sábado, 25 de mayo de 2013

Día culminante en la Semana de Mayo de 1810.

Cronología de la Semana de Mayo.

Viernes 25 de mayo.
 Durante la mañana del 25 de mayo, una gran multitud comenzó a reunirse en la Plaza Mayor, actual Plaza de Mayo, liderados por los milicianos de Domingo French y Antonio Beruti. Se reclamaba la anulación de la resolución del día anterior, la renuncia definitiva del virrey Cisneros y la formación de otra Junta de gobierno. El historiador Bartolomé Mitre afirmó que French y Beruti repartían escarapelas celestes y blancas entre los concurrentes; historiadores posteriores ponen en duda dicha afirmación, pero sí consideran factible que se hayan repartido distintivos entre los revolucionarios. Ante las demoras en emitirse una resolución, la gente comenzó a agitarse, reclamando:
"¡El pueblo quiere saber de qué se trata!"
La multitud invadió la sala capitular, reclamando la renuncia del virrey y la anulación de la resolución tomada el día anterior.
El Cabildo se reunió a las nueve de la mañana y reclamó que la agitación popular fuese reprimida por la fuerza. Con este fin se convocó a los principales comandantes, pero éstos no obedecieron las órdenes impartidas. Los que sí lo hicieron afirmaron que no solo no podrían sostener al gobierno, sino tampoco a sus tropas, y que en caso de intentar reprimir las manifestaciones serían desobedecidos por estas.
Cisneros seguía resistiéndose a renunciar, y tras mucho esfuerzo los capitulares lograron que ratificase y formalizase los términos de su renuncia, abandonando pretensiones de mantenerse en el gobierno.
Pronto llegó a la sala capitular la renuncia de Cisneros.
Finalmente fue conformada la Primera Junta de la siguiente manera:
Presidente: Coronel Cornelio Saavedra.
Vocales:
Dr. Juan José Castelli
Dr. Manuel Belgrano
Cnel. Miguel de Azcuénaga
Dr. Manuel Alberti
Domingo Matheu
Juan Larrea
Secretarios:
Dr. Juan José Paso
Dr. Mariano Moreno
La Junta estaba conformada por representantes de diversos sectores de la sociedad: Saavedra y Azcuénaga eran militares, Belgrano, Castelli, Moreno y Paso eran abogados, Larrea y Matheu eran comerciantes, y Alberti era sacerdote.
Acto seguido, Saavedra habló a la muchedumbre reunida bajo la lluvia, y luego se trasladó al Fuerte entre salvas de artillería y toques de campana.

Publicado por Lili 26.

viernes, 24 de mayo de 2013

El pueblo participa activamente en la Semana de Mayo de 1810.

Cronología de la Semana de Mayo.

Jueves 24 de mayo.
 El día 24 el Cabildo, a propuesta del síndico Leyva, conformó la nueva Junta, que debía mantenerse hasta la llegada de los diputados del resto del Virreinato, con Cisneros como presidente.
Cuando la noticia fue dada a conocer, tanto el pueblo como las milicias volvieron a agitarse, y la plaza fue invadida por una multitud comandada por French y Beruti. La permanencia de Cisneros en el poder, aunque fuera con un cargo diferente al de virrey, era vista como una burla a la voluntad del Cabildo Abierto.
Hubo una discusión en la casa de Rodríguez Peña, lugar en que se runieron dirigentes civiles y oficiales de los cuerpos, entre ellos: Manuel Belgrano, Eustoquio Díaz Vélez, Domingo French y Feliciano Antonio Chiclana donde se llegó a dudar de la lealtad de Saavedra. Castelli se comprometió a intervenir para que el pueblo fuera consultado nuevamente, y entre Mariano Moreno, Matías Irigoyen y Feliciano Chiclana se calmó a los militares y a la juventud de la plaza. Finalmente decidieron deshacer lo hecho, convocar nuevamente al pueblo y obtener del cabildo una modificación sustancial con una lista de candidatos propios. Cisneros no podía figurar.
Por la noche, una delegación encabezada por Castelli y Saavedra se presentó en la residencia de Cisneros informando el estado de agitación popular y sublevación de las tropas, y demandando su renuncia. Lograron conseguir en forma verbal su dimisión. Un grupo de patriotas reclamó en la casa del síndico Leyva que se convocara nuevamente al pueblo, y pese a sus resistencias iniciales finalmente accedió a hacerlo.

Publicado por Lili 26.

jueves, 23 de mayo de 2013

Comunicado al pueblo en la Semana de Mayo de 1810.

Cronología de la Semana de Mayo.

Miércoles 23 de mayo.
 Tras la finalización del Cabildo abierto se colocaron avisos en diversos puntos de la ciudad que informaban de la creación de la Junta y la convocatoria a diputados de las provincias, y llamaba a abstenerse de intentar acciones contrarias al orden público.  

Publicado por Lili 26.

miércoles, 22 de mayo de 2013

Un largo e intenso día en la Semana de Mayo de 1810.

Cronología de la Semana de Mayo.

Martes 22 de mayo.
El Cabildo Abierto, según Juan Manuel Blanes.De los cuatrocientos cincuenta invitados al cabildo abierto solamente participaron unos doscientos cincuenta. French y Beruti, al mando de seiscientos hombres armados con cuchillos, trabucos y fusiles, controlaron el acceso a la plaza, con la finalidad de asegurar que el cabildo abierto fuera copado por criollos.
El cabildo abierto se prolongó desde la mañana hasta la medianoche, contando con diversos momentos, entre ellos la lectura de la proclama del Cabildo, el debate, "que hacía de suma duración el acto", como se escribió en el documento o acta, y la votación, individual y pública, escrita por cada asistente y pasada al acta de la sesión.
El debate en el Cabildo tuvo como tema principal la legitimidad o no del gobierno y de la autoridad del virrey. El principio de la retroversión de la soberanía planteaba que, desaparecido el monarca legítimo, el poder volvía al pueblo, y que éste tenía derecho a formar un nuevo gobierno.
Hubo dos posiciones principales enfrentadas: los que consideraban que la situación debía mantenerse sin cambios, respaldando a Cisneros en su cargo de virrey, y los que sostenían que debía formarse una junta de gobierno en su reemplazo, al igual que en España. No reconocían la autoridad del Consejo de Regencia argumentando que las colonias en América no habían sido consultadas para su formación. El debate abarcó también, de manera tangencial, la rivalidad entre criollos y españoles peninsulares, ya que quienes proponían mantener al virrey consideraban que la voluntad de los españoles debía primar por sobre la de los criollos.
La postura de Cornelio Saavedra fue la que acabó imponiéndose. Propuso que el mando se delegara en el Cabildo hasta la formación de una junta de gobierno, en el modo y forma que el Cabildo estimara conveniente. Hizo resaltar la frase de que "(...) y no queda duda de que el pueblo es el que confiere la autoridad o mando". A la hora de la votación, la postura de Castelli se acopló a la de Saavedra.
Luego de los discursos, se procedió a votar por la continuidad del virrey, solo o asociado, o por su destitución. La votación duró hasta la medianoche, y se decidió por amplia mayoría destituir al virrey: ciento cincuenta y cinco votos contra sesenta y nueve.
A la madrugada del día 23 se emitió el siguiente documento:
“Hecha la regulación con el más prolijo examen resulta de ella que el Excelentísimo Señor Virrey debe cesar en el mando y recae éste provisoriamente en el Excelentísimo Cabildo hasta la elección de una Junta que ha de formar el mismo Excelentísimo Cabildo, en la manera que estime conveniente”.

Publicado por Lili 26.

25 de mayo de 1810


Texto explicativo sobre uno de los acontecimientos más notables de nuestra historia: la conformación de la Primera Junta de Gobierno.


Este día los cabildantes reconocieron la autoridad de la Junta Revolucionaria y así se formó el primer gobierno patrio.
La Revolución de Mayo no fue un suceso espontáneo: fue un proceso que se inició mucho antes, con la conjunción de diversos factores.
Desde principios del siglo XIX se sucedieron en España distintos acontecimientos y procesos como la invasión de Napoleón, la guerra para independizarse del dominio francés y las transformaciones de la monarquía. Estos hechos tuvieron una importante influencia en las revoluciones que se desataron en las colonias españolas a partir de 1810.
Desde 1810 estallaron en distintas ciudades de Hispanoamérica varias revoluciones contra el poder español. En un trabajo clásico sobre el tema, Las revoluciones hispanoamericanas 1808-1826, el historiador inglés John Lynch señala que la causa fundamental de estos procesos revolucionarios debe rastrearse en las reformas borbónicas, que modificaron el sistema comercial y la organización política de la América española. Para Lynch, antes de dichas reformas las colonias eran en la práctica independientes, pues España no contaba con recursos para controlarlas. Las reformas intentaron revertir esa situación y hacer más sólido el lazo colonial, lo cual perjudicó enormemente a los criollos y los llevó a plantearse la necesidad de la independencia.
Otros historiadores proponen una explicación diferente. Tulio Halperin Donghi, en Historia contemporánea de América latina, considera que para entender las causas de las revoluciones hispanoamericanas es fundamental tener en cuenta acontecimientos del contexto internacional, especialmente el europeo. Dicho contexto está marcado por las guerras napoleónicas y por los sucesos que tuvieron lugar en España entre 1808 y 1815.
La Revolución de mayo de 1810 fue un cambio crucial, que marcó un antes y un después en la historia argentina. Esta revolución tuvo su momento crítico durante la llamada Semana de Mayo.
 * Viernes 18
 El virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros publica un bando en el que pide al pueblo que se mantenga fiel a España, que había sido invadida por los franceses.

* Sábado 19
 Los criollos piden a las autoridades que se les permita realizar un Cabildo Abierto para tratar la situación.

 * Domingo 20
 El virrey recibe a funcionarios del Cabildo, jefes militares y criollos, con quienes trata la convocatoria al Cabildo Abierto.

* Lunes 21
 El Cabildo invita a los principales vecinos a reunirse el día 22 en Cabildo Abierto.
 * Martes 22
 El Cabildo Abierto, después de largas discusiones, resuelve que el virrey cese en el mando.

* Martes 22
 El Cabildo Abierto, después de largas discusiones, resuelve que el virrey cese en el mando.

 * Miércoles 23
 El Cabildo forma una Junta de Gobierno con Cisneros como presidente.
 * Jueves 24
 Día de indignación del pueblo al enterarse de que el Cabildo había decidido que Cisneros continuara en el mando. Renuncia de todos los miembros de la Junta.

* Viernes 25
 Los criollos, reunidos en la Plaza de Mayor y en busca de noticias, gritan: "El pueblo quiere saber de qué se trata". Este día los cabildantes reconocen la autoridad de la Junta Revolucionaria y así se forma el primer gobierno patrio.

martes, 21 de mayo de 2013

Preparativos para el Cabildo Abierto en la Semana de Mayo de 1810.

Cronología de la Semana de Mayo.

Lunes 21 de mayo.
Invitación al Cabildo Abierto del 22 de mayoA las tres, el Cabildo inició sus trabajos de rutina, pero se vieron interrumpidos por seiscientos hombres armados, agrupados bajo el nombre de "Legión Infernal", que ocuparon la Plaza de la Victoria, hoy Plaza de Mayo, y exigieron a gritos que se convocase a un cabildo abierto y se destituyese al virrey Cisneros. Llevaban un retrato de Fernando VII y en el ojal de sus chaquetas una cinta blanca que simbolizaba la unidad criollo-española. Entre los agitadores se destacaron Domingo French y Antonio Beruti. Estos desconfiaban de Cisneros y no creían que fuera a cumplir su palabra de permitir la celebración del cabildo abierto del día siguiente. El síndico Leiva no tuvo éxito en calmar a la multitud al asegurar que el mismo se celebraría como estaba previsto. La gente se tranquilizó y dispersó gracias a la intervención de Cornelio Saavedra, jefe del Regimiento de Patricios, que aseguró que los reclamos de la Legión Infernal contaban con su apoyo militar y quien comunicó que él personalmente iba a designar las guardias para las avenidas de la Plaza con oficiales de Patricios y que dichas guardias estarían a las órdenes del Capitán Eustoquio Díaz Vélez, de cuya adhesión, de ninguna manera, podía dudar el pueblo.
El 21 de mayo se repartieron cuatrocientos cincuenta invitaciones entre los principales vecinos y autoridades de la capital. La lista de invitados fue elaborada por el Cabildo teniendo en cuenta a los vecinos más prominentes de la ciudad. Sin embargo el encargado de su impresión, Agustín Donado, compañero de French y Beruti, imprimió muchas más de las necesarias y las repartió entre los criollos.
“El Excelentísimo Cabildo convoca a Vd. para que se sirva asistir, precisamente mañana 22 del corriente, a las nueve, sin etiqueta alguna, y en clase de vecino, al cabildo abierto que con avenencia del Excelentísimo Señor Virrey ha acordado celebrar; debiendo manifestar esta esquela a las tropas que guarnecerán las avenidas de esta plaza, para que se le permita pasar libremente”.

Publicado por Lili 26.

lunes, 20 de mayo de 2013

Un día decisivo en la Semana de Mayo de 1810.

Cronología de la Semana de Mayo.

Domingo 20 de mayo.
Demanda ante el virrey Cisneros por la realización de un cabildo abierto. Bajorrelieve de Gustavo Eberlein.Lezica transmitió a Cisneros la petición que había recibido, y éste consultó a Leyva, quien se mostró favorable a la realización de un cabildo abierto. Antes de tomar una decisión el virrey citó a los jefes militares para que se presenten a las siete horas de la tarde en el fuerte.  Según cuenta Cisneros en sus Memorias, les recordó:
“(...) las reiteradas protestas y juramentos de fidelidad con que me habían ofrecido defender la autoridad y sostener el orden público y les exhorté a poner en ejercicio su fidelidad al servicio de S.M. y de la patria”.
Como Cisneros reclamó una respuesta a su petición de apoyo, el coronel criollo Cornelio Saavedra, jefe del Regimiento de Patricios e integrante del grupo revolucionario conocido como la Sociedad de los Siete, respondió en nombre de todos los criollos diciendo:
“Señor, son muy diversas las épocas del 1º de enero de 1809 y la de mayo de 1810, en que nos hallamos. En aquella existía la España, aunque ya invadida por Napoleón; en ésta, toda ella, todas sus provincias y plazas están subyugadas por aquel conquistador, excepto solo Cádiz y la isla de León, como nos aseguran las gacetas que acaban de venir y V.E. en su proclama de ayer. ¿Y qué, señor? ¿Cádiz y la isla de León son España?¿Los derechos de la Corona de Castilla a que se incorporaron las Américas, han recaído en Cádiz y la isla de León, que son una parte de las provincias de Andalucía? No señor, no queremos seguir la suerte de la España, ni ser dominados por los franceses, hemos resuelto reasumir nuestros derechos y conservarnos por nosotros mismos. El que a V.E. dio autoridad para mandarnos ya no existe; de consiguiente usted tampoco la tiene ya, así que no cuente con las fuerzas de mi mando para sostenerse en ella.”
Al anochecer se produjo una nueva reunión en casa de Rodríguez Peña, en donde los jefes militares comunicaron lo ocurrido. Se decidió enviar inmediatamente a Castelli y a Martín Rodríguez a entrevistarse con Cisneros en el fuerte, facilitando su ingreso el comandante Terrada de los granaderos provinciales que se hallaba de guarnición ese día. El virrey se encontraba jugando a los naipes con el brigadier Quintana, el fiscal Caspe y el edecán Coicolea cuando los comisionados irrumpieron. Martín Rodríguez en sus Memorias relató cómo fue la entrevista, en donde Castelli se dirigió a Cisneros así:
“Excelentísimo señor: tenemos el sentimiento de venir en comisión por el pueblo y el ejército, que están en armas, a intimar a V.E. la cesación en el mando del virreinato”.
Cisneros respondió:
¿Qué atrevimiento es éste? ¿Cómo se atropella así a la persona del Rey en su representante?
Pero Rodríguez (según sus Memorias) lo detuvo advirtiéndole:
“Señor: cinco minutos es el plazo que se nos ha dado para volver con la contestación, vea V.E. lo que hace”.
Solamente defendió la posición de Cisneros el síndico procurador del Cabildo, Julián de Leyva. Ante la situación, Caspe llevó a Cisneros a su despacho para deliberar juntos unos momentos y luego regresaron. El virrey se resignó y permitió que se realizara el cabildo abierto. Según cuenta Martín Rodríguez en sus Memorias póstumas, escritas muchos años después, sus palabras fueron:
“Señores, cuanto siento los males que van a venir sobre este pueblo de resultas de este paso; pero puesto que el pueblo no me quiere y el ejército me abandona, hagan ustedes lo que quieran”.
El cabildo abierto se celebraría el 22 de mayo siguiente.
Esa misma noche se representó una obra de teatro cuyo tema era la tiranía, llamada "Roma Salvada", a la cual concurrieron buena parte de los revolucionarios. El jefe de la policía intentó convencer al actor de que no se presentara y que, con la excusa de que éste estuviera enfermo, la obra fuera reemplazada con "Misantropía y arrepentimiento", del poeta alemán Kotzebue. Los rumores de censura policial se extendieron con rapidez, por lo que Morante salió e interpretó la obra prevista, en la cual interpretaba a Cicerón. En el cuarto acto, Morante exclamaba lo siguiente:
“Entre regir al mundo o ser esclavos ¡Elegid, vencedores de la tierra! ¡Glorias de Roma, majestad herida! ¡De tu sepulcro al pie, patria, despierta! César, Murena, Lúculo, escuchadme: ¡Roma exige un caudillo en sus querellas! Guardemos la igualdad para otros tiempos: ¡El Galo ya está en Roma! ¡Vuestra empresa del gran Camilo necesita el hierro! ¡Un dictador, un vengador, un brazo! ¡Designad al más digno y yo lo sigo!.”
Dicha escena encendió los ánimos revolucionarios, que desembocaron en un aplauso frenético a la obra. El propio Juan José Paso se levantó y gritó "¡Viva Buenos Aires libre!".

Publicado por Lili 26.

domingo, 19 de mayo de 2013

Segundo día de la Semana de Mayo de 1810.

Cronología de la Semana de Mayo.

Sábado 19 de mayo.
Tras pasar la noche tratando el tema, durante la mañana Saavedra y Belgrano se reunieron con el alcalde de primer voto, Juan José de Lezica, y Castelli con el síndico procurador, Julián de Leiva, pidiendo el apoyo del Cabildo de Buenos Aires para gestionar ante el virrey un cabildo abierto, expresando que de no concederse, lo haría por sí solo el pueblo o moriría en el intento.

Publicado por Lili 26.

sábado, 18 de mayo de 2013

Recordando la Semana de Mayo de 1810.

Cronología de la Semana de Mayo.
La Semana de Mayo es la semana que transcurre entre el 18 y el 25 de mayo de 1810, que se inició con la confirmación de la caída de la Junta Suprema Central y desembocó en la destitución de Cisneros y la asunción de la Primera Junta.  

Viernes 18 de mayo.
Ante el nivel de conocimiento público alcanzado por la noticia de la caída de la Junta de Sevilla, Cisneros realizó una proclama en donde reafirmaba gobernar en nombre del rey Fernando VII, para intentar calmar los ánimos. Cisneros habló de la delicada situación en la península, pero no confirmó en forma explícita que la Junta había caído, si bien era consciente de ello.
El grupo revolucionario principal se reunía indistintamente en la casa de Nicolás Rodríguez Peña o en la jabonería de Hipólito Vieytes. Concurrían a esas reuniones, entre otros, Juan José Castelli, Manuel Belgrano, Juan José Paso, Antonio Luis Beruti, Eustoquio Díaz Vélez, Feliciano Antonio Chiclana, José Darragueira, Martín Jacobo Thompson y Juan José Viamonte.  Otro grupo se congregaba en la quinta de Orma, encabezado por fray Ignacio Grela y entre los que se destacaba Domingo French.
Algunos criollos se juntaron esa noche en la casa Rodríguez Peña. Cornelio Saavedra, quien se hallaba en San Isidro, fue llamado de urgencia y concurrió a la reunión en la que se decidió solicitar al virrey la realización de un cabildo abierto para determinar los pasos a seguir por el virreinato. Para esa comisión, fueron designados Castelli y Martín Rodríguez.

Publicado por Lili 26.

sábado, 11 de mayo de 2013

11 de mayo: Día del Himno Nacional Argentino.

El 24 de mayo de 1812 se presentó en la "Casa de Comedia" de Buenos Aires la obra teatral "El 25 de Mayo" de Blas Parera, referida a la Revolución de Mayo de 1810, la cual terminaba con un himno coreado por los actores. Uno de los espectadores, el porteño Vicente López y Planes, se sintió inspirado y esa misma noche escribió la primera estrofa de un himno para reemplazar al de Morante, al que el catalán Blas Parera había puesto música.
El Triunvirato entendió que debía darle al pueblo un canto nacional de mayor importancia que el que hasta entonces se entonaba. En un oficio del 22 de julio de 1812, dirigido al Cabildo de Buenos Aires, sugería a éste que mandase a componer "la marcha de la patria", para ser ejecutada al principio de las funciones teatrales, debiendo el público escucharla de pie y descubierto, así como en las escuelas al finalizar diariamente las clases.
La Asamblea General Constituyente del Año XIII ordenó componer la letra del himno con fecha 6 de marzo de 1813 y lo aprobó como "Marcha Patriótica" el día 11 de mayo de 1813.
Escuchemos nuestro Himno interpretado por Jairo:
http://www.youtube.com/watch?v=aIFeawRkFhE

lunes, 6 de mayo de 2013

ALMAS DE PERRO: un cuento en 4 capítulos.

ALMAS DE PERRO escrito por  EDGARDO GONZÁLEZ. (1º capítulo). 
 Desde el confín norteño argentino, Rolando cargó sus diecinueve años y las vivencias de pobreza sobre los hombros abriéndose caminos hasta llegar a la gran ciudad de Buenos Aires. Buscaba su porvenir con el afán de estudiar y ser un hombre notable, cosa que en la puna de Jujuy le resultaba bastante dificultoso. En una urbe de grandes avenidas y autopistas, luces encandilantes y enormes edificios, el joven que a nadie conocía deambuló refugiándose en sus plazas y calles. Llegó a dormir en una estación ferroviaria abrazado con un cachorro canino abandonado, al que llamó “Chamán” y con quien supieron entreverar lamentos, desdichas y el abrigo mutuo. Al tiempo logró establecerse, estudiar en la Facultad de Veterinaria y conseguir un empleo. Afortunadamente el amor no se hizo esperar y habiendo conocido a Ailín, se unieron con devoción, conformando una pareja de tres, pues Chamán ya era un ser inseparable. El progreso en sus vidas se iba palpando día tras día, las vivencias eran maravillosas hasta que un atardecer la inesperada fatalidad hizo lo suyo; en un accidente su mujer amada perdió la vida. Pese al brutal impacto emocional, Rolando siguió adelante enfrentando a la depresión, compartiendo infinitas lágrimas junto a su querido perro.
Durante un par de años Las horas fueron pasando lentamente, y el infortunio volvió a sacudir a Rolando; un maldito virus atacó a su mascota, a su invalorable Chamán y muy pronto lo dejó en la peor de las soledades. Su sangre se nutría de aquella dureza que forjan las montañas, pero dos golpes de ese tipo eran demasiado para cualquier persona, y el desaliento se fue apoderando de él. Tenía el corazón destrozado ante la falta de Ailín, y el alma desabrigada sin el pelaje de Chamán. Sólo se confortaba pensando en que ella estaba protegida por Dios, y que su perro seguramente estaría con San Francisco de Asís, junto al lobo de Gubbio. Con los acordes quimeros de un bandoneón en la humedad porteña y el desborde de tanta tristeza, desconsolado decidió abandonar todo y viajar al sur, a las tierras de los vientos y la soledad, como buscando un amparo emocional. Ya en Ushuaia, Tierra del Fuego, en la ciudad más austral del mundo, volvió a deambular como lo había hecho años atrás, aunque esta vez cargaba dos crespones negros en su alma. Sin recordar cómo sucedió, amaneció en un refugio extraño, rodeado de perros que lo habían protegido del intenso frío imperante. Mas tarde comprendió que se había introducido en un complejo deportivo invernal y que aquellos caninos eran los encargados de arrastrar los trineos sobre los valles nevados. Con la salida del sol, un hombre enfundado en botas aislantes, pantalón de nieve con polar y campera de duvet, se acercó asombrado ante la insólita visita. Rolando, el ocasional forastero, le explicó los débiles argumentos de su presencia y ese señor, quien era el responsable del predio, optó por ofrecerle asistencia: en principio, un buen desayuno de chocolate caliente, ropa adecuada y por último un puesto laboral en ese complejo turístico. El haberlo aceptado, agradeciendo la mano de Dios, significaba capacitarse rápidamente sobre las variadas tareas que requería aquella actividad. Conocía muy bien las nieves de su provincia, pero aquí se matizaban con vientos salvajes y otros animales que no eran cabras ni los lanudos guanacos de la puna. Aprovechando sus básicos estudios veterinarios, No dudó en dedicarse al cuidado de los casi cien canes que se criaban allí, tratándose de perros alaskanos y siberianos, uno más hermoso que otro.
 (Continúa).

ALMAS DE PERRO: 2º capítulo.

Debía alimentarlos tres veces al día con una mezcla de alimentos balanceados, pescados para conservar el pelaje y la vista, como así grasa vacuna para afirmar las energías. Tampoco quiso perderse la oportunidad de ser un “musher”, o sea conductor de los trineos que se deslizan sobre la nieve, tirados por perros, con el vértigo y la emoción que constituye el turismo de aventura. Con afán de superación trabajó capacitándose en todos los detalles de atención al turista, el cuidado de los canes y la conservación de las instalaciones. Organizaba excursiones cortas por el valle cordillerano o travesías largas, de varios días, pernoctando en los refugios de montaña en los cerros Bonete y Nunatak. Atendiendo a una preciada cría, el muchacho se sintió encantado por la expresiva mirada de un cachorro cruza de siberiano y samoyedo, de abundante pelo color beige, con el lomo y las puntas de sus patas color chocolate. Lo llamó “Napoleón” y pacientemente lo fue adiestrando hasta convertirlo en su favorito y un líder de sus pares, gracias a que comenzó a sujetarlo detrás de los trineos cuando aún se despatarraba sobre la nieve, luego lo fue ubicando al lado de los más experimentados para que fuera reconociendo las órdenes y que grabara en su memoria los trayectos habituales. Inconscientemente, en los ojos de cada joven mujer visitante, Rolando buscaba la tierna mirada que había conocido en Ailín, con vanos resultados. Por allí transitaban miles de turistas extranjeros y los diálogos con ellos se hacían breves ante la dificultad de las lenguas. Por ello al trineo se lo mencionaba como “sleds” y al parque “Ushuaia Sled Dog Center”. Los vientos no cesaban jamás y el paisaje blanco encendido por el sol se inundaba de miradas plenas de asombro de los visitantes. Ante los preparativos más evidentes para una travesía, como el armado de los arneses, los ansiosos perros perciben que el trineo está por salir, y el silencio fueguino es invadido por los gritos agudos, de estos nobles animales de ojos cristalinos que parecen pedir ser designados para el paseo. Una mañana helada, Rolando alistaba los equipos para partir con turistas suizos. Sujetaba a ocho perros al frente del trineo, en parejas a uno y otro lado de una cuerda principal, en posiciones específicas según él los calificaba por sus actitudes y cualidades físicas. Mientras gritaba ordenando a los canes que dejen de mordisquearse o de tirar en vano de la cuerda, pues el trineo aún estaba anclado, una dulce voz femenina lo sorprendió. Se trataba de una atractiva joven con ligero acento helvecio y de ojos del mismo color de los perros siberianos, quien inició un diálogo sobre los animales fundamentado en que ella tenía experiencia adquirida en Suiza, su país natal. Haciendo un alto en la tarea se refugiaron a tomar un café, conversaron someramente de sus vidas y luego intercambiaron vivencias sobre la pasión de ambos, aquellos perros australes. Rolando, sin dejar de mimar al inseparable Napoleón, le contó a ella que en ese criadero convivían con canes siberianos y otros alaskanos, una cruza de perros originarios de Alaska con lebrel y pointer, los que resultaron ser más delgados, ágiles y veloces que los primeros. Gracias al ejercicio diario viven un promedio de 15 a 16 años. Además, duermen a la intemperie, ya que no soportan el calor que ellos mismos generan y prefieren acurrucarse sobre la nieve.
(Continúa).

ALMAS DE PERRO: 3º capítulo.

Dafne, la chica suiza, le comentaba sobre la conveniencia de que los perros que tiran del trineo se coloquen de a pares formados por un macho y una hembra o, a lo sumo, dos hembras madre e hija, porque la combinación de animales del mismo sexo provocan que las peleas y mordeduras durante la marcha, resulten inevitables. La conversación era muy atrapante para ellos, pero más allá del color cielo en los ojos de Dafne, Rolando percibía una magia, un encanto que alborotaba sus sentimientos. Los recuerdos nefastos, el arraigo y la incertidumbre lo hacían resistir, pues él sabía que esa impactante mujer era una turista de paso y ya no podría soportar pérdida alguna. Aún así, el tema de charla predominaba sobre los perros. Respecto a la cantidad de animales, -siguió explicando el muchacho- que se designan en el tiro depende del peso que se vaya a transportar, siempre considerando un máximo de cuatro personas por trineo. Las miradas de ambos se incrustaban una con otra; sólo hablaban de perros pero sus corazones estaban enmudecidos, desesperados intentando latir por un amor que, aparentemente, parecía irrealizable. Napoleón, ante ellos demostraba alegría meneando la cola, seguramente porque lo percibía y ya se habría sumado al silencioso romance. Al fin se alistaban para iniciar la excursión. En esas ocasiones Rolando imparte las instrucciones a los viajeros, les aconseja el abrigo adecuado y les explica cómo se acomodarán, cómo se desliza el trineo y también cómo están constituidos: Antiguamente los trineos se armaban con madera de fresno y cuero de foca, pero hoy se elaboran empleando fibra de vidrio, grafito o nylon. Dafne, con la anuencia del musher, acotó que los perros de adelante son los líderes, conocen bien los caminos y las órdenes. En medio van los “teams”, y los más robustos y fuertes se colocan pegados a los laterales del trineo porque deben controlar la inercia y evitar el zigzagueo sobre la nieve. Arqueando el lomo para acumular fuerzas, los ansiosos perros aguardan la orden de avanzar, se excitan de impaciencia mientras los pasajeros se acomodan. Todo es una fiesta de alegrías y llamativos colores sobre la meseta blanquecina. Al levarse el ancla y ante el grito de ¡yaaaa! El trineo inicia la marcha al igual que un silencioso tren, ovacionado por ladridos de algarabía. Suspiros, gestos de admiración, agitados disparos fotográficos y algunos sustos ante determinados movimientos, van entreteniendo a los pasajeros. Pero esta vez, al musher Rolando sólo le interesaba la joven Dafner, a quien no le quitaba la mirada y le iba explicando cada detalle del paisaje. Luego de varios kilómetros de ajetreo se llega a un sitio espectacular, donde se atraviesa sobre un embalse congelado de una castorera. Allí se hace un alto para que descansen los perros y los viajeros, adonde aparecen los termos con café o chocolate bien caliente y se fotografía todo lo que existe a la redonda. El frío hacía temblar a cualquiera, pero había dos corazones que jamás podrían congelarse. Ellos se juntaron y la atracción era más fuerte que las fascinantes imágenes sureñas. Los días más frescos, una nube de rocío puede verse en el paisaje, pero sobre todo en el lomo de los perros oscuros, que quedan blancos a través del recorrido. Finalizada la excursión, Dafne permaneció junto a Napoleón y Rolando hasta acondicionar el material y los animales. Esa noche cenaron juntos y convinieron realizar una travesía de largo aliento, de tres días de duración.
(Continúa).

ALMAS DE PERRO: 4º y último capítulo.

Temprano en la mañana, alistaron cinco trineos bien equipados, en tanto los perros aullaban enloquecidos como gritando: “llevame a mí, por favor”. Las complejidades requieren una seria planificación, superada por la experiencia de los guías de montañas, como la que tenía Rolando. La caravana partió y serpenteando por el valle atravesó el bosque de lengas. El recorrido es extenso y debe regularse el cansancio como así la reserva de energías de todo el equipo hasta lograr el cruce de la cordillera de los Andes, más un corto trayecto hacia el Norte para llegar a la orilla del lago Fagnano; o atravesar el valle Carabajal o el de Tierra Mayor. Cada posta era ansiosamente esperada por Dafne y Rolando, ya que ellos conducían sendos trineos, y esos eran los momentos de acercarse y frotar sus manos transmitiendo calor y un afecto muy especial. En la noche se estableció el campamento blanco; el armado de carpas, la esperada cena y el recogimiento de un fogón. Ante la luz incandescente de las llamas, abrazados por el frío y atraídos por los sentimientos, Dafne y Rolando se besaron con ardiente pasión frente a la mirada de los integrantes del grupo, quienes aplaudieron y expresaron alegrías por tal apasionante acontecimiento. Un agudo aullido de lobo salvaje quebró el aire helado… la inconfundible expresión de alegría de Napoleón. Al siguiente amanecer se reanudó la marcha en la cual los viajeros no cesaban de asombrarse ante el atractivo tranco de los perros y la vegetación, ya adaptados al balanceo sinfín del trineo orientando sus cuerpos en cada curva. El trineo guía estaba a cargo del musher Rolando, que tomado del pasamanos, parado sobre dos salientes de la parte posterior y cada tanto observando hacia atrás, le arrojaba un beso a la bella musher que lo había enloquecido entre la nieve y los perros. Cumplido con satisfacciones el objetivo en tan pintorescos paisajes, emprendieron el regreso. Aquel recorrido era más parecido a un circuito de “motocross” que a una pista de patinaje sobre hielo. En las pendientes debían bajarse y empujar los trineos, además se encontraban saltos en los que convenía aferrarse a la estructura, y algunos tramos eran lisos donde los perros hundían las cuatro patas en el manto blanco y se esforzaban guiados por la pareja de líderes. Caída la segunda noche, se realizó un desafío consistente en una caminata con raquetas, internándose en la planicie para oír apenas el chasquido de la nieve bajo los pies y el silbido del viento mientras se iluminaba el paso con la luz tenue de faroles a querosén. El haz de aquellas luces se reflejaba en los ojos de los zorros escondidos en el bosque helado, aunque siempre había un farol que terminaba iluminando la sonrisa de Dafne. Luego, la infaltable reunión rodeando al fogón, amenizada con chocolate y vino caliente. Ya en la quietud del silencio, Rolando conmovido buscó de explicarle a Dafne sus sentimientos, sus profundos dolores, y su indecisión ante el futuro. También le expresó el gran temor de aferrarse seriamente a ese creciente amor y luego tener que perderla, pues ella era sólo un ave de paso. Dafne lo abrazó con firmeza y le dijo: “Yo he decidido quedarme a tu lado y amarte por siempre, pero antes de amarme encuéntrate, enamórate de ti mismo y tendrás un romance para toda la vida, pues tú eres la única persona que pasará toda la vida contigo, y así ambos seremos inmensamente dichosos”. Al callar las luces, Dafne y Rolando se quedaron viendo la luminosidad de la nieve con la luna llena, cuando brillan las montañas. Se sentían como en otro planeta y caminaron abrazados, lentamente, dejando huellas de corazones hasta perderse en el cobijo de la carpa. El rocío y la nevisca hacían de las suyas, y el peludo perro Napoleón se arrellanó en la puerta de la carpa, sintiéndose tan, tan feliz como sus amos… pero simulando la envidia. FIN.
Publicado por Lili 26.

miércoles, 1 de mayo de 2013

Melodías para un domingo a la tarde.......

Milonga tablonera - Beto Asurey
http://www.goear.com/listen/2701d3b/milonga-tablonera-beto-asurey

1° DE MAYO - DIA INTERNACIONAL DEL TRABAJO

 EL TRABAJO


¡Qué vital es cumplir con el trabajo
 que dignifica y eleva al ser humano!
 Conviene madrugar y levantarse temprano
 para no andar mendigando en andrajos.

 Trabajo, yugo esclavo, laburo,
 no importa como tú lo denomines
 lo que importa es que lo termines
 para tener un próspero futuro.

 Que el trabajo no llegue a ser tu cruz
 hazlo con la máxima eficiencia
 hazlo con coraje y con conciencia
 porque el trabajo honrado es salud.

 Cuando tengas mucho no te quejes
 pues están los que poco tienen.
 Piensa en los que se mantienen
 con las sobras de lo que tú dejes.

Sólo cuando el campo sea regado
 con el sudor del trabajo humano,
 y no con la sangre de un soldado
 sólo así el mundo habrá avanzado.

 Aprende a valorizar tu trabajo
 y disfruta luego del descanso,
 merecerás disfrutar de tu salario,
 y de tu familia obtendrás el agasajo.

Escrito por Rubén Sada (Argentina)
el 30/04/2007