lunes, 29 de marzo de 2010

Siempre hay una puerta abierta, aunque parezcan todas herméticamente cerradas.....

Corría el año 2002. En mi casa estalló una bomba (o algo parecido) pues en ese año quedé ciega, de un día para otro, a consecuencia de la diabetes.
En ese momento no sabía qué hacer, porque sólo deseaba morir.
Mi hija Silvana, empezó a buscar por Internet alguna solución. Allí, en la pantalla de la compu, aparecieron los nombres y direcciones de diversas escuelas para rehabilitación, entre las cuales estaba nuestra Escuela Gral. San Martín.
Así, paso a paso, fui reorganizando mi vida. Con la ayuda de profesores como Gabriela Huaró que me enseñó Orientación y movilidad, para caminar y andar con mayor libertad; la Profesora Alicia Moreira que me enseñó lecto-escritura Braille; la Prof. Marta Rappetti con sus clases de Psicomotricidad; la Profe' María Herbin con sus clases de manualidades y telar; Arturo que me enseña Computación, y Susana Morello y Graciela Bernués que me han enseñado y enseñan Musicografía Braille e instrumentos.
Con la ayuda de todos ellos, más Preceptores y Directivos logré salir del pozo, y a sentir solo deseos de superarme día a día.

Martha

Comunicado del Comando masculino Buena Vista: "Lilita... vas a cobrar"...

los hombres a pesar de todo son un mal necesario.

La escena transcurre en un comedor, donde hay una mesa, un par de sillas y un equipo de música. La mesa tiene un mantel con dos copas, un balde de hielo con una botella de vino blanco.
En el lugar se encuentra una mujer sentada tomando una copa de vino; se escucha de fondo un lento de los años ‘70, tema que le recuerda su adolescencia, en la cual pensaba que existía el príncipe azul.
Al cabo de los años se da cuenta que no existe aquel ansiado príncipe.
Comienza el monólogo haciendo una descripción de los hombres que conoció en el transcurso de su vida.

En primer lugar vamos a hablar de los maridos: Estos cuando son novios generalmente son galantes, dulces, cariñosos, nos regalan muñecos de peluche, flores, chocolates, y jamás se olvidan del aniversario. Ahí, en ese momento se parecen mucho a ese príncipe que deseamos, pero cuando se casan se rompe el hechizo y el príncipe se convierte en sapo. Y nosotras dejamos de ser las princesitas para convertirnos, dicho por ellos mismos, en brujas.
Acaso me van a decir que no es cierto, que cuando dos hombres se juntan y hablan de sus respectivas señoras estas dejaron de tener nombre para llamarse brujas?
Además estos señores que trabajan abnegadamente, pretenden llegar a la casa y que nosotras los atendamos como si fuera lo único que tenemos que hacer, olvidándose de que también trabajamos, atendemos la casa y a los chicos.
Cuando les pedimos ayuda, ellos siempre tienen algo más importante que hacer, como mirar un partido de fútbol.

Luego, están los separados. Siempre son las víctimas de la situación; siempre se están quejando de la ex, según ellos no los dejan vivir, ya que siempre los molestan pidiéndoles la mensualidad para los chicos, y dicen que no los dejan rehacer sus vidas. Parece que ya se olvidaron que los chicos comen y crecen constantemente, pareciera que a partir de la separación, éstos pasaran a ser nada más que responsabilidad de nosotras, como si ellos no hubieran tenido nada que ver.

Después, encontramos a los solteros de 35 a 40 años. Generalmente tienen muy buena presencia y son muy galantes; nosotras nos deslumbramos; luego de las primeras citas, cometemos el error de invitarlo a cenar a nuestro departamento. Ese día acondicionamos el ambiente lo mas lindo posible; cocinamos nuestra mejor receta; ponemos el mejor mantel y la mejor vajilla; nos producimos para recibir a nuestro agasajado. Este llega a las 21:30 horas; lo recibimos con la mejor de las sonrisas y esperamos de él aunque sea un pequeño ramo de flores, pero en cambio se aparece con una botella de vino de dos pesos con 50 comprada en el autoservicio de los chinos de la esquina. Refunfuñando, lo invitamos a sentarse a la mesa. Le servimos la cena, esperamos que nos diga algo con respecto a ésta; al ver que no abre la boca, le preguntamos si le gustó. Muy suelto de cuerpo contesta que si, pero que su mamá le da un toque diferente......
Ahí nos damos cuenta, por que a esa edad sigue soltero.

Hace unos años, apareció un nuevo estilo de hombre, que a pesar nuestro, como la inflación van en sostenido aumento.
Estos son los gays; casi siempre son muy bonitos, lástima que se gustan entre ellos.

Para finalizar están los eternos verseros. Generalmente los conocemos en un momento que estamos muy vulnerables, y entonces nos creemos todo lo que nos dicen. Pero pasan los años y no cumplen nada de lo que nos dijeron, no podemos creer que una persona pueda ser tan “chanta”. Entonces seguimos esperando; pasa el tiempo y todo sigue igual, hasta que un día nos hace un clic y nos damos cuenta que nada va a cambiar, así que cordialmente lo invitamos a que desaparezca de nuestra vida...

En ese momento entra a escena su marido:

El: Terminaste de estudiar ese ridículo libreto para el Casting de Pepito Cibrián?
Espero que por lo menos hayas preparado la cena...
Ella: por supuesto querido...... Sentate que ya mismo te la sirvo.

Al final ella se dirige al público diciendo:
-He ahí una prueba irrefutable...... Hombre desconsiderado y demandante.
Entra como una tromba; alborota toda la casa; ¡traspirado! Se lava las manos y la cara como si fuera un gato. ¡Se seca con una blusa que me prestó una amiga para una fiesta que tenemos el fin de semana!
Pero eso no es todo, ¿cuál es su trascendental preocupación? ¡La comida!
¡No metás el pan en el jugo de la ensalada! ¡Parecés un troglodita!
Ya lo dijo Sor Juana hace 300 años......
“Hombres necios que acusáis
a la mujer sin razón,
sin ver que sois la ocasión
de lo mismo que culpáis”......
Pero, que le vamos a hacer. Los hombres fueron, son, y serán igual......
A pesar de todo, ”un mal necesario”.

Silvia "Lilita" Fissore

La bandera - de Eloina Ribera

La bandera

Fui creada por un hombre importante hace ya muchísimos años, él murió pero yo sigo viva.
Represento el símbolo de la Patria al que todo ser humano respeta, venera, y cuida desde que tiene uso de razón. Un niño, un joven, un anciano, me saludan al verme flamear en lo alto de los mástiles de los colegios, de las entidades públicas, en las marchas y hasta en los piquetes.
Siembre estoy al frente y bien en alto ondeando con el viento que me lleva, me trae, y me hace más hermosa.
Mis colores fueron inspirados en el color del cielo celeste y blanco. Todos me cantan; soy mensajera del amor, símbolo de civilización, y garantía de justicia.

Eloina Ribera

domingo, 28 de marzo de 2010

La Vida en mí - de Clyde Piola Mendoza

La Vida en mí

Mi existencia está signada por infinitas aventuras; no los cansaré explicando esa trayectoria tan polifacética. Hoy en esta madrugada de otoño siento que la felicidad que me trasciende me da fuerzas en la idea de seguir viviendo.
Percibo la belleza del amanecer desde distintos ángulos, la salida del sol me embellece, me da luz `propia, parezco un arco iris emitiendo colores dentro mío y proyectando hacia el exterior. El espectáculo es de poca duración, pero en esos momentos todo se presenta como uno de los actos brillantes de la naturaleza.
Quizás tenga que explicarles algo más para que sepan quien soy, pero sería muy difícil narrarles mi historia, pues ello demandaría miles de enciclopedias.
En realidad todos me conocen y formo parte de sus vidas. Recordaré unos pocos días atrás cuando, junto a otras miles remontábamos un caudaloso río, donde los peces, los pájaros, los hombres en las orillas, pescando por la abundancia del pique, nos miraban con respeto.
Indudablemente la zona no era urbana, pues observábamos que en las orillas un espeso bosque intentaba acorralarnos.
Era una zona tropical, por ello perdí con el calor, numerosas compañeras que viajaron a las nubes, ruta que no me era desconocida.
Yo no ascendí con ese grupo, me quedé en el torrente que nos llevó a una cascada deslumbrante y unos kilómetros más adelante, un dique nos convertía en el más hermoso espejo que se haya creado en la naturaleza.
Luego fuimos el instrumento perfecto para la vida del hombre moderno, podíamos ser energía, alimento sin contaminación, el purísimo estanque que nos contenía era esplendoroso.
Mis días en ese lugar fueron perfectos, luego una lluvia muy fuerte nos obligó a seguir nuestro camino. Miraba el verde de los bosques a la vera del río. Las coloridas casitas de las aldeas, las lavanderas fregando ropa para el cuidado de su familia, los niños pequeños a su lado, haciendo globos con las burbujas del jabón.
Con el correr de las horas se acercaba la noche. El rocío comenzó a cubrir los bosques y también yo me vi. impuesta en rozar la naturaleza, en este caso un helecho de un tono verde casi esmeralda. Esa fue mi morada hasta que salió el sol, pero falta el milagro final, me falta caer sin prisa, a la tierra, donde con mi ayuda, esas semillas que estoy mirando germinarán, y serán parte de un follaje que servirá para continuar mi vida.
Quizás ustedes saben quien soy, pero abundaré en detalles para que lo descubran. En mi pasado he llegado a ser plataforma de juego de los osos, en el Ártico. Hubo religiones que me utilizaron para lavar pecados. Los niños, al nacer soportan su primera limpieza con mi acción. Las lluvias en las que participé barrieron la sangre de los campos de guerra. En otras, los campos sembrados nos agradecían el aporte. Apagué incendios, pero llevo en mi conciencia esa furia que a veces nos acomete, cuando inundamos pueblos o ciudades que no merecen nuestro estrago.
Soy también responsable de una gran parte de la vida del planeta, hombres, animales, plantas, todo me incumbe.
Mis palabras pueden parecer cargadas de vanidad, pero nada más lejos de mi intención, solo quiero hacerles llegar una brevísima postal de mi presencia, para que me cuiden, me valoren y sumen miles de temas hermosos que se relacionan con mi vida y la de ustedes.
Firmado,
Una gota de agua.

Alcyon

No me digas que no te acordás!!!

A CAUSA DE UN MEDIO BESO - de Tefi Ferreira

A CAUSA DE UN MEDIO BESO

Josefina desarrollaba sus tareas en una oficina, rodeada de compañeros de trabajo. Estaba felizmente casada y enamorada; llevaba más de treinta y tantos años, sin conocer otro amor más que el de su esposo.
Una tarde de abril todo cambiaría para ella; su madre gravemente enferma debió ser hospitalizada, y Josefina sentada a su lado velaba por su salud en la clínica día y noche.
De repente, el angustiante trascurrir de sus días se vio alterado, al entrar un señor con una voz muy suave y de gentiles modales, que de inmediato se presentó:
-Buenas tardes; yo soy el Doctor Tomás, pueden llamarme “Tomasito”. De ahora en adelante seré el médico de su madre.
Josefina sin inmutarse, apenas le dirigió una mirada... El Doctor Tomás pensó para sí: “qué mujer desagradable”, prejuzgando a Josefina.
Ella en cambio le comentó al pasar a su madre:
-Mamá, ¿te fijaste que gentil el doctor?
La madre como intuyendo algo, le contestó muy seria:
-¡Sí! Pero... recuerda que estás casada, ¡tenés marido!
Ella cual niña buena asintió con la cabeza.
Así fueron pasando los días y las visitas del Doctor se iban multiplicando; pues, aparte de la salud de la señora, Tomás estaba por salir de vacaciones y le pidió a Josefina, ya que trabajaba en turismo, que le recomendara algunos lugares donde vacacionar.
¿Excusa tal vez para acercarse a Ella?
Una helada tarde de Mayo se encontraron en la confitería de la clínica. Entre sonrisas y miradas cómplices, Josefina que estaba por tomar un café le preguntó:
-Doctor...... ¿aceptaría uno?
Tomás sin titubear, respondió:
-¡Por favor!
Por más que quisieran disimularlo, se sentían cada ves más inquietos y atraídos con los periódicos encuentros. Ese atardecer, hablaron sin inhibición de sus respectivos matrimonios, y de lo felices que eran.
¿Tal vez para ocultar y refrenar otros sentimientos?
Llegó el día en que el Doctor Tomás salió de vacaciones, y esa circunstancia provocó un efecto extraño en Josefina...... Sin razón alguna, esperaba un llamado de despedida del Doctor.
Al regreso de Tomás, ella no pudo ocultar su felicidad. Todo, incluido sus encuentros, volvían a la normalidad.
Una noche muy lluviosa, se cruzaron en la playa de estacionamiento. Tomás contrariado al haber descubierto un desperfecto en su auto, le comentó que llevaba prisa porque tenía una cirugía de urgencia. Josefina sin dudar, se ofreció a llevarlo. Al llegar a destino, el Doctor se despidió con un beso en la comisura de la boca, y cual niño travieso bajó casi corriendo del auto. Esto desconcertó a Josefina que se estremeció con ese roce de labios, y pensó:
-¿Por qué no me besó?
Al día siguiente, Tomás pensaba lo mismo que la mujer, pero igualmente la buscó para disculparse por tan atrevido beso. Le expresó que fue sin intención, pero que le encantó, y que en realidad no fue un beso, sino un “medio beso”. Una definición casi adolescente en época otoñal, ya que ambos pasaban los cincuenta.
En la tarde de ese día y como era habitual, el Doctor pasó por la habitación de la madre de Josefina, llevando esta vez el informe de unos estudios de alta complejidad que habían arrojado óptimos resultados.
Ella contenta expresó:
-Doctor, ¿cómo puedo agradecerle esto?
Tomás le respondió muy despacito:
-Con un “medio beso”.......
Ella sonrojada, y al mismo tiempo con mil mariposas bailándole en el pecho, no atinaba a nada. Algo le impedía responder...... la atenta mirada de su mamá. Aún así, en un momento de descuido de ésta, Josefina se atrevió a ese “medio beso”. Alejados de la vista de la madre, se unieron en un abrazo largo y profundo, y nuevamente se estremecieron inobjetablemente.
A partir de ese día, empezaron una danza de seducción. Ella por momentos, se sentía aturdida, confundida y culpable de ese sentimiento desconocido, ya que el amor de su vida era su esposo, pero a pesar de ello, estaba irremediablemente atraída por el médico.
Josefina y Tomás iniciaron un curso intensivo para eludir la mirada de propios y extraños. Así lograron darse el más intenso y dulce de los besos, besos que cada vez eran más seguidos e intensos.
Josefina cerraba los ojos y pensaba:
-Los besos de Tomás tienen el sabor del agua fresca del arroyuelo, tan sin igual -soñaba con sus ojos de azabache, dos luceros que la habían embrujado de amor. De solo pensarlo, su alma estremecía por ese secreto de amor inconfeso y prohibido.
Tomás entretanto se mostraba más distante; se ausentó por varios días sin un llamado. Esto fue una agonía para Ella. En soledad pensaba ¿por qué un amor tan bonito tiene que ser prohibido? Mientras acariciaba la comisura de sus labios recordando aquel primer “medio beso”.
El médico, desde su retiro, pensaba que hacer con este Amor tan grande que casi no lo dejaba respirar. Cuatro manitas que buscaban su atención, definieron su sentir. ¡Eran sus soles que le sonreían!
Decidió por tanto alejarse en silencio, pero llevando consigo y a buen resguardo ese Amor clandestino. Abrigando la esperanza de volver a encontrarse en esta o en otra Vida, y así estar juntos para siempre.
En tanto Ella sin saber de aquella decisión, aguardaba el regreso de su amado. Buscaba en su más profunda intimidad un refugio para su soledad, un abrazo tierno y lleno de consuelo, anhelando ese tan soñado día del reencuentro.
-¡Quizás sea una quimera! -pensaba ella, por eso hoy tiene una Lágrima en su Alma... Y todo, pero absolutamente todo, ¡a causa de un “medio beso”!

TEFI BRU

Con perfume a jazmines - de Adela Belmonte

Con perfume a jazmines

A Laura le encantan los jazmines. Ama la tersura y el blanco de sus pétalos, pero es su dulce y suave perfume, ése que invade calles y jardines en épocas veraniegas, el que provoca en ella una agradable y querida sensación.
El maravilloso aroma la devuelve a un momento de su infancia, que Laura recuerda con especial cariño. Está jugando con su hermana Carmen. Las dos pequeñas de apenas cuatro años corretean por el patio de la casa familiar, poblado de coloridas y bien cuidadas plantas. De pronto Laura se da cuenta de que el jazmín acaba de dar su primera flor. Juntas, Laura y su melliza Carmen, festejan el haber visto nacer al primogénito de los jazmines del aún no iniciado verano.
Pero ése no sería el único nacimiento al que habían sido invitadas esa luminosa tarde de Diciembre.
Mientras las chicas siguen embelesadas ante el nuevo y perfumado pimpollo, desde una de las habitaciones de la casa se escucha un llanto fuerte y claro. Las mellizas se miran con una mezcla de sorpresa y felicidad y gritan en su lenguaje a medio aprender: --¡es nuestro bebé!.
Antes de correr hacia el interior de la casa, deciden sólo con un movimiento de sus cabecitas, tomar el pimpollo de jazmín para su mamá en agradecimiento por la alegría que les estaba dando.
Desde la feliz llegada al mundo de Federico, su hermano tan querido, Laura celebra con gran regocijo y un poco de nostalgia, el comienzo de los días cálidos con su aire impregnado de la dulce fragancia de los jazmines en flor.

alb

Soy un post-moderno

Información de interés

Stargardt

La Enfermedad de Stargardt, es una patología degenerativa de retina originada en una mutación del gen ABCA4.
Esta mutación que se dispara en personas homocigotas recesivas durante la infancia y la preadolescencia en la mayoría de los casos, provoca la pérdida de fotorreceptores a nivel de la fóvea con una consecuente pérdida de la visión central.
La enfermedad no llega a producir ceguera, pero la pérdida de agudeza visual que experimentan los pacientes es altamente inhabilitante para muchas cosas de la vida. Los chicos, jóvenes y adultos con Stargardt no ven el pizarrón, ni leen los subtítulos de las películas, ni leen los nombres de las calles, ni las etiquetas de los remedios o los productos alimentarios, ni las facturas de lo que pagan, ni saben cual es el colectivo que está llegando a la parada. No siempre logran autonomía total.
La Rehabilitación y la Educación Integradora en este sentido son importantísimas.
La enfermedad todavía hoy no tiene cura, no se corrige con anteojos, ni es operable. Pero tenemos esperanzas y trabajamos para ayudar a la ciencia.
Se cree que 1 persona de cada 10.000 puede tener Stargardt, creemos que cuando empiecen a ser frecuentes los estudios de retina en los consultorios de oftalmología pediátrica, esas estadísticas pueden cambiar.

Empezamos a trabajar el 21 de noviembre de 2009 y ya conectamos gente de todo el mundo.
Somos un grupo de pacientes y papás asociados para:
1) Difundir y hacer visible la Enfermedad de Stargardt.
2) Incrementar la calidad de vida de las personas con Enfermedad de Stargardt.
3) Acceder a información sobre el avance de Terapias de Detención del deterioro de la Agudeza Visual.
4) Acceder a información sobre el avance de Terapias de Recuperación de la Agudeza Visual. (transplantes de Células Madre de Retina)
5) Cooperar para traccionar políticamente en relación a obtener fondos y apoyo para la investigación de todo lo antedicho.

STARGARDT Argentina / APNES,
Asociación de Padres de Niños con Enfermedad de Stargardt.

Les pido que difundan esta info, puede ser útil para muchas personas. El Stargardt fue recientemente incluído en el grupo de enfermedades raras de la visión, lo que amplía las posibilidades de avanzar en las investigaciones
En esta asociación, actualmente participan personas con algunas otras patologías de la retina que causan baja visión (además del Stargardt). El sentido de esto, es acercar a pacientes y familiares, con distintas patologías, propiciando una interacción que les permita intercambiar experiencias y fortalecerse unos a otros. Por otro lado, el avance en los descubrimientos a nivel de prevención o tratamientos para algunas enfermedades, puede beneficiar en algún aspecto a las personas con Stargardt, ya que muchas veces, se generan combinaciones con otras patologías visuales.
Gracias.

Natalia Ottinger
Tel.: 15-3429-5472
info@stargardt.com.ar

STARGARDT Argentina + APNES
Asociación de Padres de Niños con Enfermedad de Stargardt
APNES es miembro de Fundación GEISER www.fundaciongeiser.org
APNES participa del ICORD 2010, VI International Conference of Rare Diseases
and Orphan Drugs www.icord2010buenosaires.net