viernes, 16 de octubre de 2009

Día Mundial del Bastón Blanco

15 de octubre, día mundial del bastón blanco

Es importante hacer un poco de historia para recordar cuales fueron los orígenes del bastón el cual hoy homenajeamos.
En el año 1925 la escritora y activista social estadounidense Hellen Keller conmocionó la Convención Anual de la Asociación de Leones al relatar las dificultades de las personas ciegas para transitar. Por eso en 1930 George Benham, presidente del Club de Leones de Illinois, diseñó un bastón blanco con extremo inferior rojo, que se hizo universal. Pero el bastón blanco que se usa en la actualidad fue creado en 1946 por el oftalmólogo Richard Hoover.
Todo se inició durante el siglo XX cuando se comenzó seriamente a tratar de proporcionar a las personas ciegas medios seguros y confiables para desplazarse independientemente. Las autoridades militares de Estados Unidos desarrollaron un proyecto para la rehabilitación de los ciegos de la Segunda Guerra Mundial en el hospital General de Valley Forge (Pensilvania). El director del reacondicionamiento físico, el sargento, más tarde teniente y luego famoso oftalmólogo Richard Hoover, observó a los hombres ciegos arrastrarse por los corredores con sus bastones de madera sin llegar a ninguna parte, y pensó que esos hombres no necesitaban un bastón que los sostuviera, sino más bien una antena receptora de mensajes.
Hoover y su equipo comenzaron las investigaciones, con palos más largos y livianos, hasta que construyeron el bastón prototipo y fijaron las técnicas, constituyendo lo que hoy es la base de los programas actuales de orientación y movilidad.
En el año 1965, en una reunión efectuada en Colombo-Ceylan (República de la India), el Consejo Mundial para Bienestar de los Ciegos estableció que todos los 15 de octubre se recuerde el Día Mundial del Bastón Blanco de Seguridad.
Sin embargo, es necesario precisar hoy, que en la República Argentina, existe una ley, la N° 25.682 que dice que se adopte, en todo el territorio de la República Argentina, como instrumento de orientación y movilidad para las personas con baja visión, el uso del bastón verde.
Esta ley fue sancionada el 27 de noviembre de 2002 y promulgada el 27 de diciembre del mismo año.
Dicha Ley menciona que el bastón verde tendrá iguales características en peso, longitud, empuñadura elástica, rebatibilidad y anilla fluorescente que los bastones blancos utilizados por las personas ciegas.
El bastón sea del color que fuese, se convierte en un símbolo de gran importancia, tanto para el individuo que lo porta como para su entorno.
Todos nosotros tenemos la gran responsabilidad de ser los difusores de cómo puede la sociedad ayudar a un ciego, sin olvidar el respeto y la tolerancia.

Prof. Amelia Domínguez

lunes, 12 de octubre de 2009

El ajedrez y la integración

Jorge Osvaldo Carballo
Cuando era niño tenía poca visión y en alguna que otra oportunidad jugaba al ajedrez, el cual según su testimonio, le costaba mucho tanto el juego en sí como en lo referente a la visión del tablero.
Cuando tenía 25 años quedó ciego, y por lógica pensaba que si antes le costaba jugar a este juego ahora le resultaría imposible. En el año 1987 con 31años, ablando con un amigo que practicaba ajedrez, le dijo que estaba equivocado y para demostrárselo puso un tablero delante de él, y lo invitó a jugar una partida.
Con gran sorpresa comprobó que su amigo tenía razón (que bien podía jugar al ajedrez) mostrando desde ese momento un mayor interés en ese deporte.
Al poco tiempo conoció al hijo de una amiga de su mamá, con el que nació una gran amistad, quien en ese momento era campeón juvenil de ajedrez. Con él, pasó muchas horas practicando; así fue, que jugando partidas se perfeccionó hasta llegar a adquirir un nivel como para empezar a participar en torneos.
Este amigo campeón juvenil, lo llevó a jugar en el Círculo de ajedrez Torre Blanca en torneos abiertos convencionales, es decir, con videntes lo que para el fue algo muy importante, porque descubrió que este deporte era el único que se podía jugar en igualdad de condiciones con un rival vidente.
A partir de ese momento, comenzó una prolífica carrera que lo llevaría a lo mas alto a nivel competitivo nacional e internacional en competencias entre jugadores ciegos, y a un posicionamiento destacado en competencias con jugadores videntes, logrando en barios campeonatos abiertos y de categorías ubicarse en los primeros lugares.
Respecto a su participación en torneos de ciegos debemos destacar lo siguiente:
1991 - Cuarto puesto en el clasificatorio para el Latinoamericano que se jugó ese mismo año, y en el que clasificó quinto.
1992 - Cuarto lugar en el Torneo Pre-Olímpico, clasificando de este modo a la novena olimpíada jugada en Mallorca (España) ese mismo año.
Campeón nacional 1993 y 1994 - Cave destacar que el título del año 1993 lo clasificó al Torneo Mundial Individual 1994 que se jugó en Alicante España.
1995 – Subcampeón nacional. El segundo puesto del Nacional ‘95 le valió la clasificación como segundo tablero del equipo, que participó en la Décima Olimpíada por equipos que se realizó en brasil durante el mes de abril del año 1996.
Además, fue subcampeón latinoamericano por equipo, y segundo mejor tablero en un torneo Latinoamericano por equipos de dos jugadores realizado en Porto Alegre (Brasil) en 1995.
En 1994, fue el mejor argentino clasificado en los Juegos Latinoamericanos realizados en San Pablo obteniendo el quinto puesto.
Cabe señalar que desde el año 1993 y hasta la actualidad, juega en el Club Jaque Mate, participando en torneos abiertos e internos de esa institución.

Reportaron: Adela Belmonte y Leonardo Lígori

Quejas de un lápiz - de Adela Belmonte

Quejas de un lápiz

Son las tres de la madrugada y estoy en medio de un gran desorden; en la mesa de trabajo de Martín, un joven diseñador publicitario, de quien soy fiel colaborador. Hay hojas de dibujo tiradas por doquier, incompletas, borroneadas, un verdadero caos, pero la creación no aparece.
Me tiene atrapado entre sus dedos nerviosos. Golpea repetidamente mi pobre cabeza sobre la dura superficie del tablero. ¡Un poco más de cuidado, por favor, que eso duele! ¡Además, me siento mareado con este incesante movimiento!
Y ni hablar de mi filosa punta, que de a poco va desapareciendo. No se imaginan cuánto sufro cada vez que me introduce en ese horrible sacapuntas metálico. Me estremece saber que minuto a minuto estoy quedando más cortito, precisamente yo, que alardeaba de ser alto y esbelto.
Nada de lo que hacemos le gusta. ¡Y claro, si a estas horas, él debería estar en su cama, y yo, descansando cómodamente en mi portalápices!
A veces me pregunto cómo sería mi vida en las manos de un poeta. Mucho más apacible, seguramente, aunque tampoco podría dormir por las noches, porque según me han contado algunos lápices amigos, la inspiración poética es fruto del insomnio, y viene acompañada de sentimientos tristes, profunda desolación y escasas ganas de vivir. Nooo, esto no es para mí, queda completamente descartado.
Otra posibilidad sería estar en las manos de un autor de letras de canciones, con la música como inmejorable compañía. Pero sé que estos artistas hacen gala de un mal genio insoportable, que les hace destruir todo lo que está a su alcance. Claro, no son todos así, pero por las dudas, esto, también lo doy por excluido.
Y ni me figuro en manos de un “dibujante” de cifras fraudulentas. Pobres mis congéneres que tienen por destino ser cómplices de esos estafadores profesionales.
Sin ninguna duda, estoy en el mejor lugar y con el mejor acompañante, pero esto no me invalida para que pueda darle algunos consejos.
¡Martincito, querido! ¿Por qué no lo dejamos para mañana? ¡Qué digo, si ya es mañana!
De pronto y gracias a un impulso proveniente de las inquietas y cansadas manos de mi jefe, salgo volando por el aire y caigo al suelo sobre uno de los tantos bosquejos que él ha estado rechazando durante estas últimas e interminables horas.
Al verlo así, tan de cerca, y gracias a mi experiencia en el tema, pienso que es casi perfecto, unos ligeros retoques y se convertirá, exactamente, en lo que Martín está necesitando.
Trato de no moverme. Ruego que me encuentre ya, y deje de pasear su mano sobre el colchón de hojas que cubre el piso. ¡Ay si pudiera hablar! Le gritaría: --¡Aquí estoy, un poquito más a tu derecha!—
Por fin, y como si me hubiera escuchado, me mira. Al agacharse para recogerme, veo que sonríe. ¡Albricias, la suerte está de nuestro lado! Acaba de descubrir, con mi ayuda por supuesto, el dibujo que nos permitirá culminar con
éxito, este amanecer de una noche agitada.

ALB

Día mundial de la vista

Día mundial de la vista - 9 de octubre -

Un ochenta por ciento de todos los casos de ceguera pueden prevenirse o tratarse – el derecho a ver puede y tiene que ser realizable
10 de octubre de 2002 | GINEBRA --
Se calcula que 180 millones de personas en todo el mundo sufren una discapacidad visual. De ellas, entre 40 y 45 millones de personas son ciegas. Se estima que, debido al crecimiento demográfico y al envejecimiento, estas cifras se habrán duplicado para 2020; a consecuencia de ello, esta colosal tragedia humana adquirirá tintes aún más dramáticos, se estancará el desarrollo y se conculcará un derecho humano fundamental.

El Día Mundial de la Vista es un evento anual que se centra en el problema mundial de la ceguera. Su objetivo es sensibilizar al público de todo el mundo acerca de la importancia de la prevención y el tratamiento de la pérdida de visión. Este evento, que este año se celebra el 9 de octubre, hará especial hincapié en el derecho a ver. El Día girará en torno al compromiso de los gobiernos de garantizar un mejor acceso a los servicios de salud por lo que se refiere tanto a la prevención como al tratamiento de las afecciones oculares. El acceso a la atención oftalmológica, que reduce la magnitud de la ceguera evitable, es parte de la obligación que emana del derecho al nivel más elevado posible de salud.

Hasta el 80% de los casos de ceguera son evitables, bien porque son resultado de afecciones prevenibles (20%) bien porque pueden tratarse (60%) hasta el punto de recuperar la visión. La prevención y el tratamiento de la pérdida de la visión se cuentan entre las intervenciones de salud más eficientes y que dan mejores resultados. Estas intervenciones incluyen la cirugía de las cataratas para curar esta enfermedad de los ojos asociada a la edad, la prevención del tracoma, la distribución de ivermectina para tratar la oncocercosis o ceguera de los ríos (una enfermedad transmisible), la inmunización contra el sarampión, la distribución de suplementos de vitamina A para la prevención de la ceguera infantil y la entrega de lentes correctoras.

Cada cinco segundos, una persona se queda ciega en el mundo. Cada minuto, un niño se queda ciego. Se calcula que cada año se quedan ciegas más de siete millones de personas

¿Qué es el Día Mundial de la Vista?
La Asociación Internacional de Clubes de Leones creó el Día Mundial de la Vista para hacer hincapié en los programas de prevención de la ceguera. El Día se celebrará todos los años, el segundo jueves de octubre.
Ya sea en este día o durante el mes de octubre, se apremia a los clubes de Leones a patrocinar servicios relacionados con la conservación de la vista.

• Los clubes de Leones, fieles a su tradición, deben tomar medidas para combatir las principales causas de la ceguera.
Todos los clubes de Leones pueden hacer efectiva una campaña global para educar al público sobre el cuidado de los ojos y la prevención de las enfermedades causantes de ceguera. Aunque las actividades desarrolladas durante el Día Mundial de la Vista recibirán publicidad a escala global, es igualmente importante informar a la comunidad local. Informando a la ciudadanía que las actividades del club son parte de un programa mundial, se logrará publicidad para los servicios efectuados durante el Día Mundial
de la Vista y también para los demás servicios que presta el Club.

León Norma Cristina BRANDA de BORDOLI
Asesor Programa SightFirst
Periodo Fiscal 2009 - 2010

Día de la Raza

El 12 de Octubre se celebra el Día de la Raza o de la Hispanidad, denominado así por conmemorarse la fecha en que la expedición de Cristóbal Colón llegó a las costas de una isla americana, en 1492.
El 12 de octubre se ha considerado como un día memorable, porque a partir de entonces se inició el contacto entre Europa y América, que culminó con el llamado "encuentro de dos mundos", que ha transformado las visiones del mundo y las vidas tanto de europeos como de americanos.
El Día de la Raza, es una conmemoración propuesta inicialmente en España hacia 1915 y secundada por los países hispanoamericanos. Perú, Argentina, Paraguay, El Salvador, Guatemala, México y Chile coincidieron en las celebraciones, con distintos matices y sentidos.
El presidente argentino Hipólito Irigoyen, por ejemplo, en 1917 consagra el Día de la Raza a España, decretándolo fiesta nacional: "
El Día de la Raza fue instituido para unir aquellos pueblos o países que tienen en común la lengua, el origen o la religión.

Cristóbal Colón y el descubrimiento de América:
Este acontecimiento cambió la concepción que se tenía del planeta y provocó algo que ni siquiera el mismo Almirante genovés había imaginado: la unión de dos mundos.
Aunque en el siglo II el astrónomo griego Ptolomeo ya había presentado la teoría de que la Tierra era redonda, en el siglo XV las supersticiones y creencias populares aseguraban que la Tierra era más o menos plana y que estaba sostenida por cuatro columnas, cuatro tortugas o cuatro elefantes. En los mapas de entonces sólo figuraban Europa, Asia y África. El océano Atlántico era un misterio... Lo llamaban el Mar Tenebroso y, según leyendas de la época, estaba poblado por sirenas, dragones y monstruos que devoraban a los marinos.
Cristóbal Colón desde muy joven, se destacó como un gran navegante para surcar los mares, este contacto le permitió elaborar sus propias teorías respecto a la redondez de la tierra y la ubicación de los pueblos; sus proyectos fueron entregados a los Reyes de Inglaterra y España, sin lograr respuesta positiva, pues, lo consideraban un loco. Insistió tanto que la Reina Isabel “La Católica”, se interesó en la propuesta de navegar a las Indias en donde abundaban las especies más aromáticas de la tierra. El proyecto fue financiado y el viaje se realizó.
Del Puerto de Palos zarpó la expedición comandada por el Almirante Cristóbal Colón, conformada por tres carabelas: La Pinta, La Niña y La Santa María, repartidos 90 hombres en cada una de ellas.
Navegaron por la costa africana hasta alcanzar las Islas Canarias. Desde allí partieron hacia el oeste, con los vientos alisios a favor. El cruce del océano fue una verdadera odisea: la desesperación de nunca llegar a tierra provocó algunos amotinamientos en la tripulación. Así fue como, después de navegar más de dos meses y debido a la presión, Colón les prometió que si en tres días no avistaban tierra firme regresarían a España.
La situación ya era desesperante, cuando Rodrigo de Triana avistó tierra en la madrugada del 12 de octubre de 1492.
Desembarcaron en la isla Guanahaní (hoy, San Salvador). Pero en lugar de encontrar el Reino del Gran Khan descripto por Marco Polo Colón se topó con aborígenes desnudos. De todos modos, creyó erróneamente haber llegado a las Indias y fue por eso que llamó indios a sus habitantes
Después de explorar el archipiélago de las Bahamas y Cuba, descubrió otra isla, a la que bautizó La Española (hoy Haití y República Dominicana). Allí, construyó un fuerte con los restos de la carabela Santa María.
Colón regresó a España con las dos carabelas que le quedaban, después de dejar en el fuerte un grupo de 39 hombres ansiosos de riquezas.
Con la confianza y la protección de los Reyes Católicos, realizó tres viajes más.
En el segundo viaje, descubrió las islas Antillas, la isla de Puerto Rico y la de Jamaica.
En un tercer viaje llegó a la isla de Trinidad, de allí pasó a las costas de Venezuela, y sin saberlo se encontró por primera vez con el continente.
En un cuarto viaje recorre Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá.
Violentas tempestades destrozan sus naves, pero logra llegar a Jamaica, donde es rescatado muy enfermo y devuelto a España en el año 1504.
Dos años más tarde fallece en Valladolid, sin conocer que en su exploración había dado con un continente desconocido hasta entonces por los europeos de su época.
En 1544 sus cenizas fueron trasladadas a la isla de Santo Domingo, y desde 1796 se encuentran en la Catedral de La Habana.

El florentino Américo Vespucio (1451-1512) recorrió la costa norte de América del Sur, los litorales de Brasil y el sur de la Patagonia, y comprobó definitivamente que a donde Colón había llegado no era la India, sino un nuevo continente al que dio su nombre: América.

Aborígenes Americanos:
Cuando los españoles llegaron a América, el continente se hallaba habitado por numerosos grupos indígenas:
Había indígenas organizados en Estados, como los Aztecas, en México, los Mayas en Yucatán y los Quechuas en Perú. Pero junto a ellos vagaban otros grupos nómades, como nuestros indios chaqueños y fueguinos.
Esta diversidad de culturas señala que los indígenas americanos estaban integrados por distintos elementos raciales, situación que continúa hoy día siendo una incógnita para la Historia.
La teoría más aceptable es la de Paul Rivet que afirma que los aborígenes americanos llegaron al continente en cuatro corrientes migratorias, dos desde Asia, a través de Alaska, y otras dos desde Australia y Oceanía a través del Océano Pacífico.
Hacia el 2500 a. C. había ya importantes comunidades agrícolas, aunque la civilización más antigua fue la de Caral, en el Perú, cuyos indicios más antiguos se remontan al 3000 a. C.
Las altas culturas precolombinas surgieron en Mesoamérica y Sudamérica. De norte a sur podemos nombrar a los mexicas, mixtecas, toltecas, mayas, chibchas e incas. En cambio, en Norteamérica los asentamientos humanos no alcanzaron un nivel cultural tan complejos como en las civilizaciones antes señaladas, en parte por su menor densidad de población y, sobre todo, por sus actividades seminómadas.
Se cree que, en el siglo XI de nuestra era, vikingos de origen noruego establecieron las primeras colonias europeas en América, concretamente en lo que hoy se llama Nueva Escocia, aunque su estancia debió de ser muy breve y su repercusión sobre los indígenas americanos no muy importante.

La Supervivencia Indígena:
Dada la diversidad de orígenes y culturas, fue distinta la actitud de los grupos aborígenes, frente a la colonización que los españoles les ofrecían.
En las ZONAS MONTAÑOSAS la población vivía aferrada al suelo, en ciudades fijas, defendidas por fortalezas y dedicado a actividades sedentarias. El ambiente era propicio para el cultivo de una vida espiritual. Ocurrió en México y en Perú, donde la cultura aborigen constituyó una base para las nuevas formas de vida que les aportaban los españoles.
En las regiones integradas por LLANURAS, los indígenas eran nómades, habituados a desplazarse en busca del sustento diario, sin poder alcanzar un desarrollo cultural. Para estos aborígenes, la llegada de los europeos fue una catástrofe: dada la escasa resistencia que pudieron oponer a los conquistadores, desaparecieron de la escena sin dejar rastros.
En las zonas montañosas, los indígenas, dueños de una civilización sedentaria, aceptaron la cultura que les ofrecían.
Por el contrario, los indios de las pampas vieron barridas sus tolderías y debieron refugiarse en los contrafuertes cordilleranos hasta su extinción. Así, también ocurrió con los indígenas de las selvas litoraleñas. Menos desarrollados, no aceptaron la nueva forma de vida, y se opusieron al avance de los europeos.

Las consecuencias del descubrimiento para América y el Viejo Mundo
Se dice que el descubrimiento y la colonización de América fue uno de los acontecimientos más importantes de la Historia.
El mundo se enriqueció con el descubrimiento definitivo de la Tierra y el contacto con las nuevas razas humanas. También se conocieron numerosos productos como alimentos o medicinas.
España, gracias a las riquezas extraídas de América, se convirtió en la principal nación europea. Aunque también la perjudicaron ya que la llevó a descuidar el trabajo del campo y sus industrias.
La economía mundial se renovó: las grandes cantidades de oro y plata llevadas a los comercios favorecieron el desarrollo del gran comercio que enriqueció a muchas ciudades y empobreció a otras.
El centro económico se trasladó a los puertos del Atlántico. Se modificaron las rutas mercantiles.
El desarrollo económico produjo un cambio social: la clase media, la de los comerciantes y pequeñas industrias, se vio favorecida; pero los antiguos señores feudales vieron arruinados sus intereses.
A partir de 1492, el Imperio español se expandió en los territorios de América. Como en el resto del mundo (excepto África), la colonización humana de estas tierras trajo aparejada la extinción de toda la megafauna local, salvo algunos bóvidos, como el bisonte.
La invasión española, bajo la bandera de la evangelización, produjo la eliminación de los sistemas locales de gobierno y la imposición de administraciones sujetas a la corona de España. Junto con las acciones militares, la sujeción de los nativos a sistemas de trabajo forzado —mitas, encomiendas y otros regímenes— y la introducción de enfermedades para las cuales carecían de anticuerpos ocasionaron una abrupta reducción en la población indígena americana.

Como se aprecia el 12 de octubre 5 siglos después
El Día de la Resistencia Indígena es una festividad oficial celebrada el 12 de octubre en Venezuela, que coincide con el Día de la Raza que se celebra en otras naciones de América Latina y con el Día de la Fiesta Nacional, en España. La festividad originalmente conmemoraba el descubrimiento de América por parte de Cristóbal Colón, decretada en tiempos de Juan Vicente Gómez como festividad nacional. Pero este hecho no era del agrado de algunos indígenas, que consideran que la conquista y los conquistadores ocasionaron un genocidio sobre los pueblos originarios de América.
El nuevo día de la resistencia indígena conmemora así la resistencia de los nativos americanos contra los conquistadores. Fue decretada de tal modo por Hugo Chávez y sancionada por la Asamblea Nacional de Venezuela como festividad el 9 de agosto de 2003, aunque con un evidente conflicto entre los activistas ecológicos y movimientos indígenas afectos a el gobierno bolivariano, debido al derribo de una estatua de Cristóbal Colón al año siguiente del decreto.

En la Argentina, existe desde 2007 un proyecto de decreto del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), organismo estatal, de modificar el nombre de "Día de la Raza" por "Día de la Diversidad Cultural Americana en Argentina".

Prof. Virginia de Maussion

12 de octubre de 1492 - El descubrimiento de América

viernes, 2 de octubre de 2009

Tecnologías: Prototipo portátil

TECNOLOGÍA
Máquinas portátiles y más baratas para que los ciegos puedan ver
EL PAÍS - Madrid - 14/01/2009

Un prototipo portátil de máquina para ver, para algunas personas ciegas o con discapacidad visual es el resultado de más de 20 años de trabajo en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) de Estados Unidos. El aparato se puede fabricar por menos de 500 dólares (372 euros), asegura Elizabeth Goldring, científica del Centro de Estudios Visuales Avanzados del MIT, y autora de la idea.
A Goldring, que es ciega de un ojo y tiene muy poca visión en el otro, se le ocurrió la máquina de ver cuando fue al optometrista y le examinaron los ojos con un equipo de diagnóstico -un oftalmoscopio de barrido láser- que proyecta una imagen simple directamente sobre la retina. Ella pudo ver la imagen y pidió que le proyectaran otra de una palabra, que pudo leer, y luego que le transmitieran un vídeo por la misma vía.
Aunque el oftalmoscopio permitía ver imágenes, era una máquina grande y muy cara y el trabajo del equipo de Goldring, en el que han participado decenas de estudiantes a lo largo de 20 años, ha consistido en hacerla primero de sobremesa y ahora portátil, informa el MIT. El equipo contó con la colaboración de Rob Webb, el inventor del oftalmoscopio, que trabaja en la Universidad de Harvard.
La versión portátil y barata es posible porque se ha reemplazado el láser por diodos emisores de luz (LED) que son igualmente una fuente de luz muy brillante. Además, "todos los componentes son ahora mucho más pequeños y se producen en masa para otros fines", explica Brandon Taylor, un miembro del equipo.
La máquina para ver va montada en un trípode flexible y se puede conectar a cualquier fuente de visión, como una cámara de vídeo o la pantalla de un ordenador. Las imágenes de la fuente entran hasta una pantalla de cristal líquido (del mismo tipo que las de las cámaras de fotos o televisores de este tipo), que está iluminada por los diodos. Los datos se concentran entonces en un haz muy fino que entra en el ojo. "No se trata de magnificar la imagen", explica Quinn Smithwick, otro miembro del equipo. "Funciona porque todos los datos de la imagen se concentran en un diminuto punto de luz".
El prototipo se va a probar ahora en pacientes de una clínica oftalmológica de Boston. Goldring lo utiliza para hacer fotos, lo que le permite, dice, expresarse visualmente. El trabajo ha sido financiado por la NASA y el propio MIT.

Biografía de Luis Braille

Louis Braille
(Coupvray, Francia, 1809 - París, 1852)
Educador e inventor francés del sistema de lectura y escritura táctil para invidentes que lleva su nombre, basado en un método de representación que utiliza celdas con seis puntos en relieve. El método Braille es en la actualidad el sistema de lectura y escritura punteada universalmente adoptado en los programas de educación de invidentes. Braille aplicó su novedoso método al alfabeto, a los números y a la notación musical.

Louis Braille
A los tres años de edad sufrió un accidente que le privó de la vista: trataba de imitar la labor de su padre en el taller familiar de talabartería y se dañó uno de los ojos con el punzón que utilizaba para perforar el cuero. Algún tiempo después, el ojo enfermo infectó el ojo sano y el pequeño Louis perdió la vista para siempre. A pesar de su deficiencia física, Braille asistió durante dos años a la escuela de su localidad natal, y aunque demostró ser uno de los alumnos más aventajados, su familia creyó que el muchacho nunca podría aprender a leer y escribir, ni acceder a través de la educación a un prometedor futuro.
Cuando cumplió los diez años ingresó en la escuela para chicos ciegos de París, una de las primeras instituciones especializadas en este campo que se inauguraron en todo el mundo. Las condiciones del centro eran muy duras; se imponía a los alumnos una severa disciplina que, sin embargo, no amedrentó el fuerte carácter del joven Braille. En el centro, los pupilos aprendían algunos oficios sencillos y recibían la mayor parte de su instrucción de forma oral.
También asistían a clases de lectura porque el fundador de la escuela, Valentin Haüy, había conseguido desarrollar un sistema de impresión de libros con los caracteres en relieve para permitir la lectura táctil. El método era muy rudimentario: exigía una impresión individualizada en cobre para cada una de las letras y, aunque los alumnos podían tocarlas e identificarlas con las yemas de los dedos, no eran capaces de reproducirlas por sí mismos mediante la escritura.
En 1821, un oficial del ejército llamado Charles Barbier de la Serre visitó la escuela para presentar un nuevo sistema de lectura y escritura táctil que podía introducirse en el programa educativo del centro. Barbier había inventado una técnica básica para que los soldados pudieran intercambiarse mensajes en las trincheras durante la noche sin necesidad de hablar, evitando así que el enemigo descubriera su posición. Su invento de escritura nocturna, bautizado con el nombre de Sonography, consistía en colocar sobre una superficie plana rectangular doce puntos en relieve que, al combinarse, representaban sonidos diferentes.
El joven Louis Braille, que había conseguido avanzar notablemente en sus estudios y desarrollar un considerable talento para la música, percibió inmediatamente que las posibilidades del Sonography para la educación de invidentes pasaban por simplificar el sistema aportado por Barbier. En los meses siguientes experimentó con diferentes posibilidades y combinaciones hasta que encontró una solución idónea para reproducir la fonética básica que sólo requería la utilización de seis puntos en relieve. Continuó trabajando varios años más en el perfeccionamiento del sistema y desarrolló códigos diferentes para la enseñanza de materias como la música y las matemáticas.
A pesar de las indudables ventajas que ofrecía para el desarrollo educativo de los niños ciegos, el método inventado por el joven francés no se implantó de forma inmediata. Existieron reticencias entre los docentes sobre la utilidad del sistema, y un profesor de la escuela llegó incluso a prohibir a los chicos su aprendizaje. Afortunadamente, el veto causó un efecto alentador entre los alumnos, que, a escondidas, se esmeraban por estudiar las composiciones de puntos ideadas por su compañero Louis y descubrían que no sólo eran capaces de leer textos sino también de escribirlos ellos mismos con un simple método de fabricación de puntos en relieve. Por primera vez los invidentes disfrutaban de una autonomía que hasta entonces les había sido vedada.
Braille se convirtió en profesor de la escuela y se ganó la admiración de todos sus alumnos. Desgraciadamente, no vivió lo bastante para ver cómo su sistema se adoptaba en todo el mundo. Enfermo de tuberculosis, murió a los 43 años con el pesar de que probablemente su revolucionario invento desaparecería con él. No se cumplieron los malos presagios del pedagogo francés, porque ya eran muchos los que habían descubierto la eficacia de su método. En 1860, el sistema Braille se introdujo en la escuela para ciegos de San Luis (Estados Unidos).
En 1868, un grupo de cuatro invidentes, liderado por el doctor Thomas Armitage, fundó en el Reino Unido una sociedad para impulsar el perfeccionamiento y la difusión de la literatura grabada en relieve para ciegos. Este pequeño grupo de amigos creció hasta convertirse en el Instituto Nacional de Ciegos, el mayor editor de textos en Braille en Europa y la mayor organización británica para personas con discapacidad visual. En el siglo XX, el método Braille se había implantado en casi todos los países del mundo.
La gran aportación de Louis Braille a la educación y a la calidad de vida de la población invidente fue finalmente reconocida en su país: en 1952, cuando se cumplía el centenario de su muerte, su cuerpo fue trasladado al Panteón parisino donde reposan los restos de los héroes nacionales. Aquel mismo año, la Asociación Amigos de Louis Braille compró la casa de Coupvray donde en 1809 había nacido el educador, y poco después el Consejo Mundial para la Promoción Social de los Ciegos se encargó de su administración a través del Comité Louis Braille. En 1966, el estado francés inscribió la casa natal en el inventario de monumentos históricos. En 1984, cuando el Consejo se fusionó con la Federación Internacional de Ciegos y surgió la actual Unión Mundial de Ciegos, la casa natal y el Comité Braille pasaron a formar parte de la Unión.
El sistema Braille
El sistema Braille consiste en un código de 69 caracteres, constituidos por un rectángulo de seis puntos que conforman una figura determinada. Estos caracteres Braille están unidos en líneas sobre el papel y pueden leerse pasando las yemas de los dedos suavemente sobre el escrito.
Durante el siglo XIX se habían realizado otros intentos para conseguir que los invidentes pudieran leer y escribir, aunque ninguno de los proyectos anteriores al Braille fue lo bastante satisfactorio. Braille decidió utilizar el sistema de grabación de los signos en relieve sobre un papel, ya utilizado anteriormente, pero usando un código alfabético distinto del latino y del griego.

El alfabeto Braille
La escritura se realizaba mediante impresiones en relieve sobre planchas, lo cual permitía un tipo de lectura analítica y táctil a la velocidad de 125 a 175 palabras por minuto. Las matrices que diseñó no sólo representaban letras sino también los números, los signos de puntuación y acentuación y algunas de las contracciones más usuales de los idiomas occidentales. Este sistema se publicó por primera vez en 1829 y fue presentado en su modelo más completo en 1837. No fue aceptado como oficial por la Institution des Aveugles hasta 1854, dos años después de la muerte de LouisBraille, y en 1878 se aprobó en el Congreso Internacional de París como sistema universalista de enseñanza de los invidentes.
Las combinaciones de puntos en relieve están ordenadas en una tabla de ocho líneas horizontales; las dos primeras contienen diez matrices, y las seis restantes, nueve, ocho, siete, once, siete y siete respectivamente. Las matrices de las tres primeras líneas indican letras; las de las tres siguientes números y signos gramaticales. En la séptima línea se incluyen caracteres que permiten emplear adecuadamente los anteriores: contracciones, mayúsculas, etc., así como un indicador de que el siguiente carácter es numérico. La octava línea indica las notas musicales. En 1965 se realizó una adaptación del sistema Braille al lenguaje anglosajón, añadiendo símbolos de utilidad para las matemáticas superiores y otras disciplinas técnicas.
El sistema Braille también permite la escritura, que se realiza gracias a dos planchas metálicas entre las cuales se coloca el papel; una de ellas tiene seis agujeros para meter el punzón y horadar según el signo que se desea emplear. Actualmente el sistema Braille puede escribirse también con máquinas con seis llaves, una para cada punto de matriz Braille. La primera máquina para escribir en Braille la inventó Frank H. Hall en 1892.


Trabajo de la Sra. Noemí Fraerman
Extraído del Portal www.biografiasyvidas.com