martes, 28 de diciembre de 2010

BUENOS DESEOS

EN ESTAS FIESTAS.......


Más vale aprender a amar, perdonar siendo viejo que morir necio y sin haber conocido el sentimiento!!!!!

*Si tienes tristezas y preocupaciones alegrate. NAVIDAD es... Paz, Luz, Esperanza y Amor.


chin chin!!!!!!!!!!


Sumemos a esta idea el deseo de que el 2011 nos encuentre plenos de esperanzas felices y que ellas se hagan realidad en el transcurrir de sus 365 días.
Cada uno de nosotros hemos puesto un granito de arena para transitar lo mejor posible este año que se va,y no faltaron vicisitudes para muchos, pero estamos, y no debemos perder esta magnífica oportunidad de celebrar la vida.

MUCHAS FELICIDADES!!!!!!

BIBLIOTECA DIGITAL MUNDIAL de la UNESCO

Viernes 17 de diciembre de 2010


LA NOTICIA DEL LANZAMIENTO EN INTERNET DE LA WDL...
“LA BIBLIOTECA DIGITAL MUNDIAL”


¡QUÉ REGALAZO DE LA UNESCO PARA LA HUMANIDAD ENTERA! Especialmente para LOS JÓVENES.

Ya está disponible en Internet, a través del sitio:
www.wdl.org
Es una noticia QUE NO SÓLO VALE LA PENA COMPARTIR, SINO QUE ¡ES UN DEBER ÉTICO HACERLO!
Reúne mapas, textos, fotos, grabaciones y películas de todos los tiempos y explica en siete idiomas las joyas y reliquias culturales de todas las bibliotecas del planeta.
Tiene sobre todo, carácter patrimonial, anticipó ayer a LA NACIÓN Abdelaziz Abid, coordinador del proyecto impulsado por la Unesco y otras 32 instituciones.
La BDM no ofrecerá documentos corrientes , sino "con valor de patrimonio, que permitirán apreciar y conocer mejor las culturas del mundo en idiomas diferentes: árabe, chino, inglés, francés, ruso, español y portugués. Pero hay documentos en línea en más de 50 idiomas".
"Entre los documentos más antiguos hay algunos códices precolombinos, gracias a la contribución de México, y los primeros mapas de América, dibujados por Diego Gutiérrez para el rey de España en 1562", explicó Abid.
Los tesoros incluyen el Hyakumanto darani, un documento en japonés publicado en el año 764 y considerado el primer texto impreso de la historia; trabajos de científicos árabes que develan el misterio del álgebra; huesos utilizados como oráculos y estelas chinas; la Biblia de Gutenberg; antiguas fotos latinoamericanas de la Biblioteca Nacional de Brasil.
Es fácil de navegar. Cada joya de la cultura universal aparece acompañada de una breve explicación de su contenido y su significado. Los documentos fueron escaneados e incorporados en su idioma original, pero las explicaciones aparecen en siete lenguas, entre ellas, EL ESPAÑOL.
La biblioteca comienza con unos 1.200 documentos, pero ha sido pensada para recibir un número ilimitado de textos, grabados, mapas, fotografías e ilustraciones.

¿Cómo se accede al sitio global?

Aunque será presentado oficialmente hoy en la sede de la Unesco , en París, la Biblioteca Digital Mundial ya está disponible en Internet, a través del sitio: www.wdl.org
El acceso es gratuito y los usuarios pueden ingresar directamente por la Web , sin necesidad de registrarse.
Permite al internauta orientar su búsqueda por épocas, zonas geográficas, tipo de documento e institución.
El sistema propone las explicaciones en siete idiomas (árabe, chino, inglés, francés, ruso, español y portugués). Los documentos, por su parte, han sido escaneados en su lengua original.
Con un simple clic, se pueden pasar las páginas de un libro, acercar o alejar los textos y moverlos en todos los sentidos. La excelente definición de las imágenes permite una lectura cómoda y minuciosa.
Entre las joyas que contiene por el momento la BDM está la Declaración de Independencia de Estados Unidos, así como las Constituciones de numerosos países; un texto japonés del siglo XVI considerado la primera impresión de la historia; el diario de un estudioso veneciano que acompañó a Hernando de Magallanes en su viaje alrededor del mundo; el original de las "Fábulas" de Lafontaine, el primer libro publicado en Filipinas en español y tagalog, la Biblia de Gutemberg, y unas pinturas rupestres africanas que datan de 8000 A .C.
Dos regiones del mundo están particularmente bien representadas: América Latina y Medio Oriente. Eso se debe a la activa participación de la Biblioteca Nacional de Brasil, la biblioteca Alejandrina de Egipto y la Universidad Rey Abdulá de Arabia Saudita.
La estructura de la BDM fue calcada del proyecto de digitalización de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos, que comenzó en 1991 y actualmente contiene 11 millones de documentos en línea.
Sus responsables afirman que la BDM está sobre todo destinada a investigadores, maestros y alumnos. Pero la importancia que reviste ese sitio va mucho más allá de la incitación al estudio a las nuevas generaciones que viven en un mundo audiovisual. Este proyecto tampoco es un simple compendio de historia en línea: es la posibilidad de acceder, íntimamente y sin límite de tiempo, al ejemplar invalorable, inabordable, único, que cada cual alguna vez soñó conocer.

¡Estas son las cosas que valen la pena divulgar!


lunes, 6 de diciembre de 2010

Para divulgar y tomar conciencia

Info interesante

Un auto estacionado a la sombra durante el día con las ventanas cerradas puede contener de 400 a 800 mg. de Benceno.
Si está estacionado fuera, bajo el sol, a una temperatura superior a 16ºC ., el nivel de Benceno subirá a 2000/4000 mg., 40 veces el nivel aceptable...

La gente que se sube al coche manteniendo las ventanas cerradas inevitablemente aspirará en rápida sucesión excesivas cantidades de esa toxina.
El Benceno es una toxina que afecta al riñón y al hígado. Lo que es peor, es extremadamente difícil para el organismo expulsar esta substancia tóxica.

Aire Acondicionado o Simple Aire de los Autos

En el manual del conductor se indica que antes de encender el aire acondicionado, debe uno abrir las ventanas y dejarlas así por un tiempo de dos minutos, pero no especifican el por qué, solo dejan entrever que es para su "mejor funcionamiento".
Aquí viene la razón médica:
De acuerdo con un estudio realizado, el aire refrescante antes de salir frío, manda todo el aire del plástico caliente el cual emite Benceno, una toxina causante de Cáncer, lleva un tiempo darse cuenta del olor del plástico calentado en el coche.
Por éso la importancia de mantener los vidrios abajo unos minutos.
Por favor No encender el aire acondicionado o simplemente el aire normal inmediatamente que se entra en el coche.
Primero se deben abrir las ventanas y después de un momento encender el aire y mantener las ventanillas abajo hasta después de unos minutos.
Además de causar cáncer, el Benceno envenena tus huesos, causa anemia y reduce las células blancas de la sangre.
Una exposición prolongada puede causar Leucemia, incrementando el riesgo de cáncer.
También puede producir un aborto.
El nivel apropiado de Benceno en lugares cerrados es de 50 mg. por 929 cm
Así que recuerden y divúlguenlo: “por favor antes de entrar en el coche, abrir las ventanas y la puerta para dar tiempo a que el aire interior salga y disperse esa toxina mortal”.

Pensamiento:
"Cuando alguien comparte algo valioso que le beneficiará, tiene la obligación moral de compartirlo con los demás".

viernes, 15 de octubre de 2010

15 de octubre - Día internacional del BASTÓN BLANCO

El Bastón Blanco

Desde tiempos remotos, las personas ciegas han utilizado para desplazarse: palos, cañas, lazarillos, perros; pero es recién en 1819 en que Johan Kleim, en Viena, trata por primera vez el tema del entrenamiento de perros. En 1873 el inglés Hanks Levy sugiere las ventajas de entrenar a los ciegos en el uso del bastón.
Los dos aspectos de la movilidad, el perro y el bastón largo, aparecen al finalizar la primera y segunda guerra mundial.
En 1917, nace en los Estados Unidos bajo la inspiración de Melvin Jones, un joven agente de seguros, de Chicago. Los Leones, organización de servicios comunitarios que más tarde se transformaría en Leones Internacionales. En 1925, durante la Convención Anual de la incipiente Asociación de Leones, celebrada en Ohio, una señorita ciega de 45 años de edad, sordomuda, explica a los presentes los problemas y dificultades que debe afrontar a diario. La señorita no era otra que Helen Keller. En esta oportunidad logró impresionar al auditorio y en especial a Melvin Jones, quien le dice a sus colegas Leones: “Seamos nosotros los ojos de los ciegos”. Es en 1930, que el Sr. George Benham, Presidente del Club de Leones de Illinois, propone que “todo ciego lleve un bastón blanco con extremo inferior rojo, como evidencia de su imposibilidad para ver y tenga prioridad de paso en su deambular. La propuesta prospera, se acepta y en poco tiempo se universaliza su uso.
Después de la segunda guerra mundial, las autoridades gubernamentales se preocupan en crear programas de rehabilitación en hospitales. En uno de esos hospitales, Hoover, más tarde famoso oftalmólogo, que tenía a su cargo la parte de reacondicionamiento físico de los veteranos de guerra. Hoover estaba en permanente contacto con cientos de ex soldados que habían quedado ciegos y entre otras cosas observaba que se desplazaban torpemente, con bastones gruesos de madera. Preocupado por esta situación, Hoover y su equipo comienzan a investigar sobre la marcha de los ciegos, postura, equilibrio, ritmo, como así también probar determinados tipos de bastones sobre todo en lo referente a su tamaño y peso. Con el tiempo, en 1946, lograron un prototipo cuyas medidas guardan estrecha relación con la estatura de la persona. Además comienzan a aplicar un plan de entrenamiento debidamente pautado que se valora en el mundo como “Técnica de Hoover”,
Por eso el 15 de octubre de cada año, internacionalmente, se recuerda el Día del Bastón Blanco.

martes, 12 de octubre de 2010

Día del respeto a la diversidad cultural

12 de octubre: "Día del respeto a la diversidad cultural"

En la República Argentina, el 12 de octubre es una fecha de conmemoración, no de festejo.
Se recuerda, la llegada de Colón al continente americano.
Para los conquistadores significó una revolución en el mundo de las ideas, de las finanzas, y del desarrollo industrial. Pero recordar que América existía antes de su "descubrimiento", es una tarea moral que conlleva admitir la invasión europea con la destrucción de los sistemas de vida de los nativos.
Los hechos fueron festejados en un primer momento, durante la construcción del ser nacional. Pero las comunidades aborígenes los han repudiado, han denunciado, en cambio, la muerte de unos 90 millones de indígenas en territorio americano y designado al 12 de octubre como Día de la Resistencia de los Pueblos Originarios.
En Argentina, los pueblos indígenas fueron incorporados en masa al Estado como pueblos sometidos y ocupantes precarios en sus propios territorios, obligados a adoptar una religión y un estilo de vida que no les era propio.
Fueron convertidos en productores de subsistencia y por efecto de procesos de migraciones forzosas un importante porcentaje vive en áreas urbanas y suburbanas, donde es usual que deban ocultar su identidad para evitar el maltrato y la discriminación.
En este día nuestro interés es interiorizarnos a cerca de cual es la situación actual de las distintas etnias que viven en nuestro país.
Frente al vacío censal oficial algunas ONG's y organizaciones indígenas han estimado que el número de personas indígenas podría estar entre 800.000 y 2.000.000. Existirían más de 800 comunidades en todo el país y altas concentraciones de población en las ciudades.




Según el registro del Instituto Nacional de Asuntos indígenas su composición y distribución sería aproximadamente la siguiente:
Región Noreste (provincias de Chaco, Formosa, Misiones y Santa Fe): Pueblos Mbya-Guarany, Mocoví, Pilagá, Toba, Vilela y Wichí.
Región Noroeste (provincias de Catamarca, Jujuy, La Rioja, Salta, San Juan, Santiago del Estero y Tucumán): Pueblos Atacama, Avá-Guarany, Chané, Chorote, Chulupí, Diaguita- Calchaquí, Kolla, Omaguaca, Tapiete, Toba, Tupí-Guarany y Wichí.
Región Sur (provincias de Chubut, Neuquén, Santa Cruz y Tierra del Fuego): Pueblos Mapuche, Ona, Tehuelche y Yamana.
Región Central (provincias de Buenos Aires, La Pampa y Mendoza): Pueblos Atacama, Avá Guarany, Diaguita-Calchaquí, Huarpe, Kolla, Mapuche, Rankulche, Toba y Tupí Guarany.
A modo de ejemplo vamos a hablar de la situación del pueblo Kolla, uno de los más numerosos de nuestro país, que se estima en 170.000 personas.
Viven en Jujuy y Salta. Sus ocupaciones son antiquísimas y no cuentan con los títulos de propiedad. Perseguidos y amenazados por terratenientes, algunas comunidades sufren severas represiones policiales o son "persuadidos" de abandonar sus tierras con cierre del paso hacia los centros poblados donde venden sus productos. Algunos ocupan tierras fiscales sin títulos o como arrendatarios y cuidadores de ganado ajeno. Otros viven en las villas periféricas de las ciudades.
Pequeños agricultores y criadores de animales. Cosecheros golondrinas y mineros marginados y explotados. La mujer se emplea en servicios domésticos en la ciudad. Realizan tejidos en telares. Apenas sobreviven.




A pesar de la aculturación sufrida debido a la acción colonizadora, aún practican algunos de sus rituales y mantienen otras formas culturales como los vinculados al culto de la tierra: la Pachamama, el entierro y desentierro de kacharpaya (carnaval), la corpachada (dar de comer a la tierra) y otros.
Sus instrumentos musicales tradicionales como quena, anata, siku, erke y erkencho, han ingresado a la música popular o folklórica de nuestro país. Hablan su lengua. Después del guaraní es la segunda lengua indígena de mayor uso en el país.
Las comunidades indígenas expresan día a día su voluntad de preservar la diferencia cultural que los distingue de otros grupos sociales y se encuentran decididos a fortalecer sus instituciones sociopolíticas para conseguirlo. Al mismo tiempo, aspiran a desarrollar, en el seno de las sociedades nacionales de las que forman parte, nuevas pautas de convivencia social en la diversidad.
Los pueblos indígenas no sólo reivindican la ocupación continua de tierras ancestrales o al menos de parte de ellas, sino también la calidad del vínculo que los une. Las tierras, el hábitat, el paisaje, el territorio, son la condición indispensable para el mantenimiento de su identidad como pueblo.
En el orden nacional, entre 1984 y 1993 se promulgaron una serie de leyes "integrales" que tienen a los indígenas como destinatarios.
Se creó el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), y en 1994 se reformó la Constitución Nacional
Consideradas en su conjunto, las leyes "indigenistas" parecen incorporar el reconocimiento de la diversidad cultural. Sin embargo no todas se aplican plenamente y, en ciertos casos, ni siquiera en forma parcial.




La situación actual del INAI sigue siendo ambigua y carece por completo de participación indígena.
Por el otro, es necesario que los funcionarios estatales acepten que el tipo de participación que se reconoce a los pueblos indígenas y que el Estado está obligado a proteger es la que se basa en la capacidad que los mismos tienen de decidir libremente qué hacer con sus vidas y establecer de acuerdo con ello las prioridades y metodologías que mejor convengan a sus intereses.
La agenda internacional en el tema indígena también se ha visto poblada de acontecimientos. En Naciones Unidas se constituyó el Foro Permanente para los Pueblos Indígenas del Mundo, habiendo sucedido su primera reunión en el mes de mayo de 2002.
Para referirnos a la situación de los pueblos indígenas de Sudamérica queremos nombrar algunos de los líderes indígenas latinoamericanos de la actualidad:
En Guatemala: Rigoberta Menchú: su lucha por los derechos de los indígenas le merecieron el Premio Nobel de la Paz en 1992 y le han permitido desarrollar una gran labor por la justicia en su país.
En Ecuador: Luis Macas que preside la influyente Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador.
En Bolivia: Evo Morales: primer indígena que ha conquistado la presidencia de un país en la historia moderna del continente americano. Su lucha es "liberar al pueblo boliviano".
Y como ellos podríamos nombrar a muchos más…

Podemos concluir diciendo que nuestro principal deber como sociedad es el de tomar conciencia de nuestra diversidad cultural y saber, que hay una realidad distinta, que no conocemos y que muchas veces pasa desapercibida frente a nuestros ojos….

Prof. Virginia de Maussion


domingo, 10 de octubre de 2010

Datos históricos del 12 de octubre

Día de la Raza:

origen e institucionalización
El 12 de octubre de 1492 el marinero Rodrigo de Triana divisó Tierra. Este acontecimiento cambió la concepción que se tenía del planeta y provocó algo que ni siquiera Colón había imaginado: la unión de dos mundos.
El encuentro permitió que América recibiera un gran legado cultural, de adelantos y de expresiones artísticas no sólo occidentales sino también orientales, y que Europa percibiera la riqueza cultural, los avances, el ingenio y el arte del Nuevo Mundo.
En el siglo XIX, al celebrarse el cuarto centenario del descubrimiento, un real decreto firmado en el monasterio de la Rábida el 12 de octubre de 1892 (bajo la regencia de doña María Cristina de Habsburgo) expresaba el claro propósito de instituir como fiesta nacional el aniversario del día en que las carabelas de Colón llegaron a las Indias. Pero el establecimiento definitivo se daría más tarde.
Durante la Primera Guerra Mundial las relaciones hispano-argentinas no estuvieron exentas de la conocida "política de gestos" y agasajos mutuos. Dentro de esta política puede ser considerada la promulgación por parte del gobierno argentino (a cargo del presidente Hipólito Yrigoyen en su primera presidencia) del decreto del 4 de octubre de 1917. Este decreto instituyó el 12 de octubre como "Día de la Raza" y declaró ese día como "Fiesta Nacional". Logró además la adhesión de casi todas las naciones americanas, incluyendo Estados Unidos.
El Día de la Raza fue instituido para unir aquellos pueblos o países que tienen en común la lengua, el origen o la religión. Se puede considerar entonces esta fecha como ocasión para detenerse a pensar y ver que las naciones americanas deben ser plurales en lo cultural, lo étnico y lo racial.

América y sus habitantes

Antes de la Conquista, en América había un desarrollo desigual. Contaba con zonas altamente pobladas y otras casi desiertas. Las estimaciones de población para la época son muy diversas, abarcando un rango desde los 13,5 millones de habitantes, hasta los 90 ó 112 millones.
En el norte estaba el Imperio Azteca, en un estado de civilización superior basado en el cultivo del maíz. Los Mayas ocupaban el sureste de México, la península de Yucatán y la actual Guatemala. En el subcontinente sur estaban los Incas, desde Ecuador hasta el centro de Chile.
Existían, además, muchos pueblos no sometidos a ninguno de estos imperios y que dominaban regiones más o menos extensas. Sin duda, ellos tenían noticias o conocían a los otros, considerándose que la integración era muy intensa.
La conquista y anexión del Nuevo Mundo por parte de España se realizó en menos de 50 años. Las Antillas fueron el punto de partida para llegar al imperio azteca; desde Panamá, por la costa del Pacífico, se avanzó a Perú y Chile; y la empresa de Hernando de Magallanes, que bordeó el continente por el Atlántico, permitió la penetración del Plata. La colonización del interior se realizó desde el Alto Perú.

El por qué del nombre América

El continente descubierto por Cristóbal Colón se denominó América, nombre inspirado en el navegante y geógrafo italiano Américo Vespucio. Él participó en varias expediciones portuguesas y españolas. La importancia de Vespucio radica en la difusión que hizo de sus viajes, sin embargo, su mayor mérito fue el de haber tenido la certeza, antes que nadie, de que las tierras descubiertas constituían un nuevo mundo.
Fue el cartógrafo alemán Martín Waldseemüller quien en 1507 editó un mapa general del orbe, en el que proponía el nombre de América para las nuevas tierras, en honor a Vespucio.

jueves, 7 de octubre de 2010

EXCUSAS




Siempre ten presente que la piel se arruga, el pelo se vuelve blanco, los
días se convierten en años...

Pero lo importante no cambia; tu fuerza y tu convicción no tienen edad.

Tu espíritu es el plumero de cualquier tela de araña.

Detrás de cada línea de llegada, hay una línea de partida.

Detrás de cada logro, hay otro desafío.

Mientras estés vivo, siéntete vivo.

Si extrañas lo que hacías vuelve a hacerlo.

No vivas de fotos amarillas.

Sigue aunque todos esperen que abandones.

No dejes que se oxide el hierro que hay en tí.

Haz que en vez de lástima, te tengan respeto.

Cuando por los años no puedas correr, trota.
Cuando no puedas trotar, camina.
Cuando no puedas caminar, usa el bastón.

PERO NUNCA, NUNCA TE DETENGAS!!!!!!!!


Madre Teresa de Calcuta

domingo, 12 de septiembre de 2010

11 de septiembre - Día del maestro

En 1943, a 55 años de su fallecimiento, la Conferencia Interamericana de Educación (integrada por educadores de toda América) se reunió en Panamá y estableció el 11 de septiembre como Día del Maestro:
“Ninguna fecha es más oportuna para celebrar el día del maestro que el 11 de septiembre, día en que pasó a la inmortalidad Domingo Faustino Sarmiento”.
Por tanto se declara Día del Maestro en todo el continente americano el 11 de septiembre.

Entrevista imaginaria a Domingo Faustino Sarmiento

Esta entrevista, obviamente imaginaria, es el resultado de una investigación realizada a partir de material escrito en bibliotecas y en Internet.

¿Cómo influyó en su carácter doña Paula Albarracín?
Yo sostengo que el corazón del hombre se adhiere al de su madre como las raíces al suelo. Mi madre fue para mí un verdadero ejemplo de amor, abnegación y virtud. Es verdad que me crié en la indigencia, pero fue principalmente ella la que sostuvo económicamente mi hogar. Cuando la madre cumple con su sagrado cometido, llega a formar con su hijo una unidad sellada no sólo por los lazos de la sangre sino también por el afecto. Una de las metas más importantes de toda madre es la de ser digna del respeto y la admiración de sus hijos.

¿Qué nos puede decir acerca de su padre, José Clemente?
Mi padre era peón de campo y arriero, sin oficio ni profesión, pero, desde que yo era muy pequeño, se ocupó de mi educación: él y mi tío me enseñaron a leer. Mi padre no quería que, como él, yo tuviera que trabajar con la azada. Pero además, combatió en las guerras por la Independencia: en 1812 acompañó a Belgrano a Tucumán y, en 1817, acompañó a San Martín a Chile.

¿Por qué siente tanto interés por la ciencia y la modernización?
Siempre me ha interesado la divulgación científica como herramienta para superar el atraso. El conocimiento debe democratizarse. Para la producción de un país no basta que media docena de personas aventajadas conozcan y practiquen los mejores sistemas de labores. Sus productos, por grandes que sean, no alterarán la cifra general de la producción.

Usted ha sido un alumno ejemplar, de asistencia perfecta en la escuela, pero… ¿acaso nunca cometió alguna travesura?
Recuerdo alguna vez haber dictado errores a los compañeros para hacerlos reprender y, en mis años de adolescencia en San Juan, hacía algunas diabluras con un grupo de jóvenes. Fuera de eso, creo que mi sentido del humor me permitió coleccionar todas las caricaturas que mis adversarios políticos publicaron en las revistas durante mi período presidencial.

¿Qué acciones considera como más importantes entre las que realizó por nuestra educación?
Escribí muchos libros y manuales para maestros. Estudié la experiencia educativa de otros países para aplicarla en nuestro país. Traje maestras norteamericanas para que colaboraran en organizar un sistema moderno de educación y puse mis esfuerzos en la enseñanza a mujeres para que tuvieran las mismas posibilidades que los varones... Además, pienso que la educación estatal no puede ser católica porque no hay que herir a los miembros de otras confesiones. Es por eso que intenté garantizar la libertad religiosa en las escuelas públicas.

¿Cómo ve el futuro de la educación en Argentina?
Si la educación no prepara a las venideras generaciones para esta necesaria adaptación a los medios de trabajo, el resultado será la pobreza y la oscuridad nacional, en medio del desenvolvimiento de las otras naciones, que marchan con el auxilio combinado de tradiciones de ciencia e industria de largo tiempo, haciendo lentamente descender a las últimas condiciones de la sociedad a los que no se hallen preparados por la educación.

Fuente: http://www.me.gov.ar/efeme/sarmiento/index.html

sábado, 11 de septiembre de 2010

Al MAESTRO con cariño...

Recuerda:

Que la frágil memoria de la mente de tus alumnos olvida fácilmente lo aprendido.
Pero la firme memoria de su corazón retiene de por vida lo sentido y lo vivido.

Si quieres educar, no pongas el acento en cargar las mentes con conocimientos.
Llena más bien los corazones con valores y vivencias.

Produces más calor encendiendo un fósforo que hablando sobre el fuego.
Iluminas más encendiendo una vela que describiendo el sol.

Si quieres educar, no impongas caminos, obligando. Muestra tus ideales, caminando.

No ahogues con el peso de normas y preceptos.
Recuerda que no se educa sin amor. Por lo tanto, ama a tus alumnos como son.

Si amas y vives en la autenticidad, educas sin proponértelo.
Si no amas y no educas de verdad, no educas, aunque te lo propongas.

jueves, 2 de septiembre de 2010

El cazador - de Leo Duarte

EL CAZADOR

La vida no es muy fácil en las soledades de los territorios en los que mi relato se va a adentrar pero a estos amigos les gustaba vivir de la caza y la pesca. Cirilo, su esposa Marta y su cuñado Jacinto, vivían felices, pues nunca les faltó lo necesario para vivir y les gustaba el contacto con la naturaleza. Sus viviendas quedaban cerca del monte misionero, donde abundaba la cacería.
Pero últimamente estaba ocurriendo algo muy misterioso. No era tan fácil encontrar un ciervo, un tatu mulita o un chancho jabalí. Esto nunca pasaba. Decidieron hacer un viaje a caballo por la zona para investigar. La sorpresa era cada vez mayor cuanto más se alejaban del rancho.
Se internaron en el monte y encontraron un chancho jabalí totalmente destrozado. Se miraron sin entender nada, era muy claro que fue muerto por un animal muy poderoso con unas garras muy afiladas. Lo que no comprendían era por qué no se lo comió. Se internaron un poco más, no mucho y la sorpresa fue mucho mayor, cuando vieron un caballo también destrozado junto a su jinete. A este le faltaba un brazo y la cabeza, aparentemente había sido destrozado con garras muy potentes como si se hubiera ensañado con él.
Se miraron e instintivamente corrieron, montaron sus caballos y se alejaron rápidamente del lugar como si hubieran visto un fantasma. Salieron a todo galope hacia el rancho, cortando camino, por un pequeño pueblo para llegar más rápido, cuando de pronto vieron a un señor del lugar, con un rifle en la mano haciéndoles señas, para que se detengan.
Con los ojos asombrados y la voz temblorosa les dijo:
-¡Tengan mucho cuidado que no los encuentre la bestia negra!, porque serán devorados. Es grande como un caballo y cuando ruge tiemblan los montes, corre como un rayo y es muy poderoso. Yo lo ví desde lejos. Cada salto suyo supera los diez metros. En verdad no sabemos de dónde vino, algunos dicen que escapó de un circo europeo y que es un gato del Brasil. Es todo lo que sé, tal vez otros tengan más datos sobre esa cosa.
Jacinto y Cirilo, montaron en sus caballos y se dirigieron rápidamente a sus casas donde quedó sola Marta, la esposa de Cirilo . Una vez allí, junto a ella, comentaron lo sucedido y trataban de entender lo ocurrido en el lugar. Llegaron a la conclusión que tenían que salir a buscar ese animal y matarlo de lo contrario estaba corriendo peligro toda la gente de la zona. Habría que buscar un baqueano que conozca la selva y a los depredadores.
Entre los pobladores del lugar trajeron a un anciano que lo llamaban “el tigrero”. Cuando Jacinto y Cirilo lo vieron se miraron como diciendo: a éste, la bestia se lo come en un segundo, ¿qué podrá hacer este anciano contra ese animal?
El tigrero traía consigo 2 lanzas largas muy afiladas y varios cuchillos chicos y grandes, también una vieja carabina.
El anciano no parecía tan anciano, tenía una vestimenta tipo ermitaño, cabellos casi cano y largos, pasando los hombros y con abundante barba. Cuando Cirilo le preguntó de dónde venía, el anciano con mirada muy tranquila le responde: ¿Usted quiere saber sobre mí? O, ¿sobre la bestia?
Con mirada perpleja Cirilo contestó: ¿ Y… cómo le llamaremos a Usted? ¿Cual es su nombre?
El anciano concentrado sólo en preparar sus armas le dijo: Llámeme simplemente el cazador. Aunque anteriormente me decían el tigrero esa es mi profesión, pero por motivos personales, hoy deseo cazar este animal.
Al momento, solicitó que al día siguiente alguien lo acompañe rumbo a los montes, donde vieron por última vez al animal, pero hombres que no teman a los gatos salvajes del monte.
Al día siguiente se alistan tres hombres: Jacinto, Cirilo y el cazador, éste sugiere que lleven una cabra que servirá de cebo para atraer al animal. Ya se encontraban en pleno monte donde supuestamente se hallaría la bestia cuando el anciano ata la cabra a una estaca y dice: “Suban uno en cada árbol y tengan preparado los rifles yo haré lo mismo”
Así estuvieron unas cuantas horas sin ninguna novedad, sólo se escuchaba el balar de la cabrita con el viento silbando entre las hojas de los árboles, pero el monte estaba muy silencioso, tampoco se escuchaba a los pájaros, como si el clima que existía en ese momento presagiara algo malo que estaba a punto de ocurrir.
Esperando que la bestia sea atraída por la cabra que balaba con desesperación, como presintiendo su final, los tres hombres se miraban de lejos cada uno en su árbol, como diciendo: ¿qué hacemos aquí?, no pasa nada, ¿se habrá ido el bicho éste?
Eran alrededor de las 9 de la mañana cuando en ese preciso momento se escuchó un terrible rugido como si fuera un león. Dos de los hombres quedaron asustados, desorientados totalmente, pues ni siquiera podían saber de donde vino ese sonido tan fuerte. Hasta la cabrita quedó en silencio y pegada al suelo temblando. El único que estaba muy tranquilo era el cazador, que miraba muy sereno hacia el lado opuesto del monte, aparentemente de ese lado vino el rugido.
De improviso el cazador hinchó su pecho y dejó salir un alarido similar a los de los depredadores, que se escuchó en todo el monte, Jacinto y Cirilo se miraron, buscando una explicación pero comprendieron que imitó el rugido del animal, para atraerlo.
De repente, vieron a lo lejos un gran lomo alargado y ondulante del tamaño de un tigre de bengala, de pelaje color negro muy brillante que se movía sigilosamente con mucha elegancia y agilidad, luego hizo unas vueltas a sus alrededores a una distancia de unos 100 metros, pero en cada vuelta se acercaba 20 metros más hacia ellos cerrando el círculo donde se encontraban los tres.
Mientras el cazador bajaba de su árbol, Cirilo y Jacinto, vieron cómo una vez en el suelo, tomó la lanza más larga y a la filosa punta le ponía un líquido que tenía en un frasco, le preguntó Cirilo, desde arriba del árbol: ¿qué le está poniendo a su lanza?. Casi sin mirarlo le dijo: Veneno de yarará. Recién ahora se dieron cuenta que la lanza mas corta era para los animales mas chicos y la larga era para los animales grandes.
Pero, de repente se les erizaron los pelos cuando vieron que a 40 metros, estaba el enorme cuerpo de la bestia observándolos. El día, era muy claro podían verlo muy bien, su pelaje era más oscuro que una noche sin luna y su tremendas mandíbulas entre abiertas dejaba ver el color escarlata palpitante de su lengua lustrosa, que colgaba fuera del morro azabache.
El gruñido profundo y amenazador subía y subía de tono, sus ojos verdosos y brillantes como dos luceros en la oscuridad acompañaban una mirada endiablada y asesina. En eso les grita el cazador: “No bajen del árbol y preparen las armas, pero no disparen hasta que yo les diga”. Así lo hicieron pero en realidad muchas ganas de bajar del árbol ellos no tenían.
En eso la bestia suelta un rugido que parecía que las hojas de los árboles caían como lluvia o tal vez eran ellos los que hacían temblar las ramas por el miedo que sentían. Le gritó Jacinto al anciano: ¡suba al árbol que se viene la bestia!
Pero lejos de acatar esa orden, el cazador se preparó tranquilamente, apoyando la gruesa lanza en la tierra sosteniendo con su pié izquierdo la parte inferior de la lanza y con sus dos brazos la parte superior.
Mientras a la bestia se acercaba agazapaba tal cual lo hace un gato casero antes de cazar una rata, faltando 10 metros salta sobre el cuerpo del cazador, como una enorme sombra. El cazador, seguía en su lugar sin pestañar.
Los cuñados no podían creer lo que estaba ocurriendo frente sus ojos. La bestia se abalanzó sobre el cazador pero antes que sus garras llegaran a tocarlo, levantó la punta de su lanza, topándose el pecho de la fiera contra la punta afilada, cruzando su lomo de lado a lado. Absortos, vieron como la sangre brotaba a borbotones por la tremenda herida provocada. La bestia se revolcaba gruñendo ferozmente pero no moría, herido como estaba trataba de levantarse.
El anciano por segunda vez les gritaba: “Disparen, disparen”, pero ellos atónitos por lo que ocurría, no escuchaban, había mucha sangre sobre la bestia como también sobre el cazador. Cuando dispararon los fusiles ya el cazador le había atravesado la segunda lanza, luego realizaron varios disparos sobre el animal. Jadeante y herida de muerte, la enorme fiera agonizaba.
Urgente bajaron del árbol, cuando se acercaron al cazador se dieron cuenta que se encontraba muy herido. Lo alejaron bastante del animal porque aunque estaba casi muerto seguía jadeando y abriendo sus enormes garras como queriendo atrapar algo a ciegas por última vez.
Lo pusieron al anciano en lugar seguro y le preguntaron como se sentía, pues las heridas que se le veían eran grandes y profundas, las garras habían llegado a tocarle los brazos y la espalda, también perdía mucha sangre.
Él les respondió muy lento y agitado: “Muchachos, sé que de ésta no salgo pero lo tenía previsto, esta era una batalla pendiente entre él y yo, que tenía que cobrármelo, ya me conocía. El mató a mi hermano, a mi cuñada y a mi sobrino”
Trataron de que se callara para que descanse pero insistió en continuar su historia: “Este animal es uno de los últimos felinos más feroces, traicioneros y asesinos que pueda existir en toda la superficie de la tierra. Los indígenas mataron a su madre y a sus cachorros, pero éste pudo escapar y cuando llegó a la madurez comenzó a cazar humanos. Mi hermano lo persiguió con otros cazadores pero era tan astuto como asesino y siempre lograba escapar, y cada vez que lo hacía mataba otra persona.
La última vez que lo vieron fue cuando, mi hermano logró ubicarlo en la región salvaje a orillas del Río Negro. Cautelosamente apuntó con su carabina y le disparó hiriéndolo pero se metió a toda prisa en la espesa selva y ya no lo pudo alcanzar. Supuestamente la bestia, llamado “El gato del brasil”, siguió las huellas de mi hermano hasta su casa y esperó que se haga de noche, herido y sediento de venganza el pesado animal pechó con fuerza la frágil puerta del rancho y una vez dentro no dio tiempo a que alguien tome un arma, y a zarpazos mató a toda la familia.
Desde entonces lo estuve persiguiendo, en ocasiones anteriores lo encontré y disparé pero sólo logré herirlo levemente, ahora sí lo he cazado. Mi hermano ya está vengado.
El cazador dejó caer su cabeza como satisfecho o tal vez desmayado, estaba muy débil por la pérdida de sangre, lo pusieron cruzado sobre el caballo, pues tenía que verlo un médico urgente. Los dos hombres lo llevaron con el mayor cuidado que podían. Llegaron a la casa un par de horas después, lo acostaron en la cama y Marta les grita: ¡está muerto! Lo sintieron muchísimo tanto ellos como toda la gente del pueblito porque fue el hombre que los liberó de un peligro atroz.
No conocían a nadie que fuera pariente o conocido del cazador. Decidieron con los pobladores del lugar darle cristiana sepultura en un lugar privilegiado como solo él se lo merecía por su valentía y coraje. Le pusieron en su epitafio: “Aquí yace un valiente, recordado para siempre por toda la gente de este pueblo”
Una semana más tarde llegó una patrulla armada en busca de una fiera asesina. Pero le explicaron que el animal ya había sido muerto por un valiente cazador, de lo contrario ya para estas horas el pueblo sería un pueblo fantasma.
Fin.

Leo Duarte

martes, 17 de agosto de 2010

Crónicas de vida: José de San Martín

José Francisco de San Martín nació en Yapeyú, hoy provincia de Corrientes, un 25 de febrero de 1778.
En 1774, el gobernador de Buenos Aires Bucarelli, encomendó al Capitán don Juan de San Martín el cargo de teniente de gobernador de Yapeyú. Allí se instaló don Juan con su mujer, Gregoria Matorras, y sus hijos María Elena, Juan Fermín y Manuel Tadeo. Poco después nacerán Justo Rufino y el menor de la familia, José Francisco, quien pronto comenzó a ser cuidado por una niñera india, Juana Cristaldo que según doña Gregoria, lo consentía demasiado. Cuando José tenía apenas tres años, toda la familia debió abandonar Yapeyú y trasladarse a Buenos Aires. El virrey Vértiz le ordenó a Don Juan hacerse cargo de la instrucción de los oficiales del batallón de voluntarios españoles. Los San Martín vivieron en la capital del virreinato hasta 1784 cuando fue aceptado el pedido de Don Juan para regresar a España. Se le encargó la dirección de un regimiento en Málaga y allí se instaló la familia.
José, que tenía por entonces ocho años ingresó al Seminario de Nobles de Madrid. Allí aprendió latín, francés, castellano, dibujo, poesía, retórica, esgrima, baile, matemáticas, historia y geografía.
En 1789, ingresó como Cadete en el regimiento de Murcia, con el cual, a los trece años, tuvo su bautismo de fuego en el sitio de Orán (1791). Más tarde intervino en las guerras del Rosellón (1793), de las Naranjas (1804) y de Independencia, que le supusieron distintos ascensos hasta alcanzar el grado de teniente coronel. En la guerra contra las fuerzas napoleónicas y ya con el grado de Teniente Coronel, fue condecorado con la medalla de oro por su heroica actuación en la batalla de Bailén el 19 de julio de 1808.
El joven José no olvidaba sus orígenes americanos y estaba muy al tanto de los sucesos del Río de la Plata. Al enterarse de los hechos de mayo de 1810, decidió pedir el retiro del ejército español para poner sus conocimientos y experiencia al servicio de la naciente revolución americana. Había tomado contacto en España con círculos liberales y revolucionarios que veían con simpatía la lucha por la emancipación americana. Salió de Cádiz para Londres en 1811. Londres ya era por entonces la gran capital de la Revolución Industrial a cuya sombra florecían las ideas liberales, ante todo en lo económico, pero también en lo político. Allí prosperaban los grupos revolucionarios como la "Gran Hermandad Americana", una logia fundada por Francisco de Miranda, un patriota venezolano que se proponía liberar América con la ayuda financiera de los ingleses. Allí sus contactos revolucionarios, le hicieron conocer el plan Maitland. El plan, un manuscrito de 47 páginas, había sido elaborado por el general inglés Thomas Maitland en 1800 y aconsejaba tomar Lima a través de Chile por vía marítima. San Martín tuvo muy en cuenta las ideas del militar inglés en su campaña libertadora. Finalmente en enero de 1812 San Martín emprendió el regreso a su tierra natal a bordo de la fragata inglesa George Canning.
A poco de llegar a Buenos Aires, logró que se le respetara su grado militar de Teniente Coronel y que se le encomendara la creación de un regimiento para custodiar las costas del Paraná asoladas por los ataques de los españoles de Montevideo. Así nació el regimiento de Granaderos a Caballo. El nuevo cuerpo militar se instaló en el Retiro.


La situación política en Buenos Aires era complicada. Gobernaba el Primer Triunvirato integrado por Chiclana, Sarratea y Paso. Pero el verdadero poder estaba en manos del secretario de gobierno, Bernardino Rivadavia, que venía desarrollando una política muy centralista que desoía todos los reclamos del interior, cada vez más perjudicado por la política económica de Buenos Aires que fomentaba el libre comercio y mantenía un manejo exclusivo del puerto y de la aduana.
A poco de llegar, San Martín entró en contacto con los grupos opositores al triunvirato, encabezados por la Sociedad Patriótica fundada por Bernardo de Monteagudo, y creó, junto a su compañero de viaje Carlos de Alvear, la Logia Lautaro, una sociedad secreta cuyos objetivos principales eran la Independencia y la Constitución Republicana.
San Martín y sus compañeros se decidieron a actuar y el 8 de octubre de 1812 marcharon con sus tropas, incluidos los granaderos, hacia la Plaza de la Victoria (actual Plaza de Mayo) y exigieron la renuncia de los triunviros en un documento redactado por San Martín que concluía diciendo: "...no siempre están las tropas para sostener gobiernos tiránicos".
Fue designado un segundo triunvirato afín a la Logia y a la Sociedad Patriótica integrado por Juan José Paso, Nicolás Rodríguez Peña y Antonio Álvarez Jonte.
Don José se hacía tiempo también para la diversión y poco a poco fue tenido en cuenta en las selectas listas de invitados de las tertulias porteñas. La más famosa y agradable, según cuentan, era la de Don Antonio Escalada y su esposa Tomasa, en la que sus hijas, Remedios y Nieves, no perdían de vista a ningún nuevo visitante. Por allí pasó Don José y surgió el romance con Remedios. Poco después, el 12 de noviembre de 1812 se casaron. Él tenía 34 años y ella 15.
El 3 de febrero de 1813 los Granaderos de San Martín entraban por primera vez en combate frente al Convento de San Lorenzo, en Santa Fe. El desembarco realista no se produjo delante del convento, como había previsto San Martín, sino en dirección al centro de la actual ciudad. Por ello, la columna de San Martín llegó antes de que la de Bermúdez completara el movimiento de incursión. Por un momento, los españoles lograron defenderse. Una bala hirió al caballo de San Martín, que rodó y apretó una de las piernas del coronel, inmovilizándolo. Un enemigo iba a clavarle la bayoneta, cuando apareció el soldado puntano Juan Bautista Baigorria quien en ese preciso instante se interpuso, mató al soldado realista y comenzó una defensa heroica de San Martín. Mientras, el soldado correntino Juan Bautista Cabral ayudó a San Martín a liberarse de la opresión del lomo del caballo sobre su pierna salvándole la vida. Cabral moriría en esa heroica acción.
La leyenda, iniciada en una carta dirigida por San Martín a la Asamblea del Año XIII, le adjudica en su lecho de muerte la máxima "Muero contento, mi Coronel, hemos batido al enemigo":
Según algunos historiadores, el grado de sargento le fue concedido post mortem en mérito a su arrojo en la batalla.
La historia lo ha convertido en un héroe nacional, y existen numerosos monumentos erigidos en su honor.


El triunfo fue total y el prestigio del ahora coronel San Martín crecía sin cesar. Fue así que en 1814 se le encomendó el mando del ejército del Norte en reemplazo del General Belgrano.
El duro revés que éste había sufrido en Vilcapugio y Ayohuma a manos de los realistas cerraba prácticamente las posibilidades de avanzar sobre Lima, al tiempo que hacía vulnerable esa frontera, cuya custodia encargó a Martín Miguel de Güemes, caudillo de Salta. En 1814, tras la derrota del ejército chileno en Rancagua, San Martín dio amparo a O'Higgins y a sus tropas en Cuyo, de donde acababa de ser nombrado gobernador por el Director Supremo Juan Martín de Pueyrredón.
En Mendoza comenzó los preparativos para su ambicioso plan, consistente en cruzar la cordillera, liberar a Chile y de allí marchar por barco para tomar el bastión realista de Lima. Pese a su ardua faena, jamás descuidó las tareas de gobierno. Fomentó la educación, la agricultura, la industria y creó un sistema impositivo igualitario cuidando que pagaran más los que más tenían.
El 24 de marzo de 1816 se reunió por primera vez el Congreso en Tucumán. San Martín, preocupado por la demora en sancionar la independencia le cursó una carta al diputado por Cuyo, Godoy Cruz. "¿Hasta cuándo esperaremos para declarar nuestra independencia? ¿No es cosa bien ridícula acuñar moneda, tener el pabellón y escarapela nacional y, por último, hacer la guerra al soberano de quien se dice dependemos, y permanecer a pupilo de los enemigos?"
A principios de 1817, comenzó el cruce de la Cordillera de Los Andes, la mayor hazaña militar americana de todos los tiempos. Superadas las cumbres andinas, el 12 de febrero de 1817 derrotó al ejército realista al mando del general Marcó del Pont en la cuesta de Chacabuco, y el 14 entró en Santiago de Chile.
La Asamblea constituida proclamó la independencia del país y lo nombró director supremo, cargo que declinó en favor de O'Higgins.San Martín viajó a Buenos Aires a fin de solicitar lo necesario para la campaña del Perú.
Sin embargo, lo que recibió fue la oferta de intervenir directamente en las disputas internas del país, cosa que rechazó. Mientras tanto, las fuerzas patriotas habían sido completamente derrotadas en Cancha Rayada por el ejército realista de Osorio.
De nuevo en Chile, San Martín reorganizó las desmoralizadas tropas criollas y venció a Osorio en los llanos de Maipú, el 5 de abril de 1818, asegurando de este modo la libertad chilena.
De inmediato inició la campaña Libertadora del Perú, que culminó con la proclamación de la independencia peruana en 1821, y su designación como protector, cargo que aceptó hasta la total pacificación del país.
Celebrada la entrevista con Bolívar en Guayaquil en 1822, donde ambos patriotas trataron el futuro del continente, San Martín renunció al Protectorado peruano y se retiró de la vida pública, embarcándose hacia Europa.
En 1829 regresó a Buenos Aires, pero no llegó a desembarcar. Afectado por las luchas fratricidas que enfrentaban a sus compatriotas, marchó de nuevo a Europa, radicándose definitivamente en Francia.

El 16 de agosto de 1816, nació Mercedes Tomasa de San Martín, la única hija de su matrimonio con Remedios de Escalada.
Tras las campañas libertadoras, pasó unos días en Mendoza, y desde allí pidió autorización al Gobierno de Buenos Aires para poder ver a su esposa, que estaba gravemente enferma. Rivadavia, ministro de gobierno del gobernador Martín Rodríguez, le negó el permiso argumentando que no estaban dadas las condiciones de seguridad para que San Martín entrara a la ciudad. En realidad Rivadavia, que siempre le había negado cualquier tipo de ayuda a San Martín, temía que el general entrase en contacto con los federales del Litoral. Ante el agravamiento de la salud de Remedios, y a pesar de las amenazas, San Martín decidió viajar igual a Buenos Aires pero lamentablemente llegó tarde. Su esposa ya había muerto sin que él pudiera compartir al menos sus últimos momentos. Fue ahí, que resolvió abandonar el país en compañía de su pequeña hija Mercedes rumbo a Europa. Merceditas tenía siete años y recién en ese momento, conocería verdaderamente a su padre.
En 1825 redacta las famosas máximas, una serie de recomendaciones para su educación en caso de que él no estuviera a su lado. Allí le aconseja el amor a la verdad, la tolerancia religiosa, la solidaridad y la dulzura con los pobres, criados y ancianos; amor al aseo y desprecio al lujo. Tras pasar brevemente por Londres, San Martín y su hijita se instalaron en Bruselas. En 1824 pasan a París para que Mercedes complete sus estudios.
En 1832 una epidemia de cólera asoló Francia. San Martín y su hija Mercedes, fueron afectados por esa grave enfermedad. Los trató un médico argentino, Mariano Balcarce, hijo de un viejo amigo y camarada de armas de San Martín, el general Antonio Balcarce.
El frecuente trato entre los jóvenes, hizo florecer una relación que se cristalizó el 13 de diciembre de 1832, cuando Mariano Balcarce y Mercedes de San Martín se casaron y se fueron de luna de miel a Buenos Aires.
Hacia 1845, la salud de San Martín comenzó a deteriorarse ostensiblemente. Sufría asma, reuma, úlceras y estaba casi ciego. Su estado de salud se fue agravando hasta que finalmente falleció el 17 de agosto de 1850.
En su testamento, pedía que su sable fuera entregado a Rosas, "por la firmeza con que sostuvo el honor de la república contra las injustas pretensiones de los extranjeros que trataban de humillarla", y que su corazón descansara en Buenos Aires. Esta última voluntad se cumplió en 1880, cuando el presidente Avellaneda recibió los restos del libertador.


Fuente: www.elhistoriador.com.ar

Recuperando paradigmas

Estamos en un momento de la historia, en que ya no abundan los paradigmas ni los grandes ejemplos.
Los grandes modelos, pero esos grandes de toda grandeza. Esos que dan la pauta de una vida consagrada a plasmar la suma de un caudal de valores imperecederos y una personalidad determinante.
Sabemos que muchos pueden una y otra vez replantearse, en medio de los vaivenes y sucesos cotidianos ¿qué necesidad hay de recrear la memoria y obra de tamaño prócer? si ello, aparentemente, no solucionará nada de lo que acontece en nuestras vidas.
Realmente, pensar así, lleva a un profundo engaño. Hay que sacarse de la cabeza la idea de que develaremos los enigmas del presente en el propio presente.
El presente, busca con desesperación, que alguien le explique por qué las cosas pasan como pasan y no de otra manera. Nos reclama explicaciones acerca de nuestro atascamiento en un pantano de desencuentros, sin encontrar la mano amiga que nos ayude a salir.
Aunque duela admitirlo, nos falta perspectiva. No se advierte en el inconsciente colectivo, ni en quienes deberían hacer gala de ostentarla, una mirada profunda hacia los doscientos años y a los “grandes” que forjaron nuestra historia. Más bien, ese vistazo se lo percibe por demás sesgado.
Estas miradas ladeadas hacia el centro de nuestra existencia como país, trae aparejada, aunque suene reiterativa y hasta muy armada la frase, que cuando no recordamos lo que nos ha pasado, corremos serio riesgo de que vuelva a ocurrirnos la misma cosa.
¿Y por qué no recordamos lo que nos ha pasado?
Porque si bien tenemos historia; una rica historia, no la reconocemos. La sentimos como si fuera algo de otro, de seres distantes, sin vínculos con nuestra realidad.
Nos complacemos con tan solo repetir hechos, fechas, nombres, situaciones, como un simple proceso de aprendizaje. Pero no vivimos nuestra historia.
Nos devora el aquí y el ahora, viviendo en un sálvese quien pueda, atados a una mejora material, y lo que es peor, muchas veces sin saber quiénes somos, de dónde venimos, y hacia dónde vamos.
Por todo lo expuesto, y para evitar que estas líneas sean nada más que un cúmulo de desnudas enunciaciones, propongámonos erigir paradigmas valederos como el del General San Martín, para nuestro diario vivir.
No olvidemos, que Nos dejó un país y una América libres de dominio extranjero, para que con nuestra responsabilidad construyamos una patria de hombres libres y solidarios, con pleno respeto por los valores fundamentales de la sociedad humana.
No olvidemos, en estos tiempos en que está tan mancillada, que su pensamiento acerca de la educación popular era, que “es la base de la dignidad de la persona humana, y el reaseguro para evitar las formas despóticas y autoritarias que tanto mal hacen a la sociedad”.
Y no olvidemos nunca, al direccionar nuestras acciones, aquel que fue sin dudas su pensamiento más concluyente: “Serás lo que debas ser, o si no, no serás nada”.

Prof. Arturo Arias Terceiro

jueves, 5 de agosto de 2010

El misterioso señor Benito - de Leo Duarte

El misterioso Señor Benito. ( Leo Duarte. Agosto 2009)

Cierta vez, en un lejano pueblo en el norte chaqueño, a pocas leguas del monte impenetrable ocurrían cosas muy misteriosas. La gente de los alrededores no se explicaba hasta ese momento, lo que estaba pasando en el lugar.
Desde hace menos de un año, en ese pequeño pueblo cada quince o veinte días los perros del lugar se ponen a ladrar toda la noche en dirección hacia un viejo caserón. Más que ladridos son una especie de llantos y alaridos como si vieran algo desconocido, los vecinos no se atrevían a salir por temor a ver algo que no fuera de este mundo.
En una reunión organizada por algunos vecinos para hablar del tema tan preocupante, que existe en el pueblo, decía uno de los vecinos:
-Yo sigo insistiendo que el señor Benito tiene algo que ver con lo que está pasando, desde que este hombre llegó aquí, ocurren estas cosas.
Un joven, que se encontraba entre ellos, conocido por todos desde chico levantó la mano para hablar.
-Yo me animo a descubrir si este señor tiene algo que ver. Entraré a su casa cuando él no está para ver que es lo que hay adentro.
Un señor mayor que estaba presente le dice:
-No vamos a permitir que vayas a arriesgar tu vida. Mario, tienes sólo 25 años y toda una vida por delante. ¡Andá a saber con que te vas a encontrar dentro de ese caserón! Podrías salir loco de ahí o no salir nunca más.
Todos se retiraron a sus casas, pensando que el tema quedaría para resolver al día siguiente.
Mario era un chico que se crió casi sólo en el vecindario, ya que su única familia era su madre que lo tuvo soltera y, desgraciadamente murió cuando lo dio a luz después las vecinas lo criaron. Al estar de mano en mano se crió un poco rebelde.
El joven se quedó con la sangre en el ojo y pensó que no podía dejar pasar más tiempo, esta era la oportunidad.
Esa misma tarde antes de que el sol se ponga, Mario vio que el viejo Benito salió.
El muchacho, que se encontraba escondido detrás de un árbol, dijo: “Esta es la oportunidad de entrar a esa casa vieja”.
Casi agazapado y a toda velocidad pasó por debajo del espinoso y viejo cerco, no le fue muy difícil empujar el oxidado ventanal para que se abra, una ves adentro tuvo la sensación de estar en una zona totalmente desconocida. Un olor nauseabundo, imposible de aguantar, lo envolvió.
Pensó que debía salir de ese lugar lo antes posible, no veía nada y se sentía muy mareado.
Al día siguiente muy temprano, una persona se encontraba sentada sobre el tronco de un árbol caído.
Un vecino del pueblo que pasaba muy cerca de él lo miró sorprendido, al reconocerlo le resultó imposible que su cabellera estuviera tan blanca, pero al mirarlo detalladamente la sorpresa fue peor, casi con un grito dijo:
-¿Mario que le paso a tu cabello negro? ¿Qué haces aquí? ¡Estás helado ¡ ¿Cuántas horas hace que estás aquí?
Mario lo miró desconcertado sin hablar con la mirada extraviada, su pelo totalmente blanco, tiritando de frío, como si le hubieran pasado 40 años por encima de un día para el otro.
El vecino llamó a otro y casi a la rastra porque, le costaba mucho dar pasos, lo llevaron hasta su casa. Nadie se explicaba lo que le sucedió, hasta que un anciano dijo:
-Lo que le pasó a éste muchacho es cosa de Mandinga, él hasta ahora no nos puede hablar pero estoy seguro que entró en la casa del viejo Benito, a pesar que se lo advertimos.
Todos los que se encontraban en ese momento se miraron como diciendo que había que hacer algo urgente. Una anciana que se encontraba en la casa dijo:
-Busquemos a la curandera de la laguna, ella nos podría ayudar.
Mientras algunos quedaron cuidando de Mario, otros fueron a buscar a la curandera.
En tanto, los que quedaron con el enfermo experimentaban algo terrorífico, las seis personas que estaban alrededor de la cama de Mario de repente vieron como el cuerpo del muchacho, se fue elevando hacia el techo de la casa sin que nadie lo toque.
El cuerpo de Mario volvió a descender hasta quedar nuevamente acostado, pero balbuceaba algunas palabras que se entendían muy poco, como por ejemplo “llévenme al caserón, necesito completar mi libertad”.
En esos momentos llegaban las personas que traían a la curandera del pueblo, rápidamente le comentan lo ocurrido, un anciano con todo su asombro le dijo:
-Fue de terror, hablaba sin mover los labios, pero una voz se escuchaba.
Urgentemente, la curandera ordenó que trajeran unas ramitas de un árbol de sauce llorón, que las quemaran para hacer un sahumerio, sobre eso tiró unos polvitos que según ella son huesos disecados de búho, muy bien molidos. A medida que se formaba el humo, el cuerpo de Mario giraba sobre si mismo, todos quedaban totalmente sorprendidos, pero la curandera los calmaba diciéndoles: “No se asusten que el diablo está encerrado en él. Para tomar forma tendría que estar nuevamente en el caserón, si eso llegara a pasar el mismo demonio estaría libre para hacer estragos en la Tierra. Menos mal que el pobre muchacho es muy fuerte y constantemente está luchando con satanás impidiendo su libertad, que ahora se encuentra preso en su cuerpo”.
En esos momentos, entra con urgencia a la casa una de las personas del grupo y comenta a los concurrentes: “Afuera de la casa está el señor Benito y quiere ver al muchacho”. Háganlo pasar -dijo la curandera-.
Al mismo tiempo que terminaba de hablar, se presenta dentro de la casa el anciano, saludando, en silencio, con la mano en alto a todos los presentes.
-Hay que ser prudentes, es muy peligroso y muy arriesgado meterse en esto -dijo el señor Benito-.
El misterioso anciano se quedó frente a la cama, observando detenida y fijamente la cara del enfermo, del joven Mario, que realmente no se sabía con exactitud si estaba vivo o muerto ya que hasta su color de piel iba cambiando paulatinamente.
De pronto, el señor Benito rompe el pesado silencio que reinaba allí, diciendo “Antes de que llegue la noche hay que hacer algo urgente, nos queda poco tiempo”. Extrayendo de su enorme bolso de cuero negro, una especie de yuyos y otras cosas que no sabíamos exactamente que eran, pero parecían bosta de animales mezclados con algunos trozos de piel de color raro, luego pidió que le trajeran un trozo de grasa de gallina. Mientras hacía su raro trabajo, nos iba contando algunas historias que no podíamos creer, pero lo que mas nos asombró fue cuando nos dijo:
“Esta persona que ustedes ven en esta cama, no es el Mario que creen que es, este ser que está frente a nuestros ojos, es el mismo Satanás y lo tenemos preso en este cuerpo, por que él mismo no pudo concretar su liberación por medio del muchacho.
Se sentó y con más seriedad continuó diciendo: Ustedes no me conocen pero, yo estuve todo este tiempo tras la persecución de este ser, soy un miembro del santuario de exorcistas de la catedral de Buenos Aires, en la Plata. Supuestamente el anticristo aparecería en estas zonas, por eso guiado por mis colegas y con la ayuda de Dios, logré encontrar a este espíritu del infierno, reencarnado en el cuerpo de un animal. Por suerte, pude ubicarlo yo mismo, si hubiera sido una persona que no estaba preparada para esto, sería fatal para todo el mundo. Pero logré dominarlo con mis oraciones y encerrarlo en el caserón. Con cara apesadumbrada continuó: Desgraciadamente, antes de encontrar una solución para evitar una victima innecesaria, este muchacho tuvo la imprudencia de entrar, y yo no estaba para impedirlo pero, ahora tenemos que actuar de urgencia cueste lo que cueste. Seguramente –dijo haciendo ademanes con las manos- cuando él entró a la casa el espíritu del malvado, intentó liberarse tomando su personalidad para salir al mundo, pero el muchacho es muy fuerte, logró salir fuera de allí antes que sea tomado totalmente, Tal vez también ayudado por Dios, pero de todas maneras aquí tenemos a la mitad de Mario, la otra mitad está dentro del caserón.
Ahora tendrán que ayudarme a terminar el trabajo de exorcismo, me dejarán solo con él, cuando yo les avise, ustedes entrarán al caserón para sacar al verdadero Mario. Aquí tienen las llaves de los candados del caserón.
Luego recomendó a los vecinos: “Por favor no se queden en este lugar por que puede ser peligroso, si logramos destruirlo seguramente va querer llevarse a alguien en su huída a los infierno de donde vino. Si me toca a mi, estaré preparado, quédense tranquilos, apurémonos antes que se haga la noche”.
Todos obedecieron y esperaron fuera de la pequeña casa donde habitaba Mario, desde afuera de la vivienda se empezaron a escuchar como el exorcista le gritaba al poseído, en idioma desconocido para ellos, aparentemente en latín, de repente se escuchó un grito o alarido de terror como si fuera proviniendo desde el mismo infierno, en el instante que el hombre con palabras temblorosa les gritaba que abran el caserón para sacar a Mario.
La gente no entendía mucho pero obedecieron, aunque no sabían si realmente encontrarían al muchacho, pues él estaba con el señor Benito, si así fuera abría dos Mario. La sorpresa fue alucinante cuando entraron al caserón y ven al verdadero Mario tirado en el piso, lo levantaron entre todos y el muchacho comenzó a despertarse, bastante mareado. Pero, éste si era Mario y estaba enterito.
Lo sacaron fuera del caserón. En eso, vino corriendo un vecino diciendo que la casa de Mario se estaba incendiando, toda la gente asombrada vio como la casa quedaba echa ceniza muy rápidamente. En medio del humo y las cenizas, se escuchó una risotada satánica y estridente, que aturdió a todos, mientras se levantaba un remolino de viento, que empezó a llevar todas las cenizas que había quedado del incendio.
Toda la gente en la calle quedó muy absorta y boquiabierta, al ver que a los diez minutos no quedó absolutamente nada, solo la tierra humeante y caliente, totalmente desierta como si allí nunca existió nada, se miraron unos a otros como diciendo que se hizo del exorcista, se fue el diablo pero también el señor Benito. Pero lo tenemos a nuestro muchacho como siempre, sano y salvo.
Ahora tenemos que entre todos pedirle al Dios de los cielos, que lo tenga en los brazos al señor Benito, que dio su vida para salvar a la humanidad de las garras de Satanás.

Desde ese momento, al pueblo volvió la tranquilidad y la paz, como siempre la tuvo. El terreno donde ocurrió el duelo con el diablo, quedó totalmente estéril y jamás creció una sola hierba.

Florencio Leo Duarte

viernes, 30 de julio de 2010

De fábulas y moralejas...

La fábula de la Liebre y la Tortuga

Una tortuga y una liebre siempre discutían sobre quién era más rápida. Para dirimir el argumento, decidieron correr una carrera. Eligieron una ruta y comenzaron la competencia.
La liebre arrancó a toda velocidad y corrió enérgicamente durante algún tiempo. Luego, al ver que llevaba mucha ventaja, decidió sentarse bajo un árbol para descansar un rato, recuperar fuerzas y luego continuar su marcha. Pero pronto se durmió. La tortuga, que andaba con paso lento, la alcanzó, la superó y terminó primera, declarándose vencedora indiscutible.

Moraleja:
Los lentos y estables ganan la carrera.


Pero la historia no termina aquí: La liebre, decepcionada tras haber perdido, hizo un examen de conciencia y reconoció sus errores. Descubrió que había perdido la carrera por ser presumida y descuidada. Si no hubiera dado tantas cosas por supuestas, nunca la hubiesen vencido.
Entonces, desafió a la tortuga a una nueva competencia. Esta vez, la liebre corrió de principio a fin y su triunfo fue evidente.

Moraleja:
Los rápidos y tenaces vencen a los lentos y estables.


Pero la historia tampoco termina aquí: Tras ser derrotada, la tortuga reflexionó detenidamente y llegó a la conclusión de que no había forma de ganarle a la liebre en velocidad. Como estaba planteada la carrera, ella siempre perdería. Por eso, desafió nuevamente a la liebre, pero propuso correr sobre una ruta ligeramente diferente.
La liebre aceptó y corrió a toda velocidad, hasta que se encontró en su camino con un ancho río. Mientras la liebre, que no sabía nadar, se preguntaba "¿qué hago ahora?", la tortuga nadó hasta la otra orilla, continuó a su paso y terminó en primer lugar.

Moraleja:
Quienes identifican su ventaja competitiva (saber nadar) y cambian el entorno para aprovecharla, llegan primeros.


Pero la historia tampoco termina aquí: El tiempo pasó y tanto compartieron la liebre y la tortuga, que terminaron haciéndose buenas amigas. Ambas reconocieron que eran buenas competidoras y decidieron repetir la última carrera, pero esta vez corriendo en equipo.
En la primera parte, la liebre cargó a la tortuga hasta llegar al río. Allí, la tortuga atravesó el río con la liebre sobre su caparazón y, sobre la orilla de enfrente la liebre cargó nuevamente a la tortuga hasta la meta. Como alcanzaron la línea de llegada en un tiempo récord, sintieron una mayor satisfacción que aquella que habían experimentado en sus logros individuales.

Moraleja:
Es bueno ser individualmente brillante y tener fuertes capacidades personales. Pero, a menos que seamos capaces de trabajar con otras personas y potenciar recíprocamente las habilidades de cada uno, no seremos completamente efectivos.
Siempre existirán situaciones para las cuales no estamos preparados y que otras personas pueden enfrentar mejor.
La liebre y la tortuga también aprendieron otra lección vital: Cuando dejamos de competir contra un rival y comenzamos a competir contra una situación, complementamos capacidades, compensamos defectos, potenciamos nuestros recursos...y obtenemos mejores resultados!

"Para ser exitoso no tienes que hacer cosas extraordinarias. Haz cosas ordinarias, extraordinariamente bien"...

martes, 20 de julio de 2010

Historias para un 20 de julio.....

El valor de la amistad

Después de perder a sus padres, un orangután de tres años de edad, estaba tan deprimido, que se rehusaba comer y no respondía nada bien a los tratamientos. Los veterinarios presentían que se entregaría a la muerte.
Un perro de edad fue encontrado perdido en las inmediaciones del parque zoológico, y cuando lo pusieron en la sala de tratamiento, se reunió con el orangután. Ambos se convirtieron en amigos inseparables desde entonces.
El orangután encontró una nueva razón para vivir, y se esfuerza al máximo para acompañar a su nuevo amigo en sus actividades.
Ellos viven en el norte de California y la natación es el deporte favorito de ambos, aunque Roscoe (el orangután) todavía tiene un poco de miedo al agua y necesita la ayuda de su amigo para nadar.
Ellos pasan todo el tiempo juntos, y se puede apreciar por las sonrisas y la risa, cuán felices son. Juntos descubrieron el lado cómico de la vida y el valor de la "Amistad".
Encontraron más que un hombro amigo donde apoyarse ....
¡¡¡Viva la Amistad!!!

lunes, 19 de julio de 2010

Personajes del Siglo XX

Osho - Rajneesh Chandra Mohan Jain
(11 de diciembre de 1931 - 19 de enero de 1990),
Fue un maestro espiritual hindú.
En los años sesenta se hacía llamar Acharya Rajneesh, en los años setenta y ochenta Bhagwan Shree Rajneesh y en los noventa Osho. Vivió en la India, y durante otras temporadas, en Estados Unidos, inspirando el Movimiento Osho, un controvertido grupo filosófico que cuenta con muchos seguidores, aunque también con detractores.

Sobre el término “Osho”, él mismo explica que se deriva de la palabra de William James “Oceánico”, la cual a su vez significa “disolviéndose en el océano”. “No es mi nombre”, dice, “es un sonido curativo”.

Enseñanzas
Las enseñanzas de Osho se centran en abordar, desde distintos ángulos, el desarrollo de la conciencia humana hasta alcanzar el grado conocido en tradiciones varias como iluminación. En su discurso, Osho utiliza las enseñanzas de los maestros de distintas épocas, tales como Krishná, Buda, Jesucristo, Lao Tse, Sócrates, Heráclito, George Gurdjieff, etc., para acercarse desde distintos puntos de vista a la cuestión de la iluminación.
Sin embargo, según Osho, su mayor fuente para hablar de la conciencia humana era la experiencia propia: su conciencia se había expandido hasta alcanzar la iluminación a los 21 años.
De acuerdo a su enseñanza, la fuente de la desdicha del ser humano reside en el desconocimiento de su propia naturaleza. Los individuos identifican su “yo” con lo percibido por sus sentidos a todos los niveles. La identificación se produce tanto a nivel físico, con el cuerpo, como a nivel mental, con los pensamientos, y a nivel emocional, con los sentimientos. En cambio, según Osho, la naturaleza verdadera del individuo reside en su conciencia, o la capacidad de atestiguar lo percibido por los sentidos.
La conciencia, o la capacidad de atestiguar, emerge como consecuencia de la práctica de la meditación. La meditación, que puede practicarse por medio de técnicas de lo más variadas, permite al individuo trascender la identificación con el ego, desechando las proyecciones de identidades falsas creadas por la mente.
A lo largo de varias décadas, Osho pronunció muchos discursos, contestando a las preguntas de sus miles de discípulos. Estos discursos fueron recogidos en numerosas cintas de audio y video. Sus más de 100 libros han sido publicados en varios idiomas y continúan editándose en la actualidad (años 2000).

Profecías
A pesar de que en sus enseñanzas Osho destaca que el presente es la única realidad, y que el pasado y el futuro son ilusiones de la mente, se le atribuyen algunas profecías.
En octubre de 1982, un artículo de la revista Rajneesh Foundation International Newsletter anunció que Rajneesh había profetizado el fin del mundo para 1999:
Todas las causas para una tercera guerra mundial ya han sucedido. Por lo tanto hay sólo una remota posibilidad de que el conflicto no tenga lugar. Pero sólo algo completamente impredecible (como —por ejemplo— el contacto con una forma de vida inteligente proveniente de otra galaxia) podría cambiar la dirección en la cual se dirige la humanidad. [...] La tercera guerra mundial [..] empezará en algún momento entre 1993 y 1999.
En 1983, Sheela, la secretaria personal de Osho, anunció que su maestro predijo que dos tercios de la humanidad moriría de sida. Como precaución, se exigió a los sannyasis que cuando tuvieran relaciones sexuales utilizaran guantes de goma y condones, y que evitaran por completo los besos.

Decadencia y muerte
A fines de octubre de 1985, Osho y un grupo de sus sannyasis fueron arrestados en un aeropuerto de Carolina del Norte; el grupo iba en ruta a las Bahamas con 58.522 dólares en efectivo y un millón de dólares en joyas.
El encarcelamiento de Osho y su transferencia: durante doce días a través de cárceles de todo el país, este hecho fue un espectáculo internacional. Finalmente tuvo que pagar 400.000 dólares de fianza y fue deportado de EEUU.
El 6 de noviembre de 1987 Osho expresó que su salud se estaba deteriorando, y que ello se debía a alguna forma de veneno que las autoridades estadounidenses le habrían administrado durante los doce días que fue mantenido en varias prisiones de ese país. Sus doctores presentaron la hipótesis de que —como sus síntomas se concentraban en el lado derecho del cuerpo— debía de haber dormido sobre su lado derecho sobre colchones (en cárceles de Carolina del Norte, Oklahoma y finalmente en Portland) deliberadamente irradiados con talio.
Sin embargo, esta opinión, que fue difundida por el abogado de Osho, Philip J. Toelkes (Swami Prem Niren), fue despreciada por el fiscal estadounidense Charles H. Hunter: "Es una ficción completa, y hay que considerar la fuente: este señor no tiene ninguna credibilidad".
Finalmente Toelkes concedió que no había evidencia alguna para apoyar esa acusación.
A fines de diciembre de 1988, declaró que no quería ser nombrado Bhagwan Shree Rajneesh, y pocos días después adoptó el nombre de Osho.
Otra explicación menos siniestra es que Osho —a quien se le había diagnosticado diabetes muchos años atrás— habría sufrido una serie de problemas sistémicos en las etapas finales de su enfermedad crónica, quizá exacerbadas por el estrés que experimentó en la cárcel, y por el uso de óxido nitroso y diazepam en los años ochenta.

La multifacética doctrina de Osho muestra entre otros el yoga tántrico y fue conocido como el 'gurú del sexo'. Los adeptos son captados a través de cursos terapéuticos o de meditación y hoy han tenido un resurgimiento a través de terapias vinculadas a la nueva era. En las terapias grupales se utilizan técnicas de hiperventilación, música y gritos que llevan a la ruptura emocional del adepto.

Fuente: Wikipedia – La enciclopedia libre

Sustitución sensorial

El soldado ciego que ve con la lengua
Unas gafas con microsensores en la lengua transforman las señales visuales

MADRID - Marzo de 2010 -
Llevaba tres años en tinieblas. Una granada en Basora (Irak) en 2007 le dejó completamente ciego. Craig Lundberg, soldado del Segundo Batallón del Regimiento de The Duke of Lancaster (del Reino Unido), sobrevivió a la explosión, aunque perdió el ojo izquierdo y el derecho quedó dañado irremediablemente. Pero esta semana ha recuperado la esperanza. Ha visto luz, literalmente, entre tanta sombra. Un dispositivo en desarrollo -el BrainPort- le permite distinguir formas gracias a que convierte las señales visuales en eléctricas.

A sus 24 años, Lundberg ha sido elegido por el Ministerio de Defensa del Reino Unido para probar la nueva tecnología, que podría revolucionar el tratamiento de la ceguera. Para ello, el joven, fan del fútbol (y en concreto del Liverpool), ha viajado a Pittsburgh (EEUU), donde ha aprendido a manejarlo.

El invento se basa en el principio de sustitución de sentidos -en el que un sentido puede ser reemplazado por otro-. En este caso, los receptores sensitivos de la lengua hacen las funciones de los fotorreceptores de los ojos. ¿Cómo? A través de unas gafas de sol que llevan instalada una cámara. Ésta va conectada a un aparato que convierte estas imágenes en estímulos eléctricos y los pasa a la lengua a través de un tubo de plástico que finaliza en una especie de 'piruleta' llena de microelectrodos.

La diferente intensidad que se siente en la lengua -como un hormigueo- se corresponde con el negro, el blanco y el gris de las imágenes, lo que permite al afectado percibir la luz y la oscuridad y visualizar en el cerebro la forma de los objetos que tiene delante. También percibe algo de perspectiva y de profundidad.

Parece ciencia ficción, pero funciona, tal y como ha demostrado el propio Lundbergh, que fue capaz de leer la palabra 'cat' (gato en inglés) de un folio situado a un metro de distancia y de sortear algunos obstáculos en un circuito. "Es la primera vez desde el accidente de Irak que puedo hacer esto", explicó orgulloso el soldado. "Soy realista. Sé que no me va a devolver la visión, pero es lo que más se acerca", añadió.

De momento, es sólo un prototipo, pero "el potencial que tiene para cambiar mi vida es enorme", señala Craig Lundberg, que a pesar de su minusvalía ha escalado el Kilimanjaro, ha corrido la maratón de Londres y juega en el equipo inglés para ciegos.

El dispositivo que ha probado el británico, que afirma que se siente como si tuviera "una batería en la boca o un caramelo de pica-pica", consta de 400 puntos que envían información a la lengua. Sin embargo, los diseñadores pretenden ampliarlo hasta los 4.000 sensores, lo que permitirá mejorar la calidad y claridad de las imágenes. Asimismo, mientras se usa el BrainPort no se puede ni hablar ni comer, porque el tubo de la lengua lo impide. Pero la idea es crear un producto más pequeño que permita al afectado tenerlo permanentemente entre los dientes y que posibilite hacer otras cosas.

Pero pese a la inestimable ayuda del BrainPort, Craig Lundbergh reconoce que no prescindirá jamás de su perro Hugo, que le ha guiado durante todo este tiempo y que lo seguirá haciendo.

Fuente: elmundo.es/salud

Una historia para forjar conciencia....

LA MENTIRA DESCUBIERTA

El Doctor Arun Gandhi, nieto de Mahatma Gandhi y fundador del instituto “Gandhi para la Vida Sin Violencia”, compartió la siguiente historia como un ejemplo del arte de sus padres para vivir sin violencia:

Yo tenía 16 años y vivía con mis padres en el instituto que mi abuelo había fundado en las afueras, a más de 25 kilómetros de la ciudad de Durban, en Sudáfrica, en medio de plantaciones de azúcar. Estábamos bien en el interior del país y no teníamos vecinos, así que a mis dos hermanas y a mí, siempre nos entusiasmaba poder ir a la ciudad a visitar amigos o al cine. Un día mi padre me pidió que lo llevara a la ciudad para asistir a una conferencia que duraba varias horas y aproveché esa oportunidad. Mi madre me dio una lista para hacer compras en el supermercado y,como iba a pasar todo el día en la ciudad, mi padre me pidió que me hiciera cargo de algunas cuestiones pendientes, como llevar el auto al taller. Cuando nos despedimos, él me dijo:
-“Nos vemos aquí a las 5 de la tarde y volvemos a casa juntos”.
Después de completar rápidamente todos los encargos, me fui hasta el cine más cercano. Me concentré tanto en la película, una doble de John Wayne, que me olvidé del tiempo. Eran las 5 y media de la tarde cuando me acordé. Corrí al taller, conseguí el coche y me apuré para llegar hasta donde estaba esperándome mi padre. Eran casi las 6. Él me preguntó con ansiedad: -“¿Por qué llegás tarde?”. Me sentía mal por eso y no podía decirle que estaba viendo una película de John Wayne; entonces le respondí que el auto no estaba listo y tuve que esperar. Lo dije sin saber que mi padre ya había llamado al taller. Cuando se dio cuenta de que había mentido, me dijo: -“Algo no anda bien en la manera en que te he criado, ya que no te he dado la confianza necesaria para decirme la verdad. Voy a reflexionar qué es lo que hice mal con vos. Voy a caminar los 25 kilómetros hasta casa y a pensar sobre esto. Así que vestido con su traje y sus zapatos elegantes, empezó a caminar por caminos que no estaban ni pavimentados ni alumbrados. No podía dejarlo solo... así que manejé cinco horas y media detrás de él... Viendo a mi padre sufrir la agonía de una mentira estúpida que yo había dicho.
Ese día decidí que nunca más iba a mentir. Muchas veces me acuerdo de este episodio y pienso... si me hubiese castigado de la manera habitual en que lo hacemos con nuestros hijos,
¿hubiese aprendido la lección?. ¡No lo creo!. Pero esta acción de no violencia fue tan fuerte, que la tengo impresa en la memoria para el resto de mi vida como si fuera ayer.

sábado, 10 de julio de 2010

Tesoros - Anónimo

TESOROS

Hace muchísimos años vivía en la India un sabio de quien se decía que guardaba en un cofre encantado un gran secreto que lo hacía triunfador en todos los aspectos de su vida y que por eso se consideraba el hombre más feliz del mundo. Muchos reyes envidiosos, le ofrecían poder y dinero y hasta intentaron robarlo para obtener el cofre, pero todo era en vano.
Mientras más lo intentaban, más infelices eran, pues la envidia no los dejaba vivir.
Así pasaban los años y el sabio era cada vez más feliz.
Un día llegó ante él un niño y le dijo:
-"Señor, al igual que usted, también quiero ser inmensamente feliz ¿Por qué no me enseña qué debo hacer para conseguir la felicidad?"
El sabio, al ver la sencillez y la pureza del niño, le dijo:
-"A ti te enseñaré el secreto para ser feliz. Ven conmigo y presta mucha atención: En realidad son dos los cofres en donde guardo el secreto para ser feliz, y son mi MENTE y mi CORAZÓN, y el gran secreto no es otro que una serie de pasos que debes seguir a lo largo de la vida.
-El primer paso es saber que existe la presencia de Dios en todas las cosas de la vida y por lo tanto, debes amarlo y darle gracias por todo lo que tienes.
-El segundo paso, es que debes quererte a ti mismo y todos los días al levantarte y al acostarte, afirmar: Yo soy importante, yo valgo, yo soy capaz, soy
inteligente, soy cariñoso, no hay obstáculo que no pueda vencer. Este paso se llama Autoestima.
-El tercer paso, es que debes poner en práctica todo lo que dices que eres, es decir, si dices que eres inteligente actúa inteligentemente, si dices que
eres capaz, haz lo que te propones, si piensas que no hay obstáculos que no puedas vencer, entonces proponte metas en tu vida y lucha por ellas hasta lograrlas.
Este paso se llama Motivación.
-El cuarto paso es que no debes envidiar a nadie por lo que tiene o por lo que es, ellos alcanzaron su meta, logra tú las tuyas.
-El quinto paso es que no debes albergar en tu corazón rencor hacia nadie. Ese sentimiento no te dejará ser feliz, deja que las leyes de Dios hagan justicia.
Tú, perdona y olvida.
-El sexto paso, es que no debes tomar las cosas que no te pertenecen, recuerda que de acuerdo con las leyes de la naturaleza, mañana te quitarán algo de
más valor.
-El séptimo paso, es que no debes maltratar a nadie. Todos los seres del mundo tenemos derecho a que se nos respete y se nos quiera.
-Y por último, levántate siempre con una sonrisa en los labios, observa a tu alrededor y descubre en todas las cosas, el lado bueno, bello y positivo.
Piensa en lo afortunado que eres al tener todo lo que tienes, ayuda a los demás, sin pensar que vas a recibir nada a cambio. Mira a las personas y descubre
en ellas sus cualidades y dales también a ellos, el secreto para ser triunfadores y que de esta manera, puedan ser felices.

anónimo
Perteneciente al libro "El universo está en ti"

¿Sabés quién fue Paul Groussac?

Biografía de Paul Groussac

Nacido en Toulouse, Francia, el 15 de febrero de 1848, y fallecido un 27 de junio de 1929 en Buenos Aires, República Argentina.
Es hijo de Paul Groussac y de Catherine Piquemal, el segundo de cuatro hijos de una familia provinciana, católica, que vivía sin lujos pero con un buen pasar.
En su juventud en Toulouse estudió los clásicos. Es enviado a la casa de su abuela en Sorèze por unos meses, luego de morir su madre en 1858; allí estudia en el colegio de los dominicos, donde conoce al padre Lacordaire, un escritor romántico que ejerce influencia sobre él. Víctor Hugo es en esta época, su máximo inspirador.
En 1865 se matriculó en la École Navale de Brest, pero optó por no ejercer la carrera militar. Se anotó en la Escuela de Bellas Artes de Toulouse, pero disgustado con el rigorismo de la carrera, decide abandonarla antes de comenzar a curar. Este mismo año, obtiene de su padre permiso para realizar un largo viaje, pero una vez llegado a París, nota que tiene muy poco dinero para continuar y, no queriendo regresar en esas condiciones, decide gastar el dinero que le resta en un viaje de segunda mano en el primer buque que zarpara. Es así como se sube al velero "Anita", con destino a Buenos Aires (influyó en su decisión de emigrar el disgusto que le ocasionaron las nuevas nupcias que había contraído su padre.) Traía una carta de recomendación del filósofo y antiguo alcalde de Toulouse, Adolphe Gatien-Arnoult, para su ex-colega universitario Amadeo Jacques (que había emigrado a la Argentina y estaba casado con la patricia Benjamina Augier Echagüe). Groussac se queda en Buenos Aires el resto de su vida.
Cuando desembarca en Buenos Aires, vaga por las calles sin conocer una palabra de castellano. Es por esto que es detenido bajo la sospecha de simular su condición de extranjero para evitar ser reclutado para la Guerra del Paraguay. Pero el equívoco es resuelto con auxilio del cónsul, quien le consigue un puesto como ovejero en San Antonio de Areco, pero una carta de su padre lo insta a regresar a la vida civilizada.
Durante los próximos diecisiete años, dicta clases de matemática en el Colegio Modelo, comienza sus estudios autodidactas en la biblioteca, trabaja como catedrático, da clases en la Escuela Normal y en el Colegio Nacional. Se interesa profundamente, convirtiéndose en un gran estudioso, en el idioma español; publica en la "Revista Argentina" y dirige La Unión (periódico del gobierno tucumano—provincia donde permaneció once años—, por encargo del gobernador Federico Helguera;) escribe para el diario La Razón (en el cual realiza un polémico estudio acerca de una posible radicación de los jesuitas en la provincia tucumana) y, más tarde, asume su dirección. Dirigió la Escuela Normal de Tucumán; es nombrado Director de Enseñanza en Tucumán e Inspector Nacional de Educación (en 1874) participa del primer congreso pedagógico como defensor del laicismo presentando una conferencia (que más tarde publica) bajo el título de Estado Actual de la Educación Primaria en la República Argentina. Publica un artículo en Le Figaro de París durante su breve estadía en 1883 y, desde París también, envía sus impresiones parisinas publicadas por "El Diario".
Paul Groussac, un año más tarde (1884), regresa con su familia a Buenos Aires donde se instala nuevamente (tomando una vida más social y pública, apoyando candidaturas gubernamentales y presidenciales, como el apoyo dado a Bernardo de Irigoyen o a Roque Sáenz Peña). Había contraído matrimonio (en 1879) con una joven santiagueña perteneciente a la alta sociedad, Cornelia Beltrán (pariente de Amancio Alcorta y del músico Alberto Williams.) La había conocido en uno de sus viajes como inspector nacional de educación.
En su regreso a Buenos Aires funda Sud-América (un diario de ideas liberales opuesto al gobierno porteño; además de él, fueron socios fundadores Lucio V. López, Delfín Gallo, Roque Sáenz Peña y Carlos Pellegrini); en 1885 vuelve a ser designado inspector de educación y jefe de la Biblioteca Nacional (año en la cual se nacionaliza; antes era la Biblioteca Pública de Buenos Aires) por orden del presidente Julio Argentino Roca. Ocupó este cargo hasta su muerte, cuarenta y cuatro años más tarde. Este mismo año, tiene grandes desacuerdos con la prensa clerical y los defensores por la educación religiosa, en el debate nacional sobre Ley de Educación.
Para 1894, ya escribía en La Nación y Le Courrier du Plata, y había publicado numerosos artículos acerca de sus viajes por América. Ese mismo año, funda un diario en francés, Le Courrier Français, journal du matin, politique, littéraire & commercial, con la colaboración financiera del industrial Clodomiro Hileret; que suspende a los dos años. El resto de los años venideros, se dedica profundamente a la Biblioteca, ordenándola, administrándola y aumentando su patrimonio enormenmente gracias a grandes donaciones que él promovió.
Tras una operación glaucoma en 1926, pierde la poca vista que conservaba, pocos años antes de morir, a los 81 años.
Sus obras más destacadas son La Biblioteca (1896) y Anales de la Biblioteca (1900), que fueron antologías de ensayos críticos, relatos históricos de la biblioteca y documentos pertinentes a la historia del Río de la Plata. Como redactor de la revista Sud América, Groussac se encontró en el centro del mundo literario de Argentina. Sus obras subsiguientes, como Estudios de historia argentina, Ensayo histórico sobre el Tucumán y Mendoza y Garay se destacaron por una riqueza de factos, descripciones vívidas de personajes y sus entornos, y un estilo lúcido y esmerado. Otras de sus obras significativas son Fruto vedado (novela,) Relatos argentinos, La divisa punzó, Crítica literaria, Las islas Malvinas y sobre todo (por la pasión que sobre él infundía), la "Biografía de Liniers", finalmente publicada como libro en 1907, luego de adelantar capítulos en la revista de la Biblioteca.
Su póstuma reputación fue apoyada por menciones frecuentes en los ensayos críticos de Jorge Luis Borges, quien escribió su necrología. En el ensayo autobiográfico La ceguera, Borges mencionó la influencia de Groussac sobre Alfonso Reyes, a quién apreciaba mucho: "Alfonso Reyes me dijo: Groussac, que era francés, me enseñó cómo debe escribirse en castellano.
crítico, Groussac fue muy conocido por su carácter despiadado e intratable, y por su sarcasmo fulminante. Borges analizó unos de sus insultos literarios en Arte de injuriar (1933), un artículo de Sur.
También hay unos paralelos biográficos entre Groussac y Borges: entre 1955 y 1973 Borges ocupó el viejo puesto de Groussac en la Biblioteca Nacional. Además, fueron ambos ciegos durante sus respectivas ocupaciones.
Fue sepultado en el Cementerio de la Recoleta, en la bóveda de las familias Macías-Soria, pero años más tarde fue trasladado a su mausoleo definitivo erigido en el Cementerio de la Chacarita.

viernes, 9 de julio de 2010

El día de la Independencia

INDEPENDENCIA DE LAS PROVINCIAS UNIDAS DE SUDAMERICA

El 9 de julio de 1816, el Congreso de Tucumán resolvió tratar la Declaración de la Independencia. Presidía la sesión el diputado por San Juan, Juan Francisco Narciso de Laprida.
El secretario Juan José Paso leyó la propuesta: preguntó a los congresales "si querían que las Provincias de la Unión fuesen una nación libre e independiente de los reyes de España y su metrópoli". Los diputados aprobaron por aclamación y luego, uno a uno expresaron su voto afirmativo. Acto seguido, firmaron el Acta de la Independencia.
Afuera, el pueblo celebraba. Terminada la sesión, se realizaron diversos festejos públicos.
El 19 de julio, en sesión pública, quedó acordada la fórmula del juramento que debían prestar los diputados y las instituciones:
"Juráis por Dios Nuestro Señor y esta señal de cruz, promover y defender la libertad de las provincias unidas en Sud América, y su independencia del Rey de España,
Fernando VII, sus sucesores y metrópoli, y toda otra dominación extranjera? ¿Juráis a Dios Nuestro Señor y prometéis a la patria, el sostén de estos derechos hasta con la vida, haberes y fama?
Si así lo hiciereis Dios os ayude, y si no, El y la Patria os hagan cargo".
El mismo día, en sesión secreta, el diputado Medrano pidió que de pasarse al Ejército el Acta de la Independencia y la fórmula del juramento, se agregase:
"y de toda otra dominación extranjera"
expresión que no figuraba en el texto aprobado originalmente en la sesión pública. Esto se hizo debido al rumor de que el Director y el Congreso se disponían a entregar el país a los portugueses.
El 21 de julio la Independencia fue jurada en la sala de sesiones por los miembros del Congreso, en presencia del gobernador, el general Belgrano, el clero, las comunidades religiosas y demás corporaciones. El acta de la Independencia Fue firmada por todos los congresales que la declararon. Se tradujo al quechua y al aymará para que la conocieran las poblaciones indígenas.

ACTA DE LA INDEPENDENCIA DE LAS PROVINCIAS UNIDAS
EN SUDAMERICA

En la benemérita y muy digna Ciudad de San Miguel del Tucumán, a los nueve días del mes de julio de mil ochocientos dieciséis: terminada la sesión ordinaria, el Congreso de las Provincias Unidas continuó sus anteriores discusiones sobre el grande, augusto y sagrado, objeto de la independencia de los Pueblos que lo forman. Era universal, constante y decidido el clamor del territorio entero por su emancipación solemne del poder despótico de los reyes de España; los Representantes sin embargo consagraron a tan arduo asunto toda la profundidad de sus talentos, la rectitud de sus intenciones e interés que demanda la sanción de la suerte suya, Pueblos representados y posteridad.
A su término fueron preguntados:
¿Si querían que las Provincias de la Unión fuesen una Nación libre e independiente de los reyes de España y su metrópoli? Aclamaron primero llenos del santo ardor de la justicia, y uno a uno reiteraron sucesivamente su unánime, espontáneo y decidido voto por la independencia del País, fijando en su virtud la determinación siguiente:
Nos, los Representantes de las Provincias Unidas en Sud América reunidos en Congreso General, invocando al Eterno que preside al universo, en el nombre y por la autoridad de los Pueblos que representamos, protestando al Cielo, a las naciones y hombres todos del globo la justicia que regla nuestros votos: declaramos solemnemente a la faz de la tierra, que es voluntad unánime e indubitable de estas Provincias romper los violentos vínculos que las ligaban a los Reyes de España, recuperar los derechos de que fueron despojadas, e investirse del alto carácter de una nación libre e independiente del rey Fernando VII, sus sucesores y metrópoli. Quedan en consecuencia de hecho y derecho con amplio y pleno poder para darse las formas que exija la justicia, e impere el cúmulo de sus actuales circunstancias. Todas y cada una de ellas así lo publican, declaran y ratifican, comprometiéndose por nuestro medio al cumplimiento y sostén de esta su voluntad, bajo del seguro y garantía de sus vidas, haberes y fama.
Comuníquese a quienes corresponda para su publicación y en obsequio del respeto que se debe a las naciones, detállense en un Manifiesto los gravísimos fundamentos impulsivos de esta solemne declaración.
Dada en la Sala de Sesiones, firmada de nuestra mano, sellada con el sello del Congreso y refrendada por nuestros Diputados Secretarios.
Francisco Narciso de Laprida, Diputado por San Juan, Presidente
Mariano Boedo, Vice Presidente, Diputado por Salta
Dr. Antonio Sáenz, Diputado por Buenos Aires
Dr. José Darragueira, Diputado por Buenos Aires
Fray Cayetano José Rodríguez, Diputado por Buenos Aires
Dr. Pedro Medrano, Diputado por Buenos Aires
Dr. Manuel Antonio Acevedo, Diputado por Catamarca
Dr. José Ignacio de Gorriti, Diputado por Salta
Dr. José Andrés Pacheco de Melo, Diputado por Chibchas
Dr. Teodoro Sánchez de Bustamante, Diputado por la Ciudad de Jujuy y su territorio
Eduardo Pérez Bulnes, Diputado por Córdoba
Tomás Godoy Cruz, Diputado por Mendoza
Dr. Pedro Miguel Aráoz, Diputado por la Capital del Tucumán
Dr. Esteban Agustín Gazcón, Diputado por la Provincia de Buenos Aires
Pedro Francisco de Uriarte, Diputado por Santiago del Estero
Pedro León Gallo, Diputado de Santiago del Estero
Pedro Ignacio Rivera, Diputado de Mizque
Dr. Mariano Sánchez de Loria, Diputado por Charcas
Dr. José Severo Malabia, Diputado por Charcas
Dr. Pedro Ignacio de Castro Barros, Diputado por La Rioja
Licenciado Gerónimo Salguero de Cabrera y Cabrera, Diputado por Córdoba
Dr. José Colombres, Diputado por Catamarca
Dr. José Ignacio Thames, Diputado por Tucumán
Fray Justo de Santa María de Oro, Diputado por San Juan
José Antonio Cabrera, Diputado por Córdoba
Dr. Juan Agustín Maza, Diputado por Mendoza
Tomás Manuel de Anchorena, Diputado de Buenos Aires
José Mariano Serrano, Diputado por Charcas, Secretario
Juan José Paso, Diputado por Buenos Aires, Secretario.

Informe del alumno: Florencio “Leo” Duarte
Extraído de: Offnews.info - Argentina

domingo, 20 de junio de 2010

¿Por qué el 20 de junio es el Día de la Bandera?

Creación de la Bandera

La bandera argentina fue creada por Manuel Belgrano y enarbolada por primera vez el 27 de febrero de 1812, en la Villa del Rosario en las barrancas del Río Paraná, provincia de Santa Fe. Lugar donde hoy reside el inmenso Monumento a la Bandera.
En medio de las luchas por la Independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata, Belgrano decidió tomar los colores de la escarapela –celeste y blanco- que ya estaba en uso desde la revolución patriótica de mayo de 1810.
En el último párrafo del oficio que Belgrano envió al Gobierno Nacional aquel 27 de Febrero dice: "Siendo preciso enarbolar Bandera, y no teniéndola, la mandé hacer azul y blanca conforme a los colores de la escarapela nacional: espero sea de la aprobación de Vuestra Excelencia"...

Fue consagrada con los mismos colores "azul y blanco" por el Congreso de Tucumán el 20 de julio de 1816 y ratificada por el mismo cuerpo en Buenos Aires, el 25 de febrero de 1818.
Se enarboló por primera vez en la ciudad de Buenos Aires el 23 de agosto de 1812, en la torre de la iglesia de San Nicolás (lugar donde en la actualidad está el Obelisco).

Más de un siglo después, el Congreso Nacional sancionó el 8 de junio de 1938, una ley que fija como Día de la Bandera y lo declara feriado nacional, el 20 de junio, aniversario de la muerte de su creador, el General Manuel Belgrano.
De acuerdo a lo establecido en el decreto 10.302 del 24 de abril de 1944, la Bandera Oficial de la Nación es la bandera con sol aprobada en el Congreso de Tucumán.
Sus colores están distribuidos en tres fajas horizontales, dos azules y una blanca en el medio, en cuyo centro se reproducirá el Sol figurado de la moneda de oro de ocho escudos y de la de plata de ocho reales que se encuentra grabado en la primera moneda argentina. El color del sol es el amarillo del oro.

En 1985 la Ley 23.208 establece que "tienen derecho a usar la Bandera Oficial de la Nación, el Gobierno Federal, los Gobiernos Provinciales y del Territorio Nacional de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, así como también los particulares, debiéndosele rendir siempre el condigno respeto y honor".