como hacer, quiero poder vivir de esto y para esto.
Aspiro a estar en muchas instituciones y poder compartir mi trabajo, pero también sé que para hacerlo, se necesitan recursos.
No pienso bajar los brazos, solo estoy poniendo en palabras lo que sucede, y como creo que si tenemos un deseo grande en algún momento la magia se produce... pues, me despido con un HASTA PRONTO! y espero tener noticias de ustedes.
Mi e-mail es: vifep@hotmail.com
Me encanta recibir opiniones y sugerencias y también hacer amigos nuevos.

VIVIANA FERNANDEZ PRINGLES

http://vivianafernandez.blogspot.com.ar/

¿Qué es el Arte no visual?

Video 1°: Arte no visual
Es una experiencia diseñada para escuelas, en donde los alumnos pueden vivenciar a través de su tacto, una muestra de arte.
http://www.youtube.com/watch?v=QFdWT7WDsb0&feature=player_embedded

Video 2°:
En este video podemos encontrar la posibilidad de "ver" un poco más que es esto del ARTE NO VISUAL...
El 21 de abril de 2010 se realizó la experiencia en el Museo Caraffa de la ciudad de Córdoba - Argentina.
La muestra ya ha sido expuesta en otras entidades y sigue su itinerario, visitando colegios e instituciones, ya que la misma es una muestra itinerante y está especialmente preparada para colegios.
http://www.youtube.com/watch?v=WL0joAKiZ40&feature=player_embedded

Los archivos sonoros San Martín

Acto de fin de curso - 13 de diciembre de 2011

Las Docentes Gabriela Huaró; Rosa "Toti" Acosta y Alicia Bernaín interpretan (en Portugués) el tema "Noble y vagabundo".
Están acompañadas por el Prof. Pedro González en guitarra y el celebérrimo Christian Corvalán en teclados...
http://dl.dropbox.com/u/64108830/08%20Noble%20y%20vagabundo.mp3

jueves, 22 de marzo de 2012

DÍA MUNDIAL DEL AGUA...

Proteger el recurso del agua -lanacion.com-

Jueves 22 de marzo de 2012 | Publicado en edición impresa

Proteger el recurso del agua.
Ante la celebración de un nuevo Día Mundial del Agua se imponen esfuerzos para
evitar su derroche y contaminación...

Hoy se celebra el Día Mundial del Agua, instituido por la
Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).
Aunque resulte difícil admitirlo, el agua dulce en el mundo es escasa: más de
1000 millones de personas carecen de abastecimiento básico de agua y 1,5
millones de niños mueren cada año a causa de enfermedades causadas por aguas no
potables y contaminadas.
Por esa razón el agua y la seguridad alimentaria será un tema clave este año.
Las múltiples relaciones entre el agua y la producción de alimentos y la forma
para nutrir a las poblaciones en crecimiento dentro de los límites de nuestros
recursos hídricos serán abordadas durante la Conferencia de la ONU sobre
Desarrollo Sostenible (Río+20), que se celebrará en junio en Río de Janeiro, A
esa reunión ya han confirmado su asistencia más de 110 jefes de Estado y de
gobierno.
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, advierte que en las décadas por
venir el crecimiento de la población mundial demandará un incremento de la
producción de alimentos, lo que requiere "un uso sostenible de nuestro recurso
más agotable: el agua". Al mismo tiempo, afirma que "la agricultura es el mayor
consumidor de ese recurso, por lo cual es necesario utilizarlo con sabiduría o
fracasaremos en la lucha por acabar con el hambre y abriremos las puertas a
otros males, como la sequía, la hambruna y la inestabilidad política".
Hoy el planeta cuenta con 7000 millones de personas que alimentar, y se prevé
que habrá otros 2000 millones para 2050. Para tener una mayor perspectiva es
conveniente saber que las estadísticas nos indican que todas las personas beben
de 2 a 4 litros de agua diariamente; sin embargo, la mayor parte del agua que
consumimos está incorporada en los alimentos que ingerimos: por ejemplo,
producir un kilo de carne de cerdo insume casi 6000 litros de agua y un kilo de
trigo, unos 1500 litros. Es sabido que del volumen total del agua mundial, que
recubre el 71 por ciento de la superficie terrestre, sólo el 3% es dulce y
apenas la mitad es potable. Para las Naciones Unidas, la demanda en 2025 estará
un 56% por encima del suministro, enfrentando al 80% de la población mundial con
la escasez de un elemento vital.
Se trata de un escenario donde resulta estratégico analizar la utilización del
agua en los siglos venideros y la disponibilidad de las reservas naturales.
Cada día, en el mundo, 2 millones de toneladas de aguas residuales y otros
desperdicios son vertidos sin control ni tratamiento alguno. Menos del 10% del
volumen total recibe algún tratamiento de depuración, con el consiguiente
perjuicio para nuestro castigado ambiente.
En nuestro país, apenas el 45% de los habitantes de la cuenca del
Riachuelo-Matanza, en la provincia de Buenos Aires, posee cloacas. Y sólo el 65%
tiene agua potable. Alrededor de 3000 empresas vuelcan diariamente sus residuos
tóxicos, sólidos o líquidos, lo que provoca una contaminación con efectos
perjudiciales e irreversibles a largo plazo.
Como se trata de un recurso no renovable, urge que extrememos los esfuerzos para
educar e implementar planes y políticas de reutilización a fin de evitar el
derroche desaprensivo y la nefasta contaminación. Varios países han puesto en
marcha sistemas de regeneración y reutilización planificada del agua buscando
reducir el desperdicio, reutilizándola en sanitarios, limpieza de calles,
industria, piscicultura y riego. Lograr que podamos beber la misma agua varias
veces ha sido el objetivo de ingenieros y expertos que ya cuentan con tecnología
para convertir las aguas residuales en aptas para el consumo humano, tal como se
hace en Singapur.
La Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay compartimos el sistema acuífero
Guaraní, uno de los reservorios de agua subterránea más grandes del mundo, por
lo que, entre otras consideraciones geopolíticas, urge también que se asegure su
uso de manera sustentable y no contaminante.
En el universo cotidiano, los habitantes de este rincón del planeta, a través de
las organizaciones de la sociedad civil, el Estado y el sector privado, debemos
comprometer ingentes esfuerzos en el cambio de las conductas propias de derroche
que muchos tenemos tan arraigadas y seguir apostando a la educación de niños y
jóvenes, futuros herederos de la grave degradación de las fuentes de suministro
por la creciente presión demográfica y por los efectos del cambio climático.
Generar conciencia sobre el aprovechamiento racional de los recursos hídricos y
promover su protección y conservación con leyes firmes es un imperativo cuando
lo que está en juego es este irreemplazable patrimonio de todos.


Copyright 2012 SA LA NACION | Todos los derechos reservados. Miembro de GDA. Grupo de Diarios AméricaRadio

lunes, 19 de marzo de 2012

ESTUDIAN UNA POSIBLE CAUSA DEL AUTISMO...

Página/12 :: futuro
Sábado, 17 de marzo de 2012

ESTUDIAN UNA POSIBLE CAUSA DEL AUTISMO
Ensimismados
Por Susana Gallardo

El autismo, un trastorno que afecta a cuatro de cada 10 mil niños, según la OMS,
no tiene aún una causa certera. Tradicionalmente se pensó que era una enfermedad
estrictamente psicológica y se creyó, incluso, que su origen residía en la falta
de afecto de los padres. Sin embargo, hoy se tiende a considerar que hay una
causa biológica que podría deberse a una alteración en el desarrollo del
cerebro, debido a razones genéticas o ambientales.
¿Cómo confirmar esa hipótesis? “En principio, los comportamientos
característicos del autismo pueden estudiarse en modelos animales”, sostiene la
doctora Amaicha Depino, investigadora del IFIByNE, instituto de la UBA y el
Conicet, que funciona en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales. Depino,
junto con el doctor Fernando Pitossi y la licenciada Luciana Lucchina, acaban de
publicar un trabajo en Brain, Behaviour and Immunity, donde muestran la relación
entre comportamientos y alteraciones en el cerebro.

ENCERRADOS EN SI MISMOS
El autismo fue descripto en 1943 por un psiquiatra del Hospital Johns Hopkins de
Baltimore, Estados Unidos: Leo Kanner, nacido en Austria. El término que eligió
para designar a la enfermedad había sido empleado por el psiquiatra suizo Eugen
Bleuler para describir una característica de la esquizofrenia: el
ensimismamiento y la dificultad para relacionarse. Tal vez por esa razón el
autismo, durante mucho tiempo, estuvo asociado con las psicosis.
La médica psiquiatra Silvia Panighini, jefa del servicio de Neuropsiquiatría
Infantil del Instituto Fleni, explica que hasta la década de 1950 se atribuía el
autismo a una causa psicológica. “Pero pronto se vio que otras enfermedades no
vinculadas con el autismo, y que tenían causas biológicas demostradas, se
presentaban de la misma manera.”
Y prosigue: “El DSM, manual de enfermedades mentales, antes la llamaba psicosis
infantil. Y eso se presta a confusión, porque la psicosis tiene una evolución
diferente. El autismo se trata y tiende a mejorar siempre, a diferencia de la
esquizofrenia, que tiene un curso más variable y complejo”.
Cuando los padres consultaban al médico, siempre se encontraba alguna
coincidencia con un hecho sucedido en la familia que, se suponía, había
desencadenado el problema. “Pero, en realidad, las investigaciones indican que
tiene que haber una causa biológica, aunque hay muchos especialistas que no
piensan así”, señala Panighini.
Las dificultades para encontrar una causa certera de este trastorno dieron lugar
a algunas hipótesis descabelladas. Una de ellas vinculó la enfermedad con la
vacuna triple, también conocida como MMR, que protege del sarampión, las paperas
y la rubéola. Todo comenzó con el artículo que en 1998 publicó en The Lancet el
gastroenterólogo británico Andrew Wakefield. En aquel entonces, muchos medios se
hicieron eco de esos resultados que, según se comprobó luego, eran falsos. Lo
cierto es que, en Gran Bretaña, muchos padres se asustaron y dejaron de vacunar
a sus hijos, con desastrosas consecuencias, pues aumentaron los casos de
sarampión. En 2007, las autoridades sanitarias del Reino Unido iniciaron un
proceso de investigación sobre las posibles malas prácticas en las que habría
incurrido Wakefield. Finalmente, en enero de 2010, se confirmó que todo había
sido un gran fraude.
La alocada propuesta de Wakefield prendió en muchos padres debido, posiblemente,
a la desolación ante esta enfermedad. Por otra parte, la hipótesis de una causa
psíquica, que atribuía el trastorno al desapego y falta de afecto de los padres,
los había llenado de culpa.
Hoy en día, los especialistas se inclinan por asignar al autismo un origen
biológico en función de sus síntomas de inicio, su curso, y por la relación con
otras enfermedades como la epilepsia. Se cree que se trata de una conjunción de
causas genéticas y ambientales. De todos modos, la compleja interacción entre el
ambiente y la biología sigue siendo un enigma. “Cuando hablamos del ambiente, lo
decimos en sentido amplio, incluyendo la crianza, pero también las condiciones
del embarazo y el parto, así como las infecciones y los componentes tóxicos del
ambiente”, dice Panighini.

TEMPLE GRANDIN
La intensidad de los síntomas del autismo es muy variable, desde la ausencia
total de lenguaje y cierto grado de retraso mental hasta personas que pueden a
ir a la universidad e incluso convertirse en brillantes científicos.
Un caso paradigmático de alguien que padece esta enfermedad y logró graduarse y
convertirse en profesora universitaria es el de la estadounidense Temple
Grandin, nacida en 1947 en Boston, Massachusetts. Estudió etología y
neuropsicología, se doctoró en Ciencia Animal en la Universidad de Illinois, y
hoy es profesora de comportamiento animal en la Universidad de Colorado. Es
reconocida por ser una gran defensora del bienestar de los animales, en
particular de aquellos que son explotados por la industria ganadera.
En una conferencia TED, ofrecida en 2010, Grandin explica cómo su condición de
autista la ayudó a comprender la mente animal. Allí afirma que su mente no
piensa con palabras sino con imágenes. Y defiende la idea de que el mundo
necesita personas con diferentes patrones de pensamiento.
Actualmente, los síntomas del autismo se diagnostican como trastornos
generalizados del desarrollo (TGD), entre los que se encuentran la enfermedad de
Rett, la de Asperger y el trastorno desintegrativo de la infancia. El síndrome
de Asperger tiene rasgos parecidos al autismo, pero los niños afectados tienen
lenguaje. Esta enfermedad fue retratada en la novela El curioso incidente del
perro a medianoche, del escritor británico Mark Haddon. La historia está narrada
en primera persona por un chico de 15 años que sufre esa enfermedad: es muy
bueno en matemática, tiene memoria fotográfica y es extremadamente observador,
pero tiene dificultades para entender el comportamiento humano, y las
expresiones de alegría o tristeza en los rostros de los demás. Al respecto,
investigaciones realizadas mediante resonancia magnética funcional, replicadas
por distintos investigadores en varias oportunidades, han mostrado en las
personas afectadas por Asperger una menor activación del área del cerebro
asociada con la habilidad de percibir y diferenciar distintas expresiones
faciales.
En cuanto al autismo, hay tres síntomas principales: deficiencias en el
comportamiento social, así como en el lenguaje y la comunicación, y la tendencia
a los comportamientos repetitivos, como dar vueltas o palmotear (estereotipias).

EXPERIMENTOS CON RATONES
Teniendo en cuenta esos síntomas, la bióloga Amaicha Depino consideró que los
ratones podrían ser un buen modelo para poner a prueba la hipótesis de que la
inflamación en el cerebro podía estar vinculada con las dificultades en la
comunicación propias del autismo. Precisamente, los ratones son animales
sociales, buscan contacto con los otros y tienen algún tipo de comunicación, por
lo que cualquier deficiencia puede ser indicadora de un problema. Además buscan
todo el tiempo novedad, y es raro que repitan conductas.
“En 2005, un trabajo que estudiaba, post-mortem, cerebros de pacientes con
autismo, mostraba que había inflamación en el cerebro”, comenta Depino, y
agrega: “El problema de ese tipo de trabajos es que no se sabe si lo que uno
observa es causa o consecuencia de la enfermedad, y cuánto tiene que ver con
ella”.
La inflamación es una respuesta del sistema inmune ante agentes externos como
virus, bacterias y hongos, entre otros. El hecho es que “hay evidencias de que
aumenta la incidencia de autismo en ciertas épocas del año y, sobre todo, cuando
ha habido una epidemia de gripe”, según comenta Depino.
Fue así como Depino se propuso averiguar si la inflamación del cerebro podría
relacionarse con algunos de los síntomas del autismo. Uno de los aspectos que
quiso investigar fue el rol que cumplían ciertas citoquinas, proteínas
producidas por las células del sistema inmune, que cumplen un rol central en la
comunicación intercelular y la regulación de la respuesta inmune. Así buscó
conocer el efecto de una citoquina antiinflamatoria.
Cuando hay un evento inflamatorio, se generan muchas citoquinas, tanto
proinflamatorias como antiinflamatorias. Por ello, los investigadores
consideraron que la inyección de una citoquina antiinflamatoria podría tener
algún efecto en el cerebro.
“Inyectamos la citoquina TGF-b1 en el hipocampo de ratones adultos, y luego
evaluamos los comportamientos sociales, así como las conductas repetitivas”,
relata. El resultado no fue el esperado: los animales eran más sociables y
tenían menos comportamientos repetitivos.
En un segundo experimento emplearon ratones más jóvenes, y confirmaron que la
presencia de una citoquina antiinflamatoria podía afectar el comportamiento de
los animales. Así observaron que los ratones repetían en exceso ciertas
conductas, como el acicalamiento.
En estos experimentos se trabajó con ratones ya nacidos. Pero, ¿qué sucede en la
etapa de gestación? En otra línea de trabajo, se analizó el efecto del ácido
valproico, un medicamento para tratar la epilepsia y el síndrome bipolar.
“Se había visto que los hijos de mujeres que tomaban ácido valproico durante el
embarazo tenían alta incidencia de autismo, y por ello se dejó de recomendar en
embarazadas -comenta Depino-. Por nuestra parte, quisimos ver si el ácido
valproico se relacionaba con alguna alteración de inflamación en el cerebro.”
En tal sentido, Luciana Lucchina observó que los ratones tratados con ácido
valproico, además de mostrar signos de inflamación en el cerebro, respondieron
en forma exacerbada a cualquier estímulo inflamatorio.
El ácido valproico parecería cumplir el rol de hacer que los ratones sean más
susceptibles a la inflamación y, por ende, a mostrar los síntomas del autismo.
La idea es ahora combinar el ácido valproico con algún agente inflamatorio
durante el embarazo, y ver qué consecuencias tiene en las crías.
“Ahora sabemos que los ratones tratados con ácido valproico son más susceptibles
a la inflamación, y si lo son en el período crítico de desarrollo del cerebro,
tenemos que ver si una inflamación en ese período podría hacer que el desarrollo
del cerebro se altere, y se exacerben los síntomas del autismo”, dice Depino.
“La idea es contrastar con lo que sucede en un ratón que sufrió una infección
prenatal, pero no había recibido ácido valproico. No debería tener los mismos
síntomas.”
En niños con el “síndrome de X frágil”, una enfermedad genética con alto índice
de autismo y que también se relaciona con la inflamación del cerebro, se han
aplicado tratamientos antiinflamatorios. En autismo, hasta ahora se hicieron
algunos ensayos, pero con pocos pacientes que ya manifestaban el autismo, por lo
cual no son relevantes.

* Miembro del Centro de Divulgación Científica, Facultad de Ciencias Exactas y
Naturales, UBA.


© 2000-2012 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

CUANDO HABÍA MONOS EN LA PATAGONIA...

Página/12 :: futuro

Sábado, 17 de marzo de 2012

PALEONTOLOGIA: DIENTES PRIMATES DE 20 MILLONES DE AñOS
Cuando había monos en la Patagonia
Por Martin Cagliani

Hoy en día, la Patagonia es una región de estepa, árida. El gran culpable es ese
inmenso bloque montañoso al que llamamos los Andes, que funciona como una
barrera para la humedad proveniente del Océano Pacífico. Las lluvias caen en las
laderas de la cordillera, formando valles repletos de bosques tupidos. Pero no
siempre fue así, ya que los Andes son una cadena montañosa joven, hablando en
términos geológicos. Su aspecto actual comenzó a formarse hace apenas unos 20
millones de años.
Si pudiésemos viajar en el tiempo hasta esa misma época para recorrer lo que hoy
es la región neuquina entre Plaza Huincul y Zapala, no veríamos la aridez plana
cortada por los pozos petroleros, sino valles excavados por ríos que
desembocaban en pequeños lagos. Era una zona boscosa rica en especies vegetales
y animales, entre las que se podían ver puercoespines, marsupiales y primates.

ANDES CORTAMAMBO
Justamente gracias a que la Cordillera de los Andes estaba en plena formación,
había mucha actividad volcánica, con lluvias frecuentes de ceniza. Algo que
visto desde la actualidad resulta de suma importancia para los paleontólogos, ya
que las cenizas facilitan el proceso de fosilización de plantas y animales al
sepultarlos más rápido, evitando su descomposición total. Así es que entre 2003
y 2008, Alejandro Kramarz, Marcelo Tejedor y otros colegas pudieron descubrir
infinidad de dientes, y fragmentos de mandíbulas de diversas especies, entre las
cuales se destacan unos pequeños dientes que correspondían a unos de los
primates más antiguos de América del Sur.
Kramarz y Tejedor, del Museo de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia y del
Centro Nacional Patagónico, respectivamente, publicaron un artículo, junto con
otros colegas, con las conclusiones del estudio de los dientes fósiles en el
Journal of Human Evolution. Lo más interesante es que los dientes vienen a
llenar un vacío de fósiles de esa época, a la vez que se convierten en los
fósiles de primates más antiguos de la Patagonia.
En tiempos de estos primates, también vivían en la zona pequeños marsupiales,
diversos roedores como los armadillos, y gran cantidad de especies de ungulados,
como el inmenso toxodonte, que podía tener casi tres metros de largo, o los
gigantescos astrapoterios, que tenían el tamaño de un rinoceronte actual. Todos
estos animales, junto con los primates patagónicos, se extinguieron hace unos 14
millones de años por los cambios climáticos que acarreó el ascenso de los Andes,
la segunda cordillera más alta del mundo.
Lo que descubrieron los científicos argentinos son dos dientes aislados que
pertenecerían a primates del grupo de los platirrinos. Si bien nosotros también
pertenecemos al orden de los primates, así como los chimpancés y los gorilas,
formamos parte de un grupo diferente, el de los catarrinos, que son los simios
africanos y asiáticos. Sin embargo, en América, los primates siguieron un camino
evolutivo diferente que terminó en los platirrinos actuales, que se caracterizan
por tener rostros chatos y colas largas que usan para colgarse de las ramas. Hoy
en día viven en las zonas tropicales, densas en vegetación, como la Amazonia y
América Central.

DIENTES RELATORES
¿Cómo puede un paleontólogo reconocer en dos dientes a un ancestro de estos
monitos como el tití? Alejandro Kramarz nos responde que “en general las muelas
de los primates son dientes cuadrangulares con varios conos o cúspides anchas y
bajas, algunas unidas por delicadas crestas de esmalte. Si bien son fácilmente
diferenciables de los dientes de la mayoría de los restantes mamíferos, en
ciertos casos son difíciles de diferenciar de los dientes de algunos marsupiales
fósiles”.
Si bien en las excavaciones, allí mismo en el campo, se puede identificar a qué
género o grupo puede pertenecer un fósil, por más pequeño que sea, es en el
laboratorio donde el trabajo se certifica. Hace falta la comparación bajo el
microscopio con otros fósiles y algunos huesos o dientes actuales. Los dientes,
por ser una de las partes del cuerpo de los mamíferos que más fácil pueden
fosilizarse, son los que más aparecen en las excavaciones. Pero lo interesante
es que resultan sumamente informativos, ya que no sólo permiten identificar
especies, sino también conocer sus hábitos alimentarios, dónde nacieron y dónde
murieron, si sufrieron enfermedades, qué edad tenían al morir y gran cantidad de
detalles más.
Según nos cuenta Kramarz, todavía no han logrado identificar a qué especie
pertenecen esos dos dientes, ni tampoco si es una desconocida hasta la fecha,
pero son muy parecidos a los de “otros primates fósiles ya conocidos para rocas
algo más modernas en Santa Cruz, como el Homunculus. Sin embargo, los restos que
recuperamos hasta ahora son demasiado fragmentarios y no permiten una
identificación taxonómica precisa”.
En lo que hoy es Argentina, vivieron muchas especies de primates platirrinos.
Hasta la fecha se han identificado doce especies fósiles, todas de la Patagonia.
Vivían en un clima parecido al que actualmente prefieren los tití o el mono
araña, pero con la continua elevación de los Andes la región sufrió un proceso
de desertificación que terminó por extinguir a casi toda la fauna que pululaba
por los extensos bosques y selvas patagónicas hace unos 14 millones de años.

mcagliani@gmail.com


© 2000-2012 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

domingo, 11 de marzo de 2012

¿Quién fue realmente el inventor del teléfono?

Página/12 :: futuro

Sábado, 10 de marzo de 2012

INVENTOS, PATENTES Y CONFUSIONES HISTORICAS
“El Padrino”, Antonio Meucci y el teléfono
En El Padrino III, Joey Saza le entrega a Michael Corleone una condecoración de
parte de la fundación Antonio Meucci. Cuando Michael pregunta quién era ese
Meucci, Saza le explica que era un ítalo-americano, “inventor del teléfono un
año antes que Graham Bell”.
Por Claudio H. Sánchez

La historia que conduce a este Antonio Meucci comienza con el telégrafo, el
primer aparato que permitió enviar mensajes a grandes distancias en forma casi
instantánea. Aunque en su momento representó un avance notable en materia de
comunicaciones, pronto surgió su principal limitación: sólo permitía transmitir
un mensaje por vez. Para transmitir un segundo mensaje había que esperar a que
se terminara el primero o tender una segunda línea.
El gran desafío de la década de 1860 fue desarrollar algún sistema que
permitiera enviar dos o más mensajes al mismo tiempo, por el mismo cable. Muchos
inventores se dedicaron a estudiar el problema y a tratar de resolverlo. Entre
ellos, Alexander Graham Bell, Thomas Edison y Elisha Gray.
Como Edison, Elisha Gray era un inventor profesional con unas cuantas patentes
en materia de telegrafía. En 1874 descubrió por azar la posibilidad de
transmitir señales simultáneas por el mismo cable, cada una vibrando en distinta
frecuencia. Con esto se podía transmitir un mensaje en cada frecuencia si Gray
hubiera encontrado una forma de separar las señales en la estación receptora,
cosa que no hizo. En cambio, la técnica podía servir para transmitir música y
sonidos en general, ya que para eso no era necesario separar las señales: todas
sonarían simultáneamente en el receptor, cada una con su correspondiente
frecuencia, reproduciendo el sonido original.
Gray se puso a trabajar en esta línea y pronto perfeccionó un aparato para
transmitir la voz. Recorrió varias ciudades haciendo demostraciones de su
teléfono ante expertos en telegrafía. Los resultados fueron dispares. Un
ejecutivo de la Western Union opinó que la transmisión de la voz sería el futuro
de las comunicaciones. En cambio, un diario relacionado con la industria
telegráfica lo consideró una mera curiosidad sin futuro.
Decepcionado por los pronósticos en contra, Gray volvió a trabajar sobre la
forma de transmitir varias señales telegráficas por la misma línea y no se
molestó en patentar su sistema de transmisión de voz hasta febrero de 1876.
Demasiado tarde: el mismo día, pocas horas antes, Alexander Graham Bell había
solicitado una patente similar. Tal vez por aquello de la zorra y las uvas
verdes, Gray siguió sin darle importancia al teléfono, mientras Bell se
convertía en un hombre rico.
El tercero en discordia
Desde 1876, y durante ciento veinticinco años, la tradición consagró a Alexander
Graham Bell como inventor del teléfono, olvidando a Elisha Gray. Sin embargo,
esta historia tiene un tercer protagonista: el Antonio Meucci mencionado en El
Padrino.
Meucci había nacido en Florencia el 13 de abril de 1808. En Italia hizo cursos
de ingeniería y de diseño hasta establecerse como diseñador y técnico teatral.
Mientras trabajaba en el Teatro della Pergola, en Florencia, construyó un
teléfono acústico que consistía, simplemente, en un tubo para conducir el sonido
entre el escenario y la sala de control del teatro. Es el mismo aparato que
vemos en las películas de barcos cuando se comunica el puente de mando con la
sala de máquinas.
En octubre de 1835 debió emigrar a Cuba por razones políticas. Ahí trabajó en el
Gran Teatro de La Habana, construyó un sistema de purificación de aguas e
investigó el efecto de las descargas eléctricas en el cuerpo humano. Trabajando
en este tema descubrió, por casualidad, la posibilidad de transmitir la voz por
un cable telegráfico a través de lo que llamó “telégrafo parlante”.
En 1845 emigró a los Estados Unidos. Allí realizó distintos trabajos y fundó una
fábrica de velas de parafina en la que trabajó Giuseppe Garibaldi.
En 1854, Meucci perfeccionó su telégrafo parlante hasta construir lo que llamó
telettrofono. Su esposa estaba enferma y el aparato le permitía comunicarse
desde su dormitorio con las demás habitaciones de la casa. En 1860 hizo una
demostración pública del aparato en Nueva York, pero la noticia sólo apareció en
medios de la colectividad italiana.
Meucci era consciente de las bondades del telettrofono, pero no tenía el dinero
necesario para patentarlo ni, mucho menos, para explotarlo masivamente. Tramitó
una patente provisional, que establecía su prioridad y que debía renovar
periódicamente. Mientras tanto, trataba de vender el invento a alguna empresa
que pudiera hacer frente a los gastos de patentamiento. Solicitó una entrevista
con funcionarios de la Western Union y, aunque la empresa nunca demostró
interés, tampoco devolvió los modelos y la documentación que Meucci les había
entregado.
Cuando Meucci supo de la patente solicitada por Graham Bell, reclamó a través de
un abogado ante la oficina de patentes. Por alguna razón, el reclamo no
prosperó. Se cree que hubo presión de parte de la Western Union, que había
firmado un acuerdo con Graham Bell para cobrar un 20 por ciento de las ganancias
por la explotación del teléfono.
En 1886 se celebró un juicio en el que Meucci demostró su prioridad sobre el
teléfono. Sin embargo, el proceso sufrió complicaciones y demoras hasta cerrarse
en 1896 con la muerte de Meucci. Finalmente, el 11 de junio de 2002, el Congreso
de los Estados Unidos reconoció la contribución de Meucci a la invención del
teléfono, previa a los trabajos de Graham Bell. Así es que hoy, a la pregunta
sobre quién inventó el teléfono, debemos contestar: Antonio Meucci.


© 2000-2012 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

El destino de los Romanov...

Página/12 :: futuro

Sábado, 10 de marzo de 2012

Disparos en la madrugada (el destino de los Romanov)
Por Raul Alzogaray

Las once personas que iban a morir abandonaron sus habitaciones poco después de
las dos de la mañana. Primero salió Nicolás, que llevaba en brazos a su hijo
Alejandro, de trece años. Lo siguieron su esposa Alejandra y las cuatro jóvenes
hijas del matrimonio. Por último salieron la doncella, el médico, el asistente y
el cocinero de la familia. Todos iban tranquilos y en silencio. Les habían dicho
que iban a trasladarlos a un lugar más seguro, porque el ejército enemigo se
acercaba a la ciudad.
Los hicieron esperar en un cuartito sin muebles, iluminado por una lámpara
eléctrica que colgaba del techo. Alguien llevó dos sillas y Nicolás depositó
suavemente a su hijo en una de ellas. De repente, diez hombres armados con
pistolas y revólveres entraron al cuarto. Jacobo Yurovsky, jefe del escuadrón,
se paró delante de Nicolás y le dijo que, dado que los simpatizantes de la
monarquía seguían atacando a la Rusia soviética, las autoridades de la región lo
habían sentenciado a muerte. La ejecución se llevó a cabo de inmediato.
Nicolás murió enseguida. Después, el escuadrón le disparó al resto de la familia
y a sus acompañantes. El humo espeso e irritante que desprendían las armas
impedía ver a las otras víctimas. Algunos tiradores hirieron accidentalmente a
sus propios compañeros. Los gritos de las mujeres eran más fuertes que los
sonidos de los disparos. Yurovsky hizo salir a sus hombres. Estuvieron un rato
en el pasillo, con la garganta y los ojos irritados por el humo, alterados por
lo que estaban haciendo. Del cuarto salían quejidos y sollozos.
Cuando los asesinos volvieron a entrar, siete de las víctimas seguían con vida.
Los hombres dispararon de nuevo. Algunos usaron sus bayonetas. Minutos más
tarde, un camión con los once cuerpos se alejó de la ciudad rumbo a un bosque
cercano. Eran las tres de la madrugada del 17 de julio de 1918.

Buen padre de familia, mal gobernante
En marzo del año anterior, presionado por la revolución bolchevique, Nicolás
Romanov, conocido como Nicolás II, emperador de Rusia, había abdicado. Buen
esposo y padre de familia, Nicolás era muy religioso. También era antisemita.
Los historiadores lo consideran un mal gobernante. Creía firmemente que su
destino y el de Rusia estaban en manos de Dios. Durante su mandato, el pueblo
ruso siguió siendo tanto o más pobre, y pasando tanta o más hambre que con los
emperadores anteriores. Había jornadas laborales de dieciocho horas muy mal
pagadas, y era común hacer trabajar a los niños en las minas y los campos de
petróleo. Todo esto propició la revolución bolchevique.
Después de su abdicación, Nicolás y su familia se convirtieron en prisioneros
del nuevo gobierno ruso. En mayo de 1918 los trasladaron a la ciudad de
Ekaterimburgo, al este de los Montes Urales, cerca del límite entre Europa y
Asia. Permanecieron arrestados en la Casa Ipatiev, la residencia privada más
importante de la ciudad.
Unos meses antes, los simpatizantes del emperador habían iniciado una guerra
civil y ahora se acercaban a Ekaterimburgo. Las autoridades bolcheviques de la
región de los Urales pensaban que los Romanov no debían seguir con vida. Si la
familia imperial era rescatada, se convertiría en un estandarte de la
contrarrevolución. Las autoridades locales decidieron asesinar a toda la
familia.

Huesos
En septiembre de 1978, el geólogo Alejandro Avdonin y el escritor Geli Ryabov,
que también era funcionario del Ministerio del Interior, encontraron un madero
enterrado en un bosque cercano a Ekaterimburgo. El descubrimiento los excitó,
porque sabían que los Romanov habían sido sepultados en esa zona, y que sobre
los restos de la familia se habían colocado maderos de vías de ferrocarril. Su
principal fuente de datos era un informe donde Yurovsky, el jefe del escuadrón
asesino, describía con lujo de detalles lo sucedido aquella noche en la Casa
Ipatiev, pero no indicaba el lugar exacto donde habían sepultado los cuerpos.
La siguiente primavera, Avdonin y Ryabov volvieron al lugar e hicieron un pozo.
Encontraron tres capas de maderos de ferrocarril y, más abajo, los restos óseos
de varias personas. A pesar de su cargo en el ministerio, Ryabov no consiguió
ayuda oficial para realizar una investigación. Cuando sus amigos del Comité de
Seguridad del Estado le aconsejaron olvidar el asunto, decidió dejar todo como
estaba.
Pasaron diez años y las cosas empezaron a cambiar. A fines de los años ’80, el
jefe de Estado, Mijail Gorbachov, impulsó las reformas que iban a conducir a la
disolución del Partido Comunista y de la Unión Soviética. El 10 de abril de
1989, unos meses antes de la caída del Muro de Berlín, el diario Noticias de
Moscú publicó una nota donde Ryabov revelaba lo que habían descubierto en el
bosque.
El gobierno autorizó una investigación oficial. De la fosa común se recuperaron
cerca de ochocientos fragmentos de huesos. Los expertos rusos estimaron que
pertenecían a cuatro hombres y cinco mujeres, tres de ellas muy jóvenes. Este
resultado coincidía con la narración de Yurovsky, quien afirmaba que sus hombres
enterraron nueve cuerpos en una fosa, pero que los otros dos fueron quemados con
gasolina y sepultados en otra parte.
Los huesos presentaban agujeros de balas y marcas de armas blancas. Los rostros
estaban tan destrozados que no se pudo hacer una reconstrucción facial (el
informe de Yurovsky decía que, para dificultar la identificación de los restos
en caso de que alguna vez fueran encontrados, ordenó arrojar ácido sulfúrico
sobre los cuerpos y desfigurar los rostros a culatazos). Como Rusia no tenía los
medios para realizar análisis de ADN, le pidió ayuda al gobierno inglés. El
genetista ruso Pablo Ivanov voló a Londres con pequeños fragmentos de fémures y
tibias de los nueve esqueletos.

ADN
En las células humanas, el ADN se encuentra dentro de dos compartimientos: el
núcleo (ADN nuclear) y las mitocondrias (ADN mitocondrial). La mitad del ADN
nuclear de una persona proviene de su padre; la otra mitad, de su madre. El ADN
mitocondrial, en cambio, proviene íntegramente de la madre. Esto se debe a que
cuando ocurre la fecundación, las mitocondrias de los espermatozoides no
ingresan al óvulo. Por lo tanto, todas las mitocondrias de una persona, sea
hombre o mujer, derivan solamente de las que había en el óvulo originado por su
madre.
Al comparar el ADN nuclear de los huesos que Ivanov llevó a Londres, los
ingleses descubrieron que las tres jóvenes mujeres eran hijas de dos de los
adultos encontrados en la fosa. También se hizo evidente que no había parentesco
alguno entre estas cinco personas y las otras cuatro.
Para probar que los padres de las tres jóvenes eran Nicolás y Alejandra, era
indispensable conseguir ADN de sus parientes vivos o muertos. Felipe, duque de
Edimburgo, esposo de la reina Isabel II de Inglaterra y sobrino nieto de
Alejandra, aceptó entregar una muestra de sangre. Como el duque era pariente de
la ex emperatriz por línea materna, los investigadores extrajeron el ADN de sus
mitocondrias. Los ADN mitocondriales de Felipe y la mujer de la fosa resultaron
idénticos. Ella era Alejandra.
Para identificar a Nicolás se comparó su ADN mitocondrial con el de dos
parientes por línea materna y con el de su hermano, el gran duque Jorge, que
murió de tuberculosis en 1899 y fue sepultado en la catedral de San Pedro y San
Pablo, en San Petersburgo. Al finalizar el estudio, los científicos calcularon
que la probabilidad de que el hombre de la fosa fuera Nicolás era superior al
99,99 por ciento.

La otra tumba
Cuando los asesinos volvieron a entrar, Alejandro Romanov seguía sentado en la
silla donde Nicolás lo había dejado unos minutos antes. Estaba “aterrorizado”,
relató más tarde Yurovsky. “Su rostro ceniciento estaba salpicado con la sangre
de su padre”, describió otro de los presentes. Le dispararon varias veces.
Alejandro cayó al suelo, pero no murió. Lo atacaron con una bayoneta y tampoco
lograron ultimarlo. Todos ignoraban que, al igual que su madre y sus hermanas,
debajo de su ropa escondía las joyas de las que los Romanov nunca se separaban.
Estaba literalmente envuelto con piedras preciosas que actuaban como un chaleco
antibalas. Finalmente, Yurovsky sacó la pistola Colt que llevaba en el cinturón
y disparó las dos balas que pusieron fin a la vida de Alejandro.
En la madrugada del 19 de julio de 1918, en medio de un bosque cercano a
Ekaterimburgo, los hombres de Yurovsky rociaron con gasolina a Alejandro y a una
de sus hermanas y les prendieron fuego. Después arrojaron a un pozo lo que
quedaba de los dos cuerpos. Los cubrieron con tierra y alisaron el terreno. Más
tarde, en otra parte del bosque, sepultaron los nueve cuerpos restantes.
Un día de julio de 2007, en un claro del mismo bosque, Sergio Plotnikov encontró
una ligera depresión del suelo. Plotnikov era un profesional de la construcción
que los fines de semana trabajaba como voluntario en un equipo de historiadores
aficionados que buscaban los restos de los dos Romanov perdidos.
Al hundir su pica en la depresión, algo ofreció resistencia y se escuchó un
crujido. Podía ser carbón, pero también podía ser lo que estaban buscando. Llamó
a uno de sus compañeros y se pusieron a cavar. Encontraron unos huesos que
parecían humanos.
Al mes siguiente se hizo público el hallazgo de los restos de un muchacho de
unos doce años y una joven de alrededor de veinte. Los huesos estaban en muy mal
estado y presentaban señales de haber sido expuestos al fuego. Se recuperaron
poco más de cuarenta fragmentos, incluidos algunos dientes (que son las partes
más duras del cuerpo humano y, por eso, las que mejor se conservan).
Anticipándose a las posibles críticas, y para garantizar la transparencia de los
resultados, el gobierno ruso envió muestras de los huesos a laboratorios de
diferentes países para que hicieran análisis independientes. Todos coincidieron.
El ADN indicaba que los restos correspondían a un varón y una mujer que eran
hijos de la pareja encontrada dos décadas antes en la primera tumba. Alejandro y
su hermana habían sido encontrados.

Epilogo
Mientras los Romanov permanecieron en la Casa Ipatiev, los bolcheviques la
llamaban “Casa del Propósito Especial”. Cuando terminó la guerra civil, el
edificio fue preservado como Museo de la Venganza del Pueblo. En 1977, Boris
Yeltsin, en aquel entonces primer secretario del Partido Comunista en
Ekaterimburgo, la mandó demoler. En su lugar se levanta hoy la Iglesia sobre la
Sangre, llamada así para conmemorar lo que ocurrió en la madrugada del 17 de
julio de 1918.
A lo largo del siglo XX, muchas personas afirmaron ser Alejandro, Anastasia o
alguna de las otras hijas de Nicolás y Alejandra Romanov. La identificación de
los restos encontrados en las dos tumbas del bosque puso fin a todas las
imposturas. Considerando la evidencia reunida, la posibilidad de que los restos
no pertenezcan a la familia Romanov es bajísima.
Los rusos y los estadounidenses nunca se pusieron de acuerdo acerca de la
identidad de la joven sepultada en la segunda tumba. Para los rusos, es María;
para los estadounidenses, Anastasia. La evidencia aportada por el ADN es
insuficiente para resolver esta cuestión.
Entre 1991 y 1998, los restos encontrados en la primera tumba permanecieron en
la morgue de Ekaterimburgo. Era fácil acceder al lugar, así que, además de
científicos que iban a estudiarlos, entraron curiosos, personas que querían
ofrecer sus respetos a los difuntos y ladrones que lograron llevarse algunos
huesos.
El 17 de julio de 1998, al cumplirse ochenta años de la ejecución de los
Romanov, los restos de las nueve personas encontradas en la primera tumba fueron
sepultados en una capilla de la catedral ortodoxa de San Pedro y San Pablo, en
San Petersburgo.
En agosto de 2000, la Iglesia Ortodoxa Rusa declaró strastoterpets a Nicolás, su
esposa y sus cinco hijos. El término significa “portadores de pasión” y
representa una categoría de santidad. A diferencia de los mártires, que son
asesinados a causa de sus creencias, se considera portadores de pasión a quienes
enfrentaron la muerte con humildad cristiana.
La iglesia no encontró razones para declarar portadores de pasión a la doncella
Ana Demidova, al médico Eugenio Botkin, al asistente Alejandro Trupp ni al
cocinero Iván Kharitonov. Estas cuatro personas acompañaron voluntariamente a
los Romanov mientras la familia estuvo arrestada. Nunca se imaginaron que los
iban a seguir hasta la tumba.


© 2000-2012 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Windows 8 ve la luz...

Windows 8 ve la luz

Y ha sido el Mobile World Congress de Barcelona el lugar elegido por
Microsoft para presentar este nuevo sistema operativo.
Windos 8 está
especialmente preparado para dispositivos móviles como las tabletas,
aunque evidentemente también funciona en ordenadores, el gran mercado de
la marca. ¿Cómo es?
Según el propio Steven Sinofsky, presidente de Windows, "toda la actividad
se verá de un vistazo. Bonito, rápido y que dé una experiencia fluida".
Tras los problemas que estaba dando el último sistema operativo de la
marca, tenía que dar un golpe sobre la mesa y mostrar músculo en el MWC de
Barcelona.
La nueva interfaz se basa en cuadros y la barra de navegación está pero no
está, es decir, se esconde para mejorar la visualización. Y todo esto para
adaptarse mejor al mundo de las tabletas, aunque sin perder de vista el
segmento de los ordenadores, haciendo mucho más fluida la navegación.
La versión ha tenido una gran acogida y en pocas horas ya se ha descargado
más de un millón de veces (página de descarga). Para Sinofsky, como no
podía ser de otro modo, es la mejor opción tanto para el hogar como para
el trabajo, tanto en pantallas pequeñas táctiles como en grandes
ordenadores utilizados con el ratón.
Para gustos los colores, pero parece que con las más de 100.000 mejoras
que ha introducido Windows respecto a la versión de desarrolladores que
mostró en septiembre del año pasado, Windows vuelve por sus fueros y
presenta la guerra a otros sistemas operativos en alza. Lo próximo que
llegará de la mano de la marca: Internet Explorer 10.


www.muyinteresante.es

martes, 6 de marzo de 2012

¿DE DÓNDE VIENEN NUESTROS OJOS?...

Página/12 :: futuro

Sábado, 3 de marzo de 2012

PALEOANTROPOLOGIA: APARICION Y DESARROLLO DE LA VISTA EN LOS SERES VIVOS.

¿De dónde vienen nuestros ojos?
La visión es el sentido más importante para el ser humano. Una parte importante
del cerebro se dedica exclusivamente a analizar toda la información que podemos
recabar mediante la vista. Justamente nuestros ojos han evolucionado al grado de
permitir que una persona observadora pueda utilizar este sentido para resolver
crímenes de una forma que parece mágica para otros. Es un logro más de la
evolución.
Por Martin Cagliani

Hablamos del método de Sherlock Holmes, personaje creado por Arthur Conan Doyle,
que podía almacenar toda la información que entraba por sus ojos, y luego
cruzarla de tal modo que le ayudaba a interpretar las cosas de una manera que
pocos podrían. La capacidad de Sherlock no es exagerada, ni imposible, es
justamente para lo que nuestra visión ha evolucionado. Si bien hoy en día no
tenemos tanta necesidad de una capacidad de asociación como la de Holmes, sí lo
necesitábamos cuando nuestros antepasados se lanzaron a caminar hace millones de
años, ya sea para identificar el rastro de sus alimentos, o para descubrir
posibles peligros.

EMPEZAR A VER
Podríamos decir que la visión aparece entre los seres vivos hace unos 800
millones de años, así que hacia allí apuntamos nuestra máquina del tiempo. Es el
momento en el que los seres vivos acuáticos desarrollaron un cáliz recubierto de
gran cantidad de células sensoriales, capaces de percibir la dirección de la
cual proviene una fuente de luz, a la vez que movimientos cercanos.
Ese conjunto de células, que apenas podía notar algunos cambios en el entorno,
evolucionaron hacia nuestros ojos actuales cuando aparecieron las fosas
orbitarias, o sea los huecos en el hueso por donde los ojos pispean los
alrededores. Así es que ese cáliz de células sensoriales comenzó a reproducir
una imagen de su entorno, casi del mismo modo en que lo hace una cámara oscura,
instrumento inventado no sabemos por quién en la antigüedad, y que los hermanos
Niepce desarrollaron en el siglo XIX para convertirlo en la cámara fotográfica
que hoy puede capturar el entorno hasta desde los teléfonos celulares.
Pero la visión de la que se valen ustedes para seguir estas letras se desarrolló
al aparecer el cristalino, lente que nos permite enfocar objetos ubicados a
diferentes distancias. Su origen se rastrea hasta la aparición de los primeros
vertebrados. Aunque la visión así como la conocemos debió desarrollarse al salir
los animales del agua, ya que allí abajo, por la falta de luz, la visión es
corta, mientras que en tierra el ojo puede ver a una distancia de cientos de
metros, e incluso kilómetros si se está en alguna posición elevada. Una visión
que pudiese abarcar esas distancias podría preparar a su propietario para
avistar presas o enemigos desde muy lejos.
Los primeros seres anfibios necesitaron adaptarse a poder ver al aire libre, y
para ello se valieron de unos músculos que pueden comprimir el ojo contra el
fondo de la fosa orbitaria para ver de cerca, y liberarlo para ver de lejos. Es
una estructura ocular que ya había evolucionado antes, pero que volvió a
aparecer hace unos 350 millones de años, entre los animales que pasaban mucho
tiempo al aire libre. Por esa época ya existían los primeros cuadrúpedos, los
llamados tetrápodos. Estos ya contaban con la visión a color, también con
párpados para protegerlos del aire y del polvo, y las glándulas lacrimales, que
ayudan a humedecer y limpiarlos con las lágrimas. Todas adaptaciones al medio
que no habían necesitado bajo el agua.

MAMIFEROS DIFERENCIADOS
Si giramos las manivelas de la máquina del tiempo, de modo que demos un gran
salto hasta hace unos 240-210 millones de años, veríamos a los primeros
mamíferos. En estos seres vivos el ojo evolucionó con un sistema distinto, que
permitía enfocar mejor la vista. En los mamíferos el cristalino no se comprime,
como en los reptiles, sino que se aplana para ver lejos, y se relaja para la
visión cercana.
Un detalle en la diferencia entre las visiones de los reptiles y la que hemos
heredado nosotros es que los músculos que manejan el enfoque en los de ellos
trabajan menos, por lo cual envejecen más lento que los nuestros. Si nos
hubiésemos quedado con los ojos reptilianos, no necesitaríamos anteojos cuando
nos volvemos viejos.
Para terminar de ver el desarrollo de nuestra forma de visión, tenemos que dar
otro salto temporal, esta vez más cercano a nosotros. Ingresen en la máquina el
número 65 millones de años antes del presente. Seguramente les sonará por ser la
época en que desaparecieron los dinosaurios. También es cuando aparece la visión
binocular entre los primates, un tipo de visión que actualmente también poseen
algunos peces, pero que en nuestra línea evolutiva apareció junto con los
primates arborícolas, que empezaban a poblar los bosques del mundo cuando
desaparecieron los saurios gigantes.
La visión binocular ocurre cuando se tienen los dos ojos al frente y ambos
comparten un rango de visión, lo que permite una visión espacial. Otros animales
tienen los ojos a los costados de la cabeza, con lo que acceden a un rango de
visión más amplio. Pero para los primeros primates no era necesario ver más,
sino ver mejor. Por eso se adaptaron a un tipo de visión que les otorgase
seguridad y exactitud para medir a qué distancia estaban los objetos, y eso se
logra únicamente cuando ambos ojos están mirando al mismo sitio.
La habilidad “Sherlock Holmes” aparecería con el tiempo, ante la necesidad de
poder analizar todo lo que nos rodea con una ojeada, sin tener que detenernos a
pensar. Si bien una habilidad como ésa era y sigue siendo innata en nosotros,
hay que cultivarla durante la vida del individuo. Hoy en día eso sucede con
pocas personas, ya que hemos perdido la necesidad de estar tan atentos a nuestro
medio. Ahora estamos más atentos a un pequeño aparato con el que podemos
comunicarnos, informarnos y aislarnos.

mcagliani@gmail.com


© 2000-2012 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

REVIVEN PLANTA DE LA ERA DEL HIELO...

Reviven planta de la era de hielo -Muy Interesante México
www.muyinteresante.com.mx

ciencia
20/02/12

A partir de tejidos de frutos que se conservaron en el hielo siberiano durante 30,000 - 32,000 años, investigadores del Instituto de Biofísica Celular de la Academia de Ciencias de Rusia revivieron en laboratorio una planta, la cual produce flores blancas y semillas fértiles.
Los frutos se encontraban en las madrigueras (éstas tenían el tamaño de una pelota de fútbol) de una especie de ardilla ártica, en un banco del río Kolyma en el noreste de Siberia. Los sedimentos se conservaban a una profundidad de 38 metros, en temperaturas bajo cero. Los frutos y semillas de Silene stenophylla florecieron durante el Pleistoceno. Al parecer, las plantas se congelaron rápidamente y se conservaron intactas.
De acuerdo con la investigación, que será publicada en Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU., David Gilichinsky y sus colegas Svetlana Yashina y Stanislav Gubin desenterraron los frutos del permafrost (una capa de hielo de varios cientos de metros de profundidad y que cubre casi el 20% de la superficie de la Tierra) y, a través del cultivo de tejidos y micropropagación, regeneraron las plantas fértiles, que florecieron un año más tarde en macetas de laboratorio.
Según los autores, los sedimentos del permafrost podrían representar una fuente rica de especies de plantas silvestres y reserva de genes antiguos que se ha creído están extinguidos.


Editorial Televisa S.A. de C.V. Todos los derechos reservados. Anúnciate con nosotros.

sábado, 3 de marzo de 2012

A 50 años de TITANES EN EL RING...

Titanes en el Ring…… 50 años de una leyenda
Clarin.comBuenos Aires, Sábado 03 de marzo de 2012

El ciclo de Martín Karadagian y sus luchadores se emitió por
primera vez por Canal 9. Sus personajes, su huella y las cifras de un fenómeno.
Por Sandra Commisso scommisso@clarin.com

titanes en el ring y Martín Karadagian
Si 20 años no es nada, 50 pueden
representar a varias generaciones. Las mismas a las que, cuando resuenan dos
acordes de Titanes en el ring , le aparecen las mismas imágenes: luchadores de
fantasía con ansias de gloria. El 3 de marzo de 1962, la pantalla del viejo
Canal 9 presentaba a Martín Karadagian y su troupe. Nacía Titanes en el ring ,
nacía la leyenda.
“Pasó tanto tiempo y es como si todavía fuera aquel día. Es algo que tengo muy
dentro mío”, dice Rubén Peucelle, más conocido como el Ancho , uno de los pocos
sobrevivientes del fenómeno y del paso del tiempo. Cincuenta años más tarde,
personajes como La Momia, El Caballero Rojo, El Indio Comanche, Pepino el
Payaso, el Gitano Ivanoff y decenas más, integran una extensa lista de seres que
poblaron la infancia de miles de argentinos.
Lo que empezó como un programa para adultos en la década del ‘60 (iba los
sábados en horario nocturno) fue transformándose en un ciclo dedicado a los
niños, del que surgieron varios ídolos, entre ellos el mismo Karadagian y su
impronta armenia. Los espectadores de los primeros tiempos tomaban la lucha como
real hasta que los años volvieron los movimientos del catch cada vez más teatrales,
en función del show. “Todo esto es tongo. Pero del bueno”, decía Karadagian.
Uno de los niños que quedaban prendados de las luchas en el ring era Leandro
D’Ambrosio, hoy periodista deportivo e investigador de televisión. Tanto que
acaba de publicar un libro, Martín y sus Titanes , y la tarea de rastrear
información sobre sus sueños de la infancia lo convirtió en un especialista en
el tema. “Me encantaban las luchas, pero más todavía las máscaras. Salvo
Karadagian, el Ancho y alguno más, eran muy pocos los que peleaban a cara
descubierta. Y eso generaba un elemento de fantasía extra”, cuenta.
La mayoría de los luchadores provenía de las peleas de lucha libre que se habían
puesto de moda en la década del ‘40 y que se hacían con gran éxito de público en
el Luna Park. Las coreografías estaban perfectamente estudiadas. “Había algunos
que eran más actores que luchadores; otros eran mejores como luchadores. Yo
siempre practiqué el fisicoculturismo y me destaqué por la lucha”, asegura
Peucelle, que integró el grupo desde sus comienzos.
“Karadagian tenía una enorme disciplina. Y como su físico no era privilegiado lo
compensaba con mucha teatralización y con su gran carisma”, dice D’Ambrosio. “El
hacía algo que hoy no estaría permitido: se pegaba con cinta adhesiva una hojita
de afeitar en la muñeca y cada tanto se hacía un pequeño corte en la cara para
sangrar de verdad”.
Las luchas tenían su relato en la voz de Rodolfo Di Sarli quien, además, era el
cerebro detrás de algunos de los personajes y sus temas musicales. “Karadagian
tenía una veta fuerte de comerciante, además”, explica D’Ambrosio. “Y entonces
se le ocurría poner a un luchador llamado La Hormiga para ver si enganchaba a
una marca de insecticidas como auspiciante, por ejemplo. Había otro que era
Minerva, por el jugo de limón. Y Yolanka, por el yogur. Si funcionaban quedaban,
sino, aparecía uno tras otro”.
Titanes en el ring estuvo en el aire a lo largo de más de dos décadas (entre
1962 y 1988), pasó por tres canales (el 9, el 11 y el 13), grabó discos y filmó
varias películas, siempre cautivando a chicos y no tanto. Además, su fama
traspasó fronteras y los luchadores enmascarados recorrieron toda América en
giras larguísimas. Y los titanes fueron de los primeros que trascendieron el
fenómeno de la pantalla en forma de golosinas, chocolates, juguetes, figuritas y
otros elementos de merchandising. Para muchos ex espectadores, hoy esos
muñequitos son tiernos objetos de colección.
“Fue maravilloso trabajar para el público, sobre todo para los chicos, por el
cariño que te devuelven”, recuerda Peucelle. “Hoy todavía la gente me saluda por
la calle, los colectiveros no me cobran, me piden fotos. Esto fue mi pasión toda
la vida”, dice el hombre que debutó con 25 años en el ring y se cuida haciendo
actividad física como entonces.
“El programa tuvo varias etapas con un pico de rating en el año ‘72 (cuando
llevaron 30 mil personas al Luna Park) y un revival en los ‘80. Fue muy fuerte
lo que provocaron Karadagian y sus Titanes. Hoy ya no hay programas de culto
como ése”, dice D’Ambrosio. La figura de Karadagián era el centro del fenómeno.
“Casi todos usaban máscaras porque él no quería que nadie lo eclipsara. Amaba el
catch y cuando se retiró, extrañaba el ring”. Algunos de los luchadores,
aprovechando el anonimato de la máscara, hacían más de un personaje. Hasta hubo
un Hombre Invisible en escena, además de peleas sobre cajones de sardinas, en
piletas con agua o con puré de tomate. Los Titanes tuvieron a sus sucesores en
100% Lucha .
Tanto era el éxito que, según recuerda Peucelle, en una gira por Costa Rica, un
candidato presidencial se subió al ring para medirse con Karadagian. Cumplió el
sueño de muchos.


Copyright 1996-2012 Clarín.com - All rights reserved – Directora Ernestina Herrera de Noble | Normas de confidencialidad y privacidadAgea Digital